martes, 31 de mayo de 2011

Relatillos superficiales (Primera entrega)

El nadador

Estudiaba natación por correspondencia y había hecho notables progresos. Por fin consiguió mantenerse a flote durante dos segundos, inpulsando su cuerpo enérgicamente con dos vigorosas brazadas.
Era la admiración de todos los lugareños de aquel árido pueblecito de la meseta. El tío Herencio, que era el más viejo y sabio del lugar, se atrevió a pronosticar: "Llevas muy buen camino, gañán; si lo haces así de bien de salón, cuando estés en el agua nadarás como el mejor de los nadadores olímpicos"

5 comentarios:

Obdulio de Oklahoma dijo...

Rumí y Calimero, he leído y contestado a vuestros comentarios en el post de abajo. Aún tengo problemas para conentarme de una forma continuada pero espero hacerlo pronto.
Abrazos!

El Periódico de El Prat dijo...

El tipico campeon olimpico español.
Pronto tendremos que irnos todos de España, eres un adelantado.

Obdulio de Oklahoma dijo...

Buenas, señor periodista!
Aquí todavía están las cosas bien, mañana tengo mi primera entrevista de trabajo y ya estoy recibiendo clases de inglés.
Abrazos!

calimeroesmalo dijo...

¿ No hubo un nadador negrillo que compitió en los Juegos olímpicos sin saber nadar o que había aprendido hacía muy poco y fué el más lento?
¡ Sin haberme leído la 2º parte pronostico que esto acaba mal o peor!
( Y si acierto me forro a vender velas negras , a lo Bruja Lola jajajajaja)

Obdulio de Oklahoma dijo...

Me suena lo que cuenta, pero el de este pueblo les gana a todos, seguro.
Abrazotes totales!