jueves, 12 de noviembre de 2009

Mil disculpas

Diversos quehaceres y contratiempos me mantienen alejado de este blog. Puedo prometer y prometo que el sábado regreso con nuevos bríos, respondo a los comentarios pendientes, visito los blogs de mis amigos y cuelgo un post.

Disculpen esta interrupción y permanezcan atentos a la pantalla, ¡Gracias muchísimas!

7 comentarios:

calimeroesmalo dijo...

No pasa nada campeón, nos pasa a todo@s!!!
¡ Cuidate Obdulio!

ANITA dijo...

Por ser usted le perdonaremos caballero jejj.
Besotes en todo lo alto

Mr. Bojiggler dijo...

Tranquilo! No pasa nada, cada uno puede llevar el ritmo que quiera.

Un abrazo!!!

Jesús dijo...

Lo mismo, las sanguijuelas patronales no te dejan tiempo para nada.

Obdulio de Oklahoma dijo...

No, Don Jesús, mi trabajo es llevadero y gratificante, pero fuera de él hago otras cosas en la que me exijo mucho a mí mismo.

Intento cuidarme, Don Calimero, de momento no he cogido todavía la gripe este año. ¡Gracias por preocuparse de este humilde servidor!

Esos besotes en todo lo alto, Anita, ¿significa que me besa usted en la cabeza?... Pues yo se lo agradezco, y si me besa en otro sitio también se lo agradezco.

El ritmo que quiera o el que le permitan las circunstancias, Mr Bojiggler. Intento mantenerme al ritmo adecuado. Agradecidísimo por sus palabras.

¡Muchos abrazos!

ANITA dijo...

Ahora mismo no sabría decirle en que parte es todo lo alto, jaj mi manía a veces sin querer de decir las cosas con un segundo sentido es algo que me compromete jajajaj.
Pero tratándose de usted puede tomarlo como quiera ajajj.
BESOTESSSSSSSSS (en mayúscula porque son enormes)

Obdulio de Oklahoma dijo...

Pues mu agradecididísimo del tó o más entavía. A nadie le amarga un beso, o un dulce o Ava Gardner. Bueno, a Fraga Iribarne sí.
¡Besos! (Valen por los de muchas eses y mayúsculas)