martes, 31 de agosto de 2010

Gloriosos mutilados

Leo en el Muy Interesante que los piratas pensaban que agujerearse la oreja mejoraba la vista. Pues eso, que a lo largo de los siglos la gente no ha dejado de pensar tonterías y cometer atrocidades. Se me ocurre si no pensarían también que arrancándose un ojo mejoraban el oído. Lo digo por los piratas esos que lucen un parche en el ojo. La verdad es que los aterradores piratas, o su representación imaginativa para novelas y películas, se nos muestran hechos unos mierdecillas con tantas mutilaciones: tuertos, patas de palo, garfios en lugar de manos...
El almirante Nelson también estaba hecho un cromo, y eso que no era un pirata, era un glorioso almirante. El almirante Carrero Blanco, que no era un pirata pero sí era un franquista terrible, terminó con todo el body destrozado de una sola vez, como si le hubiese acertado de lleno un cañonazo contundente.
Pensándolo bien, tiene más en cuenta ser pirata informático o presidente de la Comunidad Valenciana. Pero no me negarán que Francisco Camps con un parche en el ojo y Doña Rita la cazallera sosteniendo el bolso de Vuitton con un garfio, lucirían de lo más convincentes.
Millán Astray también estaba hecho un asco, pero él se gustaba. Para la gente marchosa una mutilación luce más que una medalla. ¡Jo, que distintos somos los homo sapiens aunque parezca que somos todos iguales!... Y luego están los chinos y los marroquís, unos hijos de puta que torturan y ejecutan a su antojo, pero son amiguitos de España. No quiero viajar a Marruecos para no volver con un parche en el ojo o algo peor.

8 comentarios:

Redaccion dijo...

Lo que mejora la vista es cierto. Como viajaban mucho se lo diria algun aculputor chino.

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Asombroso!

Buenas tardes, Don Jesús. Jo, mañana es mi primer día de currelo y no madrugo desde el día 26 que volví del Camino. Madrugar para no caminar es una putada, que al volante entra sueño.
¡Abrazos!

murron dijo...

Amigo mío, suscribo lo del agujero en la oreja. Parece ser que en determinada zona del lóbulo de la oreja hay una terminación nerviosa que está ligada a la agudeza visual, de la que yo carezco, por cierto. No veo ni tres en un burro¡¡
Lo de la Rita cantando aquello de un barril de ron, jajaja, sería de antología, con cacatúa en el hombro, por supuesto¡¡¡

Y en la India dejan tullidos a los niños o les queman los ojos porque recaudan más dinero pidiendo. Como está el mundo¡¡ Yo tampoco iría a Marruecos ni a China, que me han dicho que hay muchos chinos y me dan un poco de repelús, todos igualitos, que no soy capaz de distinguirlos.
Por cierto, contestados quedan sus mensajes, buen hombre, que ando un poco liada, Mañana empiezo a currar, que horror¡¡¡ vuelta al infierno eclesiástico¡¡¡ besos

Obdulio de Oklahoma dijo...

Coincidimos, hoy empiezo a currar yo y estoy escribiendo esto desde el trabajo. Siempre llego antes de mi hora para poder fisgar en el blog, correo y foro del Camino.
Vale, pues parece que he metido la pata, que lo de pincharse las orejas sí tiene que ver con la agudeza visual. Gracias a Don Jesús y a usted por abrime los ojos.
¡Besos!

ANITA dijo...

Jajaj que comparaciones me hace.
Mira que llevo un agujero en la oreja izquierda de un tirón de orejas con pendiente y ni por eso he dejado las gafas jajj.
Camps y Rita estarían de monossssss.
Besos con vista

calimeroesmalo dijo...

Me se ha olfimao usted de Jose Maria Ansar que cuando la gente le decía que ¡ NO A LA GUERRA JOPUTA! Él se lo pasó por el forro de los chinbolillos ( por lo que deducimos que es sordo).
Luego miró y remiró y dijo que España iba bien ( por lo que deducimos que es ciego).
Luego se marchó a los Estados Juntitos y aprendió Ingles pero al intentar hablarlo no se le entendía y al volver a casa se le entendía menos el idioma patrio ( por lo que entendemos que es tartamudo).
Luego dijo que la DGT a él no le podía prohibir beber y conducir ( por lo que deducimos que es gilipollas).
Y eso es todo en este bello post que nos ha creado Don Obdulio.
¡ Un abrazo Efusivo apañero!

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Hola, Anita!
Camps y Rita ya están muy monos, y son son unos monos sonrientes que enseñan mucho los dientes, pero de piratas estarían monísimos, razón tiene usted.
¡Besos pirateriles!

Obdulio de Oklahoma dijo...

Bien definido ha quedado Don Ansar gracias a su visión mordaz, Don Calimero.
¡Abrazos efusivos a montones!