martes, 25 de octubre de 2011

Campeones muertos

El mundo exige muchísimo a sus ídolos para luego llorarles muchísimo. Las endiabladas velocidades que llegan a alcanzar las motos y los coches de carreras no pueden motivar la ilusoria esperanza de que nunca vaya a ocurrir una desgracia. Arriesgarse es correr un riesgo, valga la perogrullada, y a veces el riesgo se convierte en sangre sobre el asfalto y una vida menos. Esta vez ha sido Marco Simoncelli. Cuando ya se hayan secado las lágrimas, o antes, surgirá otro motivo, otra muerte "inesperada" para volver a llorar con ganas. Es la triste vida.


JUEZ Y PARTE

Mujer, tu problema no es sólo el maltratador, hay otro monstruo acechando: el juez machista, rémora de ese franquismo omnímodo que mandaba inocentes al paredón.


"GADAFIS"

En cierta ocasión Gadafi habló de su admiración hacia Franco. recuerdo a un etarra que se había puesto el alias "Gadafi" Un "trío perfecto" hecho para sembrar el mal, independientemente del credo político de cada cual.


CRISIS

"Ahora estamos ante la primera gran crisis económica del siglo XXI que cada vez se va pareciendo más a la de los años treinta. Aún no sabemos del todo la intensidad, duración y coste de la crisis, pero por la senda que vamos puede ser peor que la ocurrida hace más de 80 años"
Esto lo dice Pablo Martín-Aceña, catedrático de Historia Económica de la Universidad de Alcalá. Lo más curioso es que no dice que lo vayan a arreglar los señores Rajoy, González Pons, el alcalde de Valladolid o Benedictus XVI. Perdonen por el sarcasmo.

2 comentarios:

El Periódico de El Prat dijo...

Así es las carreras, tanto de motos como de coches tendrían que estar prohibidas como apologia del delito de conducción temeraria.
Lo mismo pasa con el capitalismo, se ha vuelto a estrellar.

Obdulio de Oklahoma dijo...

Según ellos no es conducción temeraria tratándose de una competición en un circuito, sino "conducción deportiva". Después de prohibir el tabaco, prohiba usted esto, je, je!