sábado, 21 de noviembre de 2009

¡Enanos, cabrones!

Se ha sabido que a Mel Gibson le echaron para atrás en el casting de James Bond porque Pierce Brosman era diez centímetros más alto. Ya podrían pasar estas cosas en la política y nos habríamos librado de Aznar, o en el ejercito y no hubiese triunfado Franco. Es que hay muchos enanos cabrones que parece que han nacido para hacernos la vida imposible a los demás.

El 17 de Noviembre ha cumplido 65 años Danny de Vito, un actor canijo que da muy bien en papeles de cabroncete. El 19 de Noviembre ha sido el cumpleaños de Bo Derek, una pequeñuela a la que hicieron pasar por "la mujer 10" en una peli dirigida por su marido. Bo ha cumplido 53. La momia de Francisco Franco celebró su cumple el día 20. Bueno, lo celebraron los de siempre, que él está muy muerto por la gracia de Dios. Humprey Bogart también era chiquitajo, como la princesa Doña Letizia o María Teresa Campos.

En mi trabajo tengo una compañera de carácter agrio, léase mala hostia, que es la mujer más bajita en varios kilómetros a la redonda. Su culo es orondo, monumental, como el bombo de Manolo el del bombo. Es una mujer albondiga gigante, algo así como Danny de Vito en señora.

Un alivio para los enanos es cuando se encuentran con alguien más enano que ellos y pueden presumir de altitud. Esto ha pasado con la princesa Doña Letizia en la India. Subida a sus taconazos desacomplejadores ha humillado más de lo debido a la presidenta de allí, Doña Pratibha Patil. Lo mismo le sucede en China y en Japón.

Un estudio reciente demuestra que los "hobbits" de Flores eran más pequeños que los actuales pigmeos. Medían poco más de un metro y pesaban 32 kilos en vivo. En donde leo esta noticia añaden: "El diminuto hombre de Flores hubiera tenido que levantar la cabeza para mirar a la cara a un pigmeo" ¡Jo, pues a esta buena gente Mel Gibson y Doña Letizia les hubiesen resultado estratosféricos! Y a Paul Gasol seguro que le adoraban como a un dios. Los obispos también son unos enanos cabrones que adoran a su dios.

6 comentarios:

Jesús dijo...

Noto cierto prejucio de altura. Sepa que los bajitos consumen menos y son mas económicos.

Obdulio de Oklahoma dijo...

No sé, no sé..., dúdolo seriamente.
Los bajitos y las bajitas son muy puñeteros y a mi me da el barrunto de que comen mucho.
¡Feliz sabadete!

calimeroesmalo dijo...

No les gusta que les llamen bajitos, prefieren enanos o taponcillos.
De todas formas un enano o " Miniyo" tiene más ventajas sobre uno de nosotros en caso de incendio ( se axfixian más tarde) o si llueve tardan más en notarlo.
Desgraciadamente un dato que poca gente conoce es que mucha de esta gente muere en rampas mecánicas o escaleras Idem por no darles tiempo a saltar al llegar al final.
De todas formas yo humildemente suelo llamarles cariñosamente champiñones o tamponcetes para que se sientan más integrados en una sociedad con una tasa de prejuicios que no hace sino echarse piedras en su propio tejado.
¡ Un abrazo Obdulio de metro ochenta juas juas juas!

Obdulio de Oklahoma dijo...

Mido 2'35, Don Calimero, y eso sin tacones. Se ve que usted en cierto modo siente cariño por Aznar. Las cosas pequeñas motivan ternura, eso es verdad. Hace poco leí de alguien - estoy tratando de recordar quién, pero no me viene a la cabeza - que coleccionaba miniaturas. Me parece genial, porque así, al tener que mudarte de casa, no te genera un conflicto para el transporte.
¿Qué tal se va pasando el fin de semana?... Ahora voy a echar un vistazo a su siempre sorprendente blog.
¡Abrazos!

ANITA dijo...

JAJAJJA no es por na pero jaja es que tengo una vecina de metro y medio con la cual me llevo muy bien todo sea dicho, que gasta una mala baba del copón, a veces me supera y juntas un peligro jaja. Está hermosa pero es muy guapa de cara jaja al menos mi mala leche es genética señor Obdulio es un consuelo jaja.
Un beso en la cepa la oreja.

Obdulio de Oklahoma dijo...

Siempre se ha dicho eso de "pequeño pero matón" La verdad es que los que yo he conocido personalmente apuntan por ahí.
Un beso en el entrecejo.