martes, 21 de diciembre de 2010

Mohamed no jama jamón de Jabugo

En la cesta navideña de mi empresa, que hoy por la mañana recogeré, siempre hay un hermoso y suculento jamón. ¡Oh, el jamón, delicioso manjar no apto para gilipollas!
Determinados fanatismos basados en creencias mongoloides les hacen suponer que el cerdo es impuro y los demás animales son purísimos. Una idiotez más de la religión, en este caso de la musulmana. Y los más indicados para aceptar las ideas idiotas son siempre lo más idiotas.
Viene esto a colación de la noticia publicada sobre un niñato musulmán, imbécil galopante, que ha denunciado a su profesor por hablar del jamón en clase. No, no se trata de que el profesor haya obligado a comer jamón a su alumno en una acción de abominable tortura racista. Nada de eso, el profesor - José Reyes Fernández, del instituto Menéndez Tolosa, de Cádiz - daba una lección sobre el clima de montaña y puso como ejemplo que, en Trévelez, provincia de Granada, municipio más alto de Andalucía, donde el clima es frío y seco, se curan muy bien los jamones.
Pues el obtuso tradicional religioso le dijo que no hablase de jamones porque atentaba contra su religión o algo así. Don José le respondió que no le importaba lo que él u otros comiesen o dejasen de comer, y que estaba dando su clase.
En resumidas cuentas, pesa una denuncia sobre el buen docente gaditano por atreverse a decir que el aire serrano de Trévelez es bueno para curar jamones.
Señores blogueros, ahora va a resultar que hacer apología del jamón es peor que hacer apología del terrorismo.
¡Religiones, qué terribles inventos cuando las utilizan los hijos de puta y los tontos de baba!... Y hablando de babas, ¡se me hace la boca agua pensando en mi jamóncito!

4 comentarios:

ANITA dijo...

No creo que esa denuncia prospere, salvo que el tipico abogado gilipollas defensor del inmigrante se lo tome a racismo. Cosa que puede pasar porque esta mañana se me cruzó sin mirar una mora y no precisamente en el paso de cebra, saqué la cabeza la grite, TU ERES TONTA TÍAAA, y lo primero que me llamó fue racista.
Me parece una soberana chorrada esta denuncia, que pasa que ahora en nuestra propia casa tampoco podemos hablar de jamón. No quiero ni pensar si el profesor se come un bocata de este rico manjar delante el chaval, le denuncia por acoso jamonero.
Lo que digo, y nunca he sido racista pero hay situaciones que claman al cielo, los demonios vendrán y de nuestra casa nos echarán.
Disfrute de su Jamón y si se atreve le ayudo a mascarlo delante de una mezquita.
Besos con sabor a Jamón y vino de la tierra.
PD- ¿Le ha tocado algo, en Murcia calleron milloncejos?
A mi 12 euros de una participación jajjajajaja y estoy feliz y todo.

Obdulio de Oklahoma dijo...

La misma reacción de esa mora es la que ha tenido la madre del chico, ha llevado el tema a los tribunales achacándole al profesor una actitud racista.
¿Comernos el jamón delante de una mezquita?... Vale, pero con escoltas y con pasamontañas, pues nos convertiremos en el siguiente objetivo de Al Qaeda.
Pues no, no me toca la lotería nunca. Algún año he comprado un decimito pero esta vez he pasado, sólo dos papeletas de cinco euros del centro donde trabajo, y otras dos en una tienda de chuches de Cartagena.
Una anecdotilla de esta mañana. LLego de un viaje con un monitor y varios chicos y en eso sale a la puerta del centro una monitora a la que yo considero de un coeficiente mental bastante bajo, y le dice al monitor con su tono de verdulera: "¡No nos ha tocado nada!" Me quedo mirándola y la suelto: ¡Coño, ¿y eso es noticia?... ¿es que te ha tocado algún año?!" ¡La hostia... con que cara de mala leche me ha mirado!... Es la tipica persona a la que le he caído mal siempre y sin motivo, una tarada que sólo se relaciona con dos o tres tías más en el trabajo. Por eso me gusta putearla verbalmente de vez en cuando. Me costó un huevo que, por las mañanas, al llegar al trabajo, diese los buenos días. Lo conseguí a base de ironías.
Bueno, ya está bien de cotilleo por hoy.
¡Güenas noches!
¡Güebos besos!

calimeroesmalo dijo...

Pos me parece que esto es para reflexionar....
Osea, historicamente te hace pensar que los españoles hemos sido muy tontacos...
Si el Cid hubiese ido con una pata Jamón curado en vez de con espada, no hubiese habido tantos muertos ni nada de eso.
Si los soldados estos que van a Países Musulmanes a buscar armas de destruccion Masiva, llevasen Navidules con Bertín Osborne, Pos no habría muertes apenas...( Hombre, ninguna de las 2 partes quiere eso, pa k engañarnos pero en mi ejemplo nos reiríamos mas, sería mas sabroso xke una vez gastada la munición de enseñas y asustas- te la comes y si lo ves en un sketch es muy divertido. aparte que si uno de ellos te lanza granadas y tu le respondes lanzandole una ristra chorizos, sería la leche, verle huir o gritar x tenerlo en el cuello ).
La cosa es que lo de este profesor y este alumno me parece de chiste y desgraciadamente no hace sino demostrarme que cada día semos un poco más agilipollados.

Obdulio de Oklahoma dijo...

Tiene usted razon, Don Cali, hay que vencer a los sarracenos a base de jamonazos.
Lo jodido es que gilipollez y fanatismo suelen ir unidos a veces. Fijese usted, un tio entra en un mercado con un cinturon explosivo de deja cincuenta muertos... y resulta que era un gilipollas!, terrorifico!
ABRAZOS!