domingo, 28 de noviembre de 2010

Moscas, mosquitos y moscones

Si usted es un buen bebedor de cerveza, corre el riesgo de ser atacado por los mosquitos más que cualquier otra persona que no sea tan aficionada al derivado de la cebada.
Sí, no les engaño, los mosquitos prefieren picar a los bebedores cerveceros que al resto de los seres humanos. ¿Por qué?... ¡Y que sé yo, cosas de los mosquitos, que son muy suyos!...
Bueno, al parecer. esto va en serio, porque lo dice un estudio del Instituto de Investigación Científica de Burkina Faso, y lo que dicen los científicos no es lo mismo que lo que dicen Aznar o Montserrat Nebreda. Los científicos son muy serios. Los políticos son la polla. Ustedes me entienden.
Las moscas, sin embargo, no tienen preferencias, molestan a todo el mundo sin distinción. Aunque las moscas cojoneras son muy selectivas. Las moscas cojoneras en un campo nudista se te posan en la punta de la polla a cada rato, cosa que requiere una especial habilidad porque la polla en estado de reposo cuelga y se balancea al ritmo de su propietario, pero las dípteras son sumamente acrobáticas y gozan de visión panorámica.
Los moscones prefieren a las señoras de buen ver, a no ser que estas se hayan casado con cocodrilos anti-moscones. ¡Jo, cualquiera se acerca a una señora protegida por un terrible cocodrilo!... Pues sí, los hay, por ejemplo: los testigos de Jehová, que son unos inconscientes empedernidos.
Y luego están las mosquitas muertas. Una mosquita muerta es esa vecina de apariencia angelical, modosita, muy reservada, de la que descubres el día menos pensado que se está tirando a tu marido.
¿Y qué me dicen de los mosquitos trompeteros?... En África se conocen como "mosquitos vuvuceleros" Siempre hay alguno jodiendo con la música muy alta.
Cualquiera mata a una mosca - Obama mísmamente - pero los mosquitos son más difíciles de pillar. Lo mejor es usar un repelente anti-mosquitos. No olvide usted de aplicarse el repelente anti-mosquitos si piensa acudir al quiosco de Anita a tomarse unas cañas. ¡O tómese unos güiscazos, como, para qué andarse con miserias...!

8 comentarios:

El Periódico de El Prat dijo...

Los mosquitos no son tontos, prefieren la sangre un poco cierto grado de alcohol. Seguro que a los de O'O no les pican

Obdulio de Oklahoma dijo...

Así es, señor periodista. Bichillos listos habemus.

ANITA dijo...

Pensando pensando, ahora se porqué me acribillan los mosquitos en verano, por la cerveza.
Es usted un crak hablando de mosquitos y demás sinónimos mosquiteros, hay también mosconas y suelen ser muy putas.
En el campo lo normal y menos raro es que un mosquito te pique el culito.
Y si estás con la cañita te pica enseguidita.
Cocodrilos anti.moscones jajajaj.
Por cierto que razón tiene con las moscas acróbatas oiga,son especialistas en situaciones criticas de apoyo y las muertas mejor librarnos de ellas.
Besos de mariposa

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Hello, mariposa primorosa!
Llueve en Murciapolis, me ha traído mi compañera Loli en su coche, que también vive en este pueblo. Ahora a aguantar el sueño para escuchar el Barça-Puto Madrid. Digo escuchar porque va en Digital Plus y yo no tengo esos lujos para lo poco que veo tele. Así que me lo montaré con RNE, que tiene muy buenos y simpáticos comentaristas.
¡Sí, señora, cuidadín con las mosquitas muertas, que tienen mucho peligro!
¡Besos de mosquetero furgonetero!

Alfonso dijo...

No sé en el resto de España, pero aquí en Catalunya tenemos afincado el mosquito tigre que, como su nombre indica, tiene el cuerpo lleno de rayas amarillas y más que agijón yo creo que tiene mandíbula colmillera.

Este verano he sido víctima por dos veces (no me bastó con una, pero como se dice que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, pues fueron dos), pues decía, que por dos veces, estos agresivos mosquitos orientales (para mí que son del vietcong) me dejaron los dos cachetes del culo totalmente acribillado de sus espectaculares y dolorosas picaduras.

¿Y cómo sucedió tal cosa? Pues por airear mis nobles nalgas en lugar aparentemente protegido de miradas indiscretas para evacuar las sobras del día anterior que apremiaban por ver la luz del sol.

Y, ambas veces, me fui a meter en guaridas del agresivo y expeditivo mosquito, que en cuanto ven carne en lontananza se abalanzan como si de una escuadrilla de ceros japoneses se tratase en plena formación de kamikazes. Y estás dos días que casi ni te puedes sentar.

La mala leche que tienen los jodidos mosquitos indochinos.

Saludos afectuosos.

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Je, je!... Se equivocó usted, Don Alfonso, el culo hay que mostrárselo a la jerarquía católica, a la banca y a los fachas. Usted se lo enseñó a esas criaturitas aficionadas a clavar el aguijón en epidermis sensibles o cerveceras.
Pues a mi no me pasó algo parecido de pura chiripa, ¡y en la parte contraria al culo! Iba yo de viaje - conducía otro porque aún no tenía carné - y mandé parar el coche porque sentía unas ganas enormes de orinar. Me baje, abrí la cremallera del pantalón, saqué eso que sirve para mear entre otras cosas y... ¡uf, qué susto!, a un metro de mi vi un aviso estremecedor: "Peligro, abejas" Me salvé pero el susto no me lo quitó nadie.
¡Abrazos!

calimeroesmalo dijo...

Curiosamente a mí la que me suele picar es la " mosca de los cojones", debe ser un derivado genético cultivado en laboratorio.....
¡ Si no, no me lo explico! jajajajaja
( xke yo de cerveza ni gota).
Me han bicado avispas, abejas, el revisor del tren, los mosquitos pero he ddescubierto gracias a usted miles de mosquillos mas y me he quedau con la mosca detrás de la oreja por si apareciese alguno más.
¡ saludetes Obdulio!

Obdulio de Oklahoma dijo...

Jo, pues aún no venden repelentes de revisores del tren. ¿Será porque el revisor ya es de por sí un bicho repelente?
¡Abracetes, genial y genuino Calimero!