viernes, 22 de abril de 2011

Primavera manchesteriana

La Primavera ha llegado a Manchester como a cualquier otra parte del Mundo, aunque no es lo mismo disfrutar de este tiempo bonancible, hermanado con la poesía, el romanticismo y la sexualidad, en Libia o Afganistán, por muy lindas que estén las amapolas en dichos paises. La Primavera también es signo de paz y armonía.
En Manchester la gente joven de sexo masculino se desnuda de cintura para arriba por la calle, cosa que en Murcia se hace cuando el Verano está más cerquita. Pero estos guiris ya se sabe que son muy calurosos. Los mismos guiris que yo veía ligerísimos de ropa en Murcia entrado ya el Otoño, son los que ahora se destapan con los primeros y tímidos rayos de sol primaverales. Y algunos se exceden. Hace días, en una concurrida plaza, tres muchachotes de veintitantos años, enseñaron sus partes íntimas a todo el que quisiese mirar. El alcohol ayudó un poco, por supuesto.
En Picadilly Garden hay una gran cantidad de surtidores de agua a ras de suelo. Los chorros se proyectan en vertical alcanzando diferentes alturas. Pues un enjambre de niños y adolescentes se lo pasan pipa colándose entre los chorros de agua, que apenas distan unos pocos centímetros de uno a otro. Desde niños de corta edad hasta muchachotes treintañeros se montan sus juergas en traje de baño o calzoncillo, entre las columnas de agua de Picadilly Garden.
Un buen número de jovencitas enseñan parte de sus encantos por la calle sin ningún pudor, lo que haría enfurecer a un furibundo censor de épocas menos "primaverales" Se ven generosísimos escotes y altísimas minifaldas y, bajo estas, "lujuriosas" medias y provocativos ligueros.
El mundo es un mosaico de lo más espectacular. En unos lugares hay despendoleo, en otros procesiones de Semana Santa y, en los más jodidos, guerras y hambrunas. Unos vuelven a crucificar a Cristo, otros se matan a bombazos y algunos se limitan a disfrutar de la Primavera mostrando al mundo sus bodys primaverales. A cada uno lo que le ha tocado. La vida es una tómbola, aunque la Primavera es parecida aquí y allá.

2 comentarios:

El Periódico de El Prat dijo...

Si hay otros que se lo montan mejor, ¿Pero que seria de nosotros sin la semana santa?

Obdulio de Oklahoma dijo...

Qué cosas dice, señor director!