lunes, 7 de febrero de 2011

¡Presos, fuera!

Uno de cada cien estadounidenses está en la cárcel. Aseguran que es la tasa más alta del planeta, de este planeta nuestro de cada día. En California - donde ha sido gobernador hasta hace poco Terminator - se han llegado a improvisar celdas en los pasillos.
150.000 reclusos, vestidos de color naranja, viven en las prisiones de la idílica California, y están repartidos en 33 centros cuya cabida es para menos de la mitad.
La Corte Suprema ha dicho que hay que liberar antes de dos años a 40.000 porque la masificación es anticonstitucional. Pues muy bien, que los saquen y que no sean malos para que no los vuelvan a meter.

6 comentarios:

El Periódico de El Prat dijo...

Lo que pasa es que allí el que la hace la paga, y aquí se van de rositas la mitad y mas.

Obdulio de Oklahoma dijo...

Y también hay muchísimos que no la han hecho y la pagan, llegando incluso a freirse en la silla eléctrica, siendo un buen porcentaje deficientes mentales. Estados Unidos es un país al que le encanta encarcelar a la gente y ejecutarla, independientemente de que sean malos o buenos.
¡Buen día!

ANITA dijo...

Habrá de todo como en botica quien lo hace y la paga y quien la paga y no lo hizo, pero en España si es cierto que hay mucho chorizo fuera.
Anticonstitucional tener a tanta gente en la cárcel, pues ya saben en dos años 40.000 de los menos malos a la calle, joer estos americanos son muy graciosos.
Besos de colores

Obdulio de Oklahoma dijo...

Pues si están acostumbrados a meter gente en la cárcel a mogollón, es lógico que también los saquen a mogollón. Me acabo de acordar de una película divertidísima del difunto Berlanga: "¡Todos a la cárcel!"
¡Besos en libertad!

calimeroesmalo dijo...

La mejor solución para los presos Estadounidenses va a acabar siendo lo que se viene haciendo en España, ya verá, meterlos en política y dejarles manejar nuestras finanzas y futuro.....
¿ Vé que fácil? Y pensar que antes decían que venías con un pan bajo el brazo y ahora resulta que era un chorizo.....
Mmmmmm ¡ Bocata chorizo!
¡ Abrazotes!

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡No, por favor!, ¡no nos amenace de esa manera, Don Calimero!
Los chorizos no se meten en política, se hacen chorizos cuando ya están en ella, especialísimamente en la derecha pepera.
¡Abrazos de viernes tarde en España despejada y soleada!