domingo, 14 de noviembre de 2010

¡Adios, Berlanga!

Para ti también ha llegado el The End. Lo siento.
No trabajé en ninguna de tus pelis pero casi hago un anuncio contigo. Estuve en aquel casting para un spot televisivo de la ONCE. Ni te vi. Mientras hacía la prueba tú me mirabas algo alejado entre las penumbras de un patio de butacas. Creo que era el salón de actos de la ONCE.
Dejas un cine magistral que se va a recordar siempre. Los periódicos contarán muchas anécdotas curiosas, recordarán las palabras con las que te definió Franco: "Berlanga es un mal español" La cuestión es que tú eras humano y surrealista y él era otra cosa muy distinta... por la gracia de Dios.
Tu cine es muy bueno, Berlanga, buenísimo; tus comedias son geniales y hasta han servido para acuñar un término, "berlanguiano", como sinónimo de humor surrealista y esperpéntico, de humor muy inteligente.
Parte del éxito, todo hay que decirlo, se lo debes a ese excelente guionista que también ha muerto: Rafael Azcona. Detrás de todo gran director hay grandes colaboradores.
¡Adios, austrohúngaro!






¿De dónde cóño venimos y a dónde cojones vamos?... ¿O no venimos y no vamos?...

Sthepen Hawking y Roger Penrose están empeñados en convencernos de que no hay dios que valga ni cristo que lo fundó, que la creación del universo "no requiere la intervención de ningún Dios o Ser sobrenatural, sino que surge naturalmente de la ley física"
Esto me resulta muy refrescante y consolador después del empacho de clericalismo ultra con el que nos han obsequiado estos días Don Benedictus y su troupe.
Los científicos hablan de "fluctuación cuántica" e insisten en lo de la ley física. Pero los creacionistas contratacan: "¿Quién creo esa ley física?"
Los que no somos teólogos ni científicos estamos a dos velas. Yo sólo tengo claro que no creo en la iglesia ni en su dios, en ninguna iglesia y en ningún "dios de diseño" Mi planteamiento es muy simple dentro de su complejidad:
"¿Nos creo una inteligencia superior o somos cosa de las "leyes" físicas que van por libre?"
Desde luego, hoy por hoy, no puedo ser fundamentalista ni ateo, me parece tan irracional una alternativa como la otra. Son extremos opuestos que se juntan, como la ETA y el GAL. Permítanme que continúe con mi escepticismo.
Sólo sé que no sé nada... y además me jode.

9 comentarios:

Jota Uve dijo...

Sin duda el mejor director de todos los tiempos...es curioso como se va muriendo todo el mundo. Y nadie ocupa su lugar.
Mi opinion es que no somos nada, un poco de autociencia y no mucha, la sufiente para amargarnos la existencia.

Javi Rumí dijo...

El jueves cogí de la biblioteca (en la sección de videoteca, deuvedeteca o como narices se llame ahora) una peli que hace años que he querido ver y no había encontrado cómo: "Plácido". El viernes falleció Berlanga. Ha sido una triste casualidad. Yo hoy le haré un pequeño homenaje. Bienvenido Mister Marshall! es una de mis pelis favoritas, me parece una obra maestra de la comedia no española, sino mundial, y el nombre del pueblo "Villar del río" es la causa de que Villayna, mi programa de radio, empiece por "Villa".

¡Cuídese don Obdulio! Y disculpe usted que no pase por aquí tanto como debería.

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Hombre, Don Jota Uve, no sea usted tan pesimista!... Un genio del cine, por muy genio que sea, no deja de ser un entretenedor, y entretenedores hay muchos. ¿Tan bueno como Berlanga?... Ahora no, pero quizá dentro de unos años... Haylos, sin embargo, muy talentosos, como Berlanga, Cuerda, Almodóvar...
¡Abrazos!

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Güenas, Don Rumí!... Encantadísimo de la aparición suya por este humilde blog lastimero de todos los días. No sé disculpe, ya sé que anda liado, y muy liado a juzgar por la poca vidilla que le da a su blog. (He entrado un par de veces y no habías renovado)
"Plácido" te va a encantar, es un peliculón para saborearlo. En un principio se iba a llamar "Siente un pobre a su mesa" pero la censura no quiso. Con Cassen, el prota de Plácido, tuve el honor de trabajar en una peliculilla. Era una secuencia en la que tenía un plano con él. Yo estoy en la puerta del Palmar de Troya (la peli se titula "La de Troya en el Palmar") repartiendo octavillas a los peregrinos que van llegando y gritando que compren parcelas en el cielo, hermosas vistas, al lado de Saqn Pedro... En eso llega Cassen (que después será el Papa Clemente) y me coge una octavilla. Añadimos un efecto que se le ocurrió a él: que le doy sin querer con una octavilla en la cara.
¡Abrazos, Don Rumí!... ¡y muchos éxitos radiofónicos y televisivos, que usted se lo merece!

Obdulio de Oklahoma dijo...

Perdón, Don Jota Uve, en la penúltima línea, donde digo Berlanga, quise decir Amenábar

calimeroesmalo dijo...

¡ Descanse en paz Berlanga!
Pos yo soy esceptico por naturaleza, solo creo en el amor a 1º vista ( nos ha jodido si no, me muero solo sniff jajaja, en los marcianos, en los agujeros negros, en el vudú, los zombies, en los funcionarios honrados ( lo sé, suena muy ficticio, pero algo dentro de mí me dice que alguno habrá), en el Dios de los ascensores que aleatoriamente hace que te quedes atrapado y sin cobertura con una chica que podría ser una top model ninfomaníaca y con claustrofobía, en las monjas-vampiro, en los reflejos malignos de los espejos, en la chica de la curva ( yo la conozco, existe de verdad y vive en Romo, Las arenas, jamás nadie ha tenido tantos accidentes casi mortales en la misma rotonda y sigue circulando a diario por ella siguiendo dandose hostias xke no sabe lo que es un ceda), el 6º sentido animal, los malignos animales con bolsa y la secta de hombres que rezan a cruces.
¡ genial post Obdulio!
¡ Un abarcete!

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Buena mañana, Don Calimero!
Sí, hombre, sí, hay funcionarios honrados, algunos hasta se conforman sólo con sus sueldazos. Gente honesta también te encuentras por ahí.
Pues la putada es que esa chica venga a por tu coche en la rotonda. Yo ni siquiera he topado con la top model ninfomaniaca, no he tenido esa suerte, es que tampoco viajo mucho en ascensores, ni siquiera en montacargas.
¡Abrazotes, Don Calimero!

ANITA dijo...

Anoche vimos la Escopeta Nacional, la sacamos de la estantería al recordar en la tele sus películas.
Era grande si señor. Hay mucha gente buena en su trabajo pero otros son geniales.

Referente a la segunda parte de la entrada, prefiero no hacerme preguntas, total me atañe mas salir adelante, esté por quien este yo sola me tengo que buscar la vida.
Besos de cine

Obdulio de Oklahoma dijo...

Este es el "besos" más bonito que me ha mandado usted hasta ahora, ¡besos de cine!... ¡Oh, qué bien suena!
Sí, señora, Berlanga era mucho Berlanga, sus pelis se siguen viendo con admiración desde hace muchos años. Los buenos son atemporales, permanecen por encima de modas y cambios sociales: Lope, Quevedo, Shakespeare, Billy Wilder, Berlanga...
¡Besos en 3D!