lunes, 18 de enero de 2010

Aguila Coja al habla

¡Hola, amiguitos, soy Aguila Coja, el super héroe que surca los cielos con su flamante estilo volador y su patita chunga!
Lo de la patita tiene su historia: Resulta que un día me dio por volar muy cerca de la superficie marina, casi rozando las olas, ¡audaz que soy yo!, y en eso que se asoma a la superficie el hijo de puta del tiburón, el que una vez intentó merendarse a Batman, y ¡ñam!, ¡ñam!, visto y no visto; oye, que me comió media pata como quien le pega un bocado a un donuts.
Los tiburones son muy suyos, no respetan a nadie, y yo me sé el motivo: andan muy escasos de espiritualidad.
Ya me he acostumbrado a volar con media patita menos; mi problema ahora es que no puedo cargar mucho peso, tengo que escoger víctimas ligeritas. Las aguilas no podemos estar sin cazar, nos da la depre enseguida. Menos mal que me han concedido una ayuda por discapacidad y así soporto mejor el infortunio. Quien no se consuela...
Ahora, eso sí, al tiburón se la tengo jurada. Yo no perdono. Voy a meterle una carga de goma 2 por esa bocaza criminal apestosa que... ¡pumba!, ¡a la puta mierda con el tiburón de los cojones!
Queridos niños, no os fieis nunca de los tiburones, que son unos hijos de puta de lo peor. Si un tiburón, es un suponer, te llama, niño que me estás leyendo, para decirte: "ven, cariño, que tengo unos caramelitos muy ricos para ti", tú le contestas con energía: "¡Métele los caramelitos por el culo al obispo Munilla, tiburón terrorista repugnante!"
¡Adios, amiguitos!, ¡me voy volando!, ¡hasta la próxima!

CRÓNICA FICCIÓN
Las noticias en un principio fueron confusas, como corresponde a este tipo de catástrofes. Nuestro corresponsal en la zona, Anselmo Plaza, nos pasa la siguiente nota telefónica: "Ya están aterrizando en el aeropuerto de Barajas los primeros aviones con ayuda humanitaria. Después del tremendo impacto emocional, autoridades y voluntarios comenzaron los trabajos de desescombro, rescate de cadáveres y ayuda a los heridos. Las imágenes que he presenciado son inenarrables, es la mayor tragedia acaecida en Madrid en toda su historia, un terremoto de magnitud 7 grados en la escala de Richter, con epicentro en la famosa Puerta del Sol, que ha dejado practicamente destruída la capital. He visto el lugar que ocupaba El Corte Inglés de la calle Preciados convertido en una montaña de escombros tras desplomarse como un castillo de arena. A lo largo de la calle Preciados, entre Sol y Gran Vía, se abrió una profunda grieta que engulló a las miles de personas que transitaban en el momento de la primera sacudida. Espeluznantes escenas las vividas en la sede de la Comunidad Autónoma, antigua "Casa de la Panadería" e histórica "D.G.S." durante el franquismo, además de célebre torre de las "campanadas de Noche Vieja" Bomberos, médicos y voluntarios dedicaron todos sus esfuerzos a extraer cadaveres y heridos entre los numerosos funcionarios sepultados. Los periodistas centramos nuestra atención en el cadáver horriblemente mutilado de una mujer rubia. Sus ojos, abiertos aún, retenían todo el espanto vivido en los horribles instantes en los que la tierra enloqueció. Doña Esperanza Aguirre, descanse en paz.

6 comentarios:

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Hola, Anita!
Me he quedado con las ganas de escuchar el video que nos pones, no sé cómo va lo del sonido en este ordenador. En cuanto lo solucione, durante el día de hoy, te comentaré. Veo que hay fachas incordiándote, son de los que disfrutan del progreso y ventajas de la democracia y sin embargo te salen con la soplapollez de que echan menos Franco, y la mayoría son niñatos incultos que no vivieron aquella época, que no pasaron necesidades de todo, desde comida hasta sexo, incluyendo lo principal: libertad; que no fueron fusilados sus padres; que los curas y monjas no abusaban de ellos o les daban de hostias por cualquier cosa, etc., etc., etc...
Esa es la "masa social" de votantes del PP, los "manos limpias" que denuncian a Garzón por investigar los muertos del franquismo, y los expoliadores del patrimonio nacional. ¡Un atajo de imbéciles con muy mala leche!

¡Besos mañaneros, Gran Anita!

Jesús dijo...

Si hubiera un terremoto en ESpaña ibamos a ver si estamos mas preparados que los haitianos, que al fin y al cabo tienen un desastre cada pocos años.

ANITA dijo...

Mi querido Obdulio, estos fachillas de pro son algo pesados. Igual piensan que con decir si levantara la cabeza nos cagamos. Pero ya se cagó bastante gente y murió apaleada por discernir de la dictadura, parece ser que de eso no se acuerdan o no les tocó de cerca.
Y si es verdad que la mayoría son niñatos que ni siquiera vivieron los tiempos. Si creen que es legal darle a una niña de 7 años de hostias las monjas por fallar una nota del cara al sol,me cago en sus tripas. Pandilla de impresentables.
Besos anti facistas

ANITA dijo...

Aguila coja jejej a la caza del tiburón cabrón. Muy buena la historia,si señor yo le echo una mano. Que puntillas como me gustan.
Desde luego se nota cuanto quiere a la rubia jajja.
Besitos de piraña

calimeroesmalo dijo...

Bien triste la historía de Aguila coja.. Me recuerda a la del Aguilucho colorado pero weno.. Hay niños delante...
Lo de Madrid ha sido un desastre de proporciones épicas.
Cuentan que en medio del concierto eclesiastico que se estaba organizando, los escombros se vinieron encima de Rouco Varela y la baronesa Typpex y se tuvieron que devorar sus miembros cercenados tras semanas alimentandose solo de su propia orina.
¡ Gracias a Dios el nuevo presidente en funciones Aznar pudo socorrer a miles de ciudadanos corriendo a sprint y repartiendo la ayuda tras el desastre en el congreso de los diputados cuando un crater se los tragó!
Un abrazo Obdulio!!!

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Feliz miércoles, Don Calimero!
Pues no me parece bien que Don Rouco Varela se haya bebido su propia orina, eso es un pecado contra el sexto mandamiento, ¿o no? Tenía que haberse comportado como un mártir genuino.
Lo de Aznar no me lo creo. Corrió pero para escapar de la tragedia, lo mismo que Doña Esperanza aquella vez, que la faltó tiempo para tomar un avión y huír hacia España. Los fachas no salvan a nadie, lo hunden más.
¡Abrazos, insigne Calimero!

Sí, quiero mucho a mi mentirosa y analfabeta davorita. Ha dado usted en la diana, Doña Anita.
¡Besos anti monjiles!

Pues sí, Don Jesús, lo ibamos a tener jodido. Por estas tierras del sureste hay "débiles" movimientos de tierra. A veces se sienten en Murcia capital, pero hasta ahora no han pasado de temblorcillos. Ocurre lo mismo en una zona de Toledo. Hay un pueblo que debe su nombre a estos seísmos, pues los sufre desde hace siglos, se llama "Tembleque".
¡Abrazos!