sábado, 7 de agosto de 2010

Real higiene

Cuentan que Isabel I de Inglaterra era limpísima, que se bañaba una vez al mes "lo necesitase o no".
No he puesto lo de "limpísima" de cachondeo. La idea que tenía la gente aquella de la higiene era muy distinta a la que tenemos hoy, o no tenían ninguna idea de higiene. Hasta que llegaron los arabes, invasores pero más instruídos e higiénicos que nosotros.
Esto sucedía en España, en la atrasadísima y cochina España, en donde siempre se ha dicho que Isabel la Católica prometió no cambiarse de camisa hasta que se conquistase Granada.
Había poca higiene, de acuerdo, pero pienso que tanto una anécdota como la otra son invenciones del vulgo. El vulgo se pirra por lanzar infundios. A José Bonaparte le pusieron el apodo de "Pepe Botella" porque decían que era un borrachín. Los historiadores han demostrado que se trató de bulos y que como rey lo hizo muy bien. Pero era francés, impuesto por su hermano Napoleón, y eso no gustaba aquí. El pueblo quería la mierda de dentro y no las reformas llegadas de fuera. El pueblo adoraba a Fernando VII - "El Deseado" le llamaban - españolísimo pero hijo de puta hasta la medula, osea, todo un rey "a la antigua usanza" e incluso peor, un mastuerzo absolutista, un tirano, un iletrado, un asqueroso... Goya lo inmortalizó, al igual que a toda su real familia, y ahora se puede ver su careto de bestia en el Museo del Prado. Goya fue un testigo de los horrores de su tiempo: la monarquía, los desastres de la guerra y la tauromaquia.
Si me dicen que Fernando VII no se lavaba "ni cuando lo necesitaba", me lo creo.

4 comentarios:

Redaccion dijo...

TE olvidas de la iglesia,imperdonable. jejeje
En todo caso lavarse mucho no es sano, se cogen alergias y se debilita el sistema inmunologico.

Jota Uve

Obdulio de Oklahoma dijo...

Los extremos - y los extremismos - son malos.
Decir Fernando VII es decir también La Iglesia, y recordemos que la Iglesia de entonces era más hija de puta que la de ahora. ¡Menudos bichos los curas que apoyaron al carlismo!
¡Abrazos!

calimeroesmalo dijo...

Bueeeno, que cuando llovía todos se despiojaban.
Isabel 1 ( la 2º parte no me gustó tanto) un poco gusrrindonga si que podía ser pero al menos se bañaba en el Tamesis y luego salía reluciente.
Peor era Gandhi que se pasaba meses sentado ( muchos decian que meditando) pero era xke tenía fobia al agua y le acojonaba bañarse en el Ganghes, que lo veía muy sucio y lleno de cadaveres ( tiquismiquis que era el tio, ya vés).
Y luego tenemos al Rey , que es muy limpito pero que se baña en Soberano...( juas juas jajajaj, me rio yo xke es muy malo).
¡ Un abrazo!

Obdulio de Oklahoma dijo...

Los chistes malos pueden ser muy buenos, depende del estado de ánimo. A mi se me ocurre ahora que el señor Obama es partidario del ron "Negrita"
¡Viva el talento absurdo!