miércoles, 2 de febrero de 2011

Un pinchazo en el culo

Sufría un flemón isoportable desde hacía dos días. No tuve más remedio que acudir a urgencias después del trabajo. Los que han acudido alguna vez a urgencias ya saben que lo de "urgencias" es un eufemismo (a no ser que vaya uno desangrándose) Hay muchos seres dolientes a los que se les ha ocurrido ir a urgencias el mismo día que tú y a la misma hora.
Hora y media más tarde me llaman. Doy por bien empleado el tiempo de espera pues he dormido a ratos y he disfrutado con la bronca de la señora de la limpieza a un guarro que había escupido en el lavabo.
La doctora, una cincuentona bajita y simpática, diagnostica acertadamente: la maldita caries es la causante de mi desgracia. Me dice que siga tomando el antibiótico que estoy tomando desde el día anterior, el que me había aconsejado un farmacéutico, y me receta otro más una inyección.
Espero con el resto de sufrientes y familiares a que me llamen para la inyección. Me llaman. Esta vez se trata de una jovencita cachonda mental.
"¡Le voy a poner una inyección en el culo!", me dice con una sonrisa de oreja a oreja, como si disfrutase acojonando la muy cabrona.
Observo que la puerta ha quedado abierta. Al otro lado están todos los doloridos.
"Pues cerraré la puerta para que no se haga muy famoso mi culo", digo.
La muchachita ignora que este culo y lo de delante han estado en los escenarios junto a tías en cueros mucho más macizas que ella. ¡Oh, qué pueril me resulta mostrar un aspecto parcial de mi culo a una profesional de la jeringuilla y el algodón!
Se echa a reír y el ambiente se torna más distendido. "¡Pues le va a doler!" , exclama intentando ser un poco más convincente en su rol de amedrentadora. "¡Joder, lo que me duele es este flemón!", respondo.
Me pone la inyección y me dice algo que me suena a piropo:
- ¡Qué culo más duro tiene!
- ¿Sí?... ¿en serio?
Aquí no sé cómo reaccionar. Lo entiendo como un piropo porque me parece que tengo el culo algo blanduzco por mi calidad de preanciano.
Y lo más fantástico de todo es que no me duele la inyección. Se lo digo pero no me cree. "¡Palabra de honor, ni me he enterado!"
Y yo, que en mi tierna infancia, tenía aunténtico pavor a las inyecciones y me parecía un ser monstruoso la vieja practicante. ¡Y ahora me lo paso bomba!
Estoy por ir más veces a que me pongan inyecciones aunque no me duela nada. Se pasa bien, se duerme en la sala de espera y te hacen agasajos al culo.

10 comentarios:

El Periódico de El Prat dijo...

Jo que suerte, en mis tiempos las inyecciones contra el dolor de muelas se ponían en la boca.

Teté dijo...

¡Que buena anécdota!

ANITA dijo...

JAJAJJAJ que bueno, nadie como usted para sacarle la guasa a una inyección, al menos le tocó la simpática enfermera, porque algunas ponen banderillas y son mas rancias que un loncha de chope de 6 días.
Al menos se lo pasó bien,dentro de lo que cabe. Espero su flemón esté mejor y no le duela.
Besos curativos en el culo también

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Joder, Anita, ¿me manda usted "besos en el culo"?!... A ver si va a enterar el Cocodrilo y mi vida corre peligro, no me gustaría que me clavase sus colmillos en el culo.

Pues sí, todo fue simpático en esa tarde-noche de urgencia, y nada de lo que cuento lo he inventado, así pasó.
Sí, mi flemón está mejor, pero aún sigue, más pequeñito, pero el dolor pasó con la inyección. ¡Gracias por sus buenos deseos!

¡Besos donde usted quiera!

Obdulio de Oklahoma dijo...

Así es, Teté, una anécdota simpatiquilla. Están bien organizados en Urgencias, pero, como va tanta gente, la cosa funciona lenta.
¡Besazos!

Obdulio de Oklahoma dijo...

Pues en algo hemos avanzado, amigo redactor jefe.
¡Saludos a la insigne redacción!

ANITA dijo...

No corre peligro puede estar tranquilo jajajjajaj

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Uf, qué peso me quita de encima!

calimeroesmalo dijo...

que bonita historía!!!!
Se parece a las que he pasado yo en las Urgencias de los hospitales pero sin gritos, sangre, dolor, medicos que me tiren cosas encima de la pierna recien operada, me administren cosas a las que soy alergico y traten de matarme !!!!
Oingggggg!!!!!!!
( No en serio, odio a esos psicoticos)
Que suerte que haya dado usted con una maja, xke yo voy a mirarme una cosa que se me ha metio en el ojo con el oftalmologo y empiezan metiendome un supositorio, haciendome placas y acabo con inyecciones, escayolado y por poco operado....
Y no lo digo en cachondeo....
¡ Un abracete!

Obdulio de Oklahoma dijo...

Le entiendo, amigo Calimero, usted ha tenido mala folla en general y yo tuve una tarde entretenida. ¡Bueno, por lo menos está usted vivo!, dele las gracias a Deus a Don Bene, que es lo que se lleva.
¡Abracetes de sábado sabadete!