viernes, 4 de noviembre de 2011

Picaresca marroquí

De todos es sabido que los servicios sociales andaluces se encargan de acoger y dar educación a los menores marroquís que atraviesan el estrecho en patera. Pues a raiz de esto ha surgido una nueva modalidad de picaresca: Familias marroquís bien situadas económicamente llegan a España de vacaciones con sus hijos, y al regresar a su país "se dejan" aquí a los chavales. La idea: que el niño "estudie gratis en el extranjero"
Las autoridades han detectado hasta ahora siete casos entre los que hay familias de abogados y empresarios, y se han cursado las pertinentes denuncias, exigiendo el reembolso del dinero invertido en los chavales: 2.500 euros mensuales por cabeza.
La otra cara de la moneda es que hay unos 900 menores que sí que han venido a España porque en la "democracia" de Don Mohamed VI las pasaban putas, una "democracia" que "da trabajo" a 147.000 menores de quince años, siendo unas 80.000 las niñas menores de siete añitos que trabajan en el servicio doméstico por 36 euros mensuales, posiblemente en las casas de los "señores" que tienen a sus hijos "estudiando en el extranjero" Para echarse a llorar.

2 comentarios:

El Periódico de El Prat dijo...

Así está el mundo, buitres a la que salta.

Obdulio de Oklahoma dijo...

Yes, asquerosos buitres carroñeros.