jueves, 8 de septiembre de 2011

Mis profecías

Me atrevo a hacer una profecía: el próximo presidente del gobierno español tendrá barba. Voy a ir más lejos en mi predicción: va a ser un hombre de barba canosa. Y todavía me arriesgo a más: Es un hombre más joven que la Duquesa de Alba y mayor que Leo Messi.
Ya lo ven ustedes, con este arte adivinatorio que tengo me río yo de los mayas, Nostradamus, Octavio Acebes, la pitonisa Lola y las encuestas del CIS.
El actual presidente no luce barba ni bigote; el anterior tenía bigote - sigue teniéndolo - y muy mala hostia, pero no tenía barba; el que precedió al gruñón de las Azores se afeitaba diariamente; y los dos anteriores también eran hombres de barba afeitada. Por todo lo cual, mi profecía es muy interesante. Si se cumple haré otra sobre el próximo papa. De momento me atrevo a anticipar algunos detalles: va a ser un hombre mayor, religioso y sin barba.
Ahora estoy haciendo la carta astral de la Duquesa de Alba y su novio; osea, trato de ver como les va a ir el matrimonio, porque no sé si sabrán ustedes que se casan. De momento veo que van a tener tres niños y una niña, como los Urdangarín. Después del cuarto parto, ella se quedará viuda y mantendrá una relación corta pero muy apasionada con un torero. Pero no puedo decir cómo se llama el torero porque todavía no ha nacido.
Y esto es todo de momento. Para ser mis primeras predicciones, creo que no está nada mal, verdad?

3 comentarios:

Javi Rumí dijo...

Yo voy un poco más allá. El próximo presidente del gobierno tendrá barba canosa, será más joven que la Duquesa de Alba, mayor que Leo Messi y se llamará Mariano Rajoy.

El Periódico de El Prat dijo...

Ojala se equivoque en todas sus predicciones...todavía ha de salir el mirlo blanco que le de la vuelta a las elecciones.

Obdulio de Oklahoma dijo...

Creo que la predicción más arriesgada es la de El Periódico, señor Rumí, pero no por eso menos factible de que se cumpla.
Abrazos a ambos!