miércoles, 3 de noviembre de 2010

Lameculos

Es una palabra que viene de antiguo. Mi "Diccionario de bolsillo del español actual Cumbre" lo define como "persona servil y aduladora" Voy a proponer a los académicos que elijan como sinónimos de lameculos "aplaudidor" y "reidor"
Las declaraciones bochornosas de Berlusconi, por ejemplo, son rematadas siempre por un coro de reidores y aplaudidores.
Aznar, al que se le fue la pinza hace bastante tiempo y que vive a cuerpo de rey por lo que le paga la derecha fascistoide yanqui, dispone de un coro permanente de aplaudidores y reidores.
La sabandija machista de Valladolid, esa rémora del franquismo, cuenta igualmente con su particular coro de reidores y aplaudidores, incondicionales inquebrantables que le rien sus viriles gracietas, un tipo de gracietas que hacen enrojecer de vergüenza ajena a cualquier ser humano moderadamente sensible.
Dicen que detrás de cada gran hombre hay una gran mujer. Yo añadiría que detrás de cada tiranuelo o zafio populista al uso hay una corte de lameculos infatigables, siempre dispuestos a pasar la lengua por el canalillo de las nalgas del amo.
Lamer la mierda debe ser una auténtica gozada para esa gentuzilla con reminiscencias de "cla" teatral o "risas enlatadas" de telefilme.

11 comentarios:

Jota Uve dijo...

Que sería de los poderosos sin su corte de lameculos....se hundiria la sociedad

Obdulio de Oklahoma dijo...

El que es lameculos para unos es muy hijo de puta para otros. Suele ser gente sin criterio que se arrima al que brilla un poco hasta que deja de brillar.

calimeroesmalo dijo...

Muchos amantes del beso negro hay por aquí, lameculos y frotachepas a patadas.
Lo que pasa que esos lameculos son los mismos que a la mínima que te descuidas te dan la puñalada trapera en la espalda.
Creo que hasta Dragó tiene a un grupo de reidores ( y no son japoneses precisamente pero gustan de trajinarse menores igualmente jajajaja) y Aznar tenía tb una chepa detrás que acabó desarrollando capacidad propia en su momento y ahora está mudo aún con sus problemas de dicción viendolas venir y esperando con el salvavidas para echarlo una vez ya se hayan ahogado los demás.....( que cabrón le veo un rato).
Yo quiero tener lameculos, pero de los wenos, como los que tienen los famosetes, que habalan bien o mal de tí por dinero y se les vé venir de lejos....
¡ Un abrasote!

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Esta vez ha vuelto usted muy pronto, Don Calimero!, ¡¿cómo van esos exámenes?...!, yo me examino el día 10 de lo mio y ya me estoy poniendo de los nervios.
Si, señor, los famosetes tienen muchos lameculos, y hay que ver que patéticos se ponen cuando caen en desgracia y le confiesan al periodista que los amigos le han abandonado.
¡Abracetes abrazotes!

ANITA dijo...

Hace tiempo me dijo una ex-compañera que aparte de dejar la piel en el trabajo tenía que ser mas lameculos, y la contesté que la única cosa de color caca que me gustaba era el chocolate negro. Por supuesto cuando una lameculos vino y chupo culos y pollas me quitó el trabajo de años.
Que sea feliz con sabor a mierda que yo no me bajo a lamer mas que el n........ de mi señor cocodrilo.
Besos honrados

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Uf, razonadas opiniones y al final... una de porno con el Cocodrilo!

Alfonso dijo...

De niño, la palabra que yo oia en mi pueblo para definir al rastrero lameculos era la de "lagotero". Se solia decir: "Ese es un lagotero".

Es palabra castellana ya no usada y que mucha gente ni ha oido pronunciar nunca. Pero entonces, y en la localidad de mi nacimiento, llamar a cualquiera asi era sinonimo de rastrero, o pelota adulador.

Junto con la envidia es uno de los "deportes" nacionales.

Saludos.

calimeroesmalo dijo...

De momento NOTABLES- SOBRESALIENTES---- Pero muy stresado, para que mentirle y con mucha falta de sueño.....

calimeroesmalo dijo...

¡ Suerte con su examen x cierto!

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Hola, Don Alfonso!
Supongo que el lameculos es en cierto modo un envidioso camuflado. Ha habido en la historia muchos lameculos que han aprovechado una ocasión propicia para dar la puñalada por la espalda a su amo. Los tiranos, por norma general, desconfían más de ellos que de los enemigos declarados.
Pues yo soy uno de los que no había oído nunca la palabra "lagotero". Antes de la globalización existió la "españolización", y los medios de comunicación "nos educaron" en una forma de hablar común. Antes de eso hasta los pueblos pequeños tenían su "microidioma". En el mio se han hecho estudios que han dado como resultado la localización de más de 500 vocablos exclusivos. "Quima" es la rama de un árbol, por ejemplo; "morrillo" una piedra, etc., etc.
¡Abrazos!

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Notables y sobresalientes!... ¡Hostias, Don Calimero!... ¡ENHORABUENA!
Pues yo me examino de lo de la conducción el próximo miércoles 10 ¡Me conformo con un aprobadillo, je!