martes, 27 de julio de 2010

¡A casarse y a mearse!

¿Alguna de las blogueras que me lee va a casarse por la Iglesia?... Pues aprovecho para hacerles dos recomendaciones. La primera: Que intente que la case el obispo Munilla, con Munilla la ceremonia es más espiritual, ni punto de comparación. La segunda: Que se compre un "pañal para novias" Esto va en serio. Lo de Munilla era de cachondeo pero esto del pañal es verídico. Les informo: Teniendo en cuenta las dificultades que tienen las novias para orinar en tan señalado día, dado que van emperifolladísimas, pues una empresa muy emprendedora ha diseñado el primer "pañal para novias" Se pondrá a la venta en las tiendas de casamientos próximamente.
Si les casa el obispo Munilla, la ceremonia será muy larga y pomposa, dado que él es todo un señor purpurado, pero supongo que también habrán inventado los pañales para obispos prostáticos o con vejiga hiperactiva. ¿O acaso preferirán mortificarse a los ojos del Señor?... ¡Jesús, Jesús, y los controladores aéreos viviendo de puta madre y todavía se quejan!
Más informaciones interesantes en El Periódico del Prat.

7 comentarios:

ANITA dijo...

JAJAJJAJAJA me voy a casar solo para mearme encima jajajajjaja.
Anda que cuando corten la liga si algún gracioso lo sepa empiece, "que le corten el pañal" jajajja joer al que le toque la parte meada que suerte jajajajja.
Se imagina la noche de bodas el tufillo y la carne recalentada, como el novio tenga prisa..... jajajja.
Diría mil burradas que se me ocurren jaja pero me callo que luego me llaman cochina, se lo dejo a cali que seguro tiene una idea genial jajaj.
Que sepa usted que los obispos y cardenales llevan pañal por su estatus, los curillas no por eso se les sale tanto la pichurrina fuera jajajaja.
Besos nupciales sin pañales

Obdulio de Oklahoma dijo...

Me gusta eso de "pichurrina". A partir de ahora el urólogo se llamará "pichurrínologo"
Pues sí, el tema da para mucho cachondeo. Cuando lo he leído creía que iba de guasa, pero no, es en serio, va a comercializarse ese pañal. ¡Jo!...
¡Besos pañalpichurrinos!

Obdulio de Oklahoma dijo...

Mejor dicho: "pichurrinólogo", el acento en su sitio.

Alfonso dijo...

Es que hay gente pa tó, como dijo no se qué torero.

No sé si la idea prosperará, pero bueno, cosas más rara se han visto.

Por cierto, que ha ascendido de golpe usted al obispo, enemigo de los tibios, Munilla. Lo llamó purpurado, y con tal apelativo sólo se denominan a los príncipes de la Iglesia, los cardenales, que son los que van de color morado. Munilla, de momento, viste de un rojo tibio discreto. Aunque, seguro, que nuestro prelado estará deseando vestirse de princesa.

¡Abrazos!

calimeroesmalo dijo...

" Y ahora los novios daran sus votos:"
- Un segundito que ya.... Iummmmp ( ruidito de empuje y cara roja la chica y se agacha) ¡ Y ahora encima me tengo que poner un salvaslip, menos mal que vienen con super aplicaciones ultra aplicables y cada día esto es más sencillo de colocar y no se nota nada de nada!
¡ Amos, que día más especial!
jajajajajajajajaja ¡ Que weno!
¡ Un abrazu!

Obdulio de Oklahoma dijo...

La frase "hay gente pa tó" se la atribuyen al Guerra, y parece ser que es fruto de la ignorancia de este torero. La pronunció cuando le presentaron a Ortega y Gasset diciéndole que era un hombre que se dedicaba a pensar.
Pues podría defenderme de mi error de la siguiente manera: Munilla es purpurado porque se ha convertido en personaje de este blog y hago con él lo que quiero, ¡je,je!... No, la verdad, tiene usted toda la razón, es una muestra de mi ignorancia. Disculpas mil.
¡Abrazos!

Obdulio de Oklahoma dijo...

Yo no es inventado, Don Calimero, el pañalito para novias va a ser una realidad. Y como yo siga tan meón, a lo mejor termino poniéndome un pañal, ¡ay!
¡Abrazos!