viernes, 8 de enero de 2010

Está fácil

Mis amigos y yo pasamos el control de seguridad del aeropuerto. No llevamos armas. No llevamos ningún objeto cortante. No llevamos ningún líquido inflamable...
En cualquiera de las muchas tiendas de la zona de embarque compramos botellas de whisky. Las venden muy caras pero nos son muy útiles para lo que queremos.
Una vez en el avión, con los vidrios cortantes de las botellas, reducimos a la tripulación y nos hacemos con la aeronave. Luego la estrellamos contra Torre Picasso, la Giralda o la Sagrada Familia, lo que nos pille más a mano. Total, somos mártires de Alá y nos esperan las hurís en el Paraíso.
También podemos sacrificarnos haciendo estallar bombas en los trenes. Ya se sabe que en los trenes no ponen escáners y lo de Atocha nos salió muy bien. Siempre habrá una posibilidad para que cometamos la masacre. Está fácil.
Mis amigos son mis camaradas, mis hermanos en la fe. Por supuesto que el whisky ni lo probamos, no está bien visto a los ojos de Alá. Y otra cosa, nuestras mujeres no pasarán por los escaners porque el desnudo es pecaminoso. Seguirán poniéndose cinturones con bombas para martirizarse entre la multitud. Las explosiones enormes con cientos de víctimas son hermosas a los ojos de Alá. ¡Alá es el más grande!

7 comentarios:

Alfonso dijo...

¿Por qué a los dioses les gusta tanto el sufrimiento de sus criaturas? Si no hay derramamiento de sangre no están contentos. En el libro de Isaias se cuenta que Dios encargó a Dan, uno de los 12 patriarcas de las tribus de Israel, que se dirigiera a la tierra de Lais, habitada por gentes pacíficas y laboriosas que desconocían las guerras y tan siquiera tenía ejército. Ordenó la invasión de esas tierras, atravesaran a punta de espada a todos sus habitantes masculinos y luego se repartieran sus mujeres y las violaran para tener descendencia propia. El patriarca así lo hizo y literalmente dice la Biblia "Dios sonrió satisfecho" O sea, tal como lo haría un gran cínico e hijo de puta.

Menos mal que aun hay gente cuerda en occidente, cuyo ejemplo lo tenemos en un padre de la patria norteamirana, el senador Ernie Chambers, que ha demandado a Dios ante los tribunales (ha sido aceptada), acusando a Dios de provocar "espantosas inundaciones, egregios terremotos, horrendos huracanes, terroríficos tornados, perniciosas plagas, feroces hambrunas, devastadoras sequías y guerras genocidas". Estas catástrofes, según él, han provocado "muertes generalizadas, destrucciones sin cuento y aterrorizado a millones y millones de habitantes de la Tierra, incluidos inocentes bebés, niños, ancianos y enfermos". Afirmando en su denuncia que Dios "no ha mostrado ni compasión ni remordimiento".

Como el senador tiene clarito que no existe posibilidad alguna de que el Creador se presente en los tribunales, optó por citar a "representantes de varias religiones, denominaciones y cultos que, de manera notoria, reconocen ser agentes del demandado y hablan en su representación".

El senador pidió al juez que acogió la demanda que le haga un requerimiento permanente al demandado a fin de que "cese sus acciones destructivas y sus amenazas terroríficas".

El legislador aseguró que ha hecho "razonables efuerzos" para invocar al demandado, con constantes llamados para que se manifieste, aunque sin éxito.

Os puedo asegurar que lo anterior no es un monólogo de Gila.

Como dijo el torero aquel "hay gente pa tó"...

Que paséis un buen fin de semana... Y por si acaso, defendámonos de los dioses.

Obdulio de Oklahoma dijo...

La Biblia es una sucesión de matanzas y aberraciones de todo tipo, con ese dios fulminador que lo preside todo.
Lo del senador que denunció a "Dios" - el entrecomillado es obvio - me resulta de cuento fantástico, aunque en USA, país de las sectas más extrañas, todo es posible, desde lo irracional hasta lo creativo. Tenía que haber denunciado directamente a esos "ministros divinos" por estafar al pueblo.
Cuando mi ex no dejaba de insistir en que acudiera al bautizo de mi hijo (al que finalmente no acudí)también me parecía a mí que manteníamos un diálogo absurdo del genial Gila.
A lo del torero aquel añadiría yo: "hasta para torerar"
¡Abrazos, Don Alfonso!

calimeroesmalo dijo...

¡ Si la cosa es acusar a Ala!
¡ Anda que usted y sus amigos no son sanguinarios ni nada!
¡ Voy a quitarle la palabra, no me gustan los terroristas suicidas!
Tan pronto hablas con uno como al día siguiente te deja tirado y no vuelves a saber de él ( fiate tú si le dejas dinero) y encima lo dejan todo hecho un asquito). O peor, te pasas 17 horas de retraso en un aeropuerto o 48 horas ( si eres de CENSURADO PERO ES COMPAÑÍA ESPAÑOLA) ¡ Y cuando por fín enbarcas y ya te has relajado y tu tensión arterial es normal porque ya estás volando, llega un ceporro de esos, toma el mando, desvia el vuelo ( que tu te preguntas sin saber que es un martir...¿ Ha vuelto Melendi a beber en la sección de cabina? ¡ Y luego es que toman tierra con el morro! ¿ A quien reclamas? ¿ Ein? ¡ Porque si sobrevives encima la compañía se lava las manos!. ¡ No señor! ¡ Eso no se hace!
En mi caso tenemos un metodo más sencillo para secuestrar vuelos y llevarlos ande queremos pudiendo pasar todo tipo de escaneres de esos.
Cogemos un vuelo barato, que vaya lo más cerca posible y solo Ida, nos llevamos a Melendi y a un a tipo Negro. Le damos Ginebra a Melendi y cuando está cocido le decimos que la lie. A Nuestro amigo Negro le ponemos un pasamontañas cuando esté dormido.
Asaltamos la cabina cuando salgan a ver que es el escandalo que monta Melendi y armados con embutidos les golpeamos hasta que cooperen a llevarnos ande queremos.
Al aterrizar la policía entrará en el avión y solo se llevarán a nuestro amigo Negro ( recordar que si decidís ir a EEUU o lo disparan nada más entrar o lo condenan a muerte sin preguntar).
¡ Y ya está, un secuestro aereo sin victimas!
( mientras la poli vea al negrito nadie os recordará, mirad las noticias, triste pero cierto).
Por cierto, ser martir de Ala no se que tal será pero yo me quedo con su hijo ?¿? Alita de pollo y si es de Kentucky Fried Chicken , mejor que mejor.
Aviso con paquete pero ya viene descargado!!

calimeroesmalo dijo...

Aviso último quería decir abrazo jajajajajja

ANITA dijo...

Que malosssss, desperdiciar un buen wisky por la causa. Manda huevos.
Hoy escuche una loca que decía:
Mi marido es un martir ha muerto gloriosamente, después de morir haciendo estallar una bomba y matar a todo el que estaba cerca.
Toma causa, mejor se hubiera bebido es liquido de una buena botella igual se pega un buen viaje y no jode al prójimo.
Dios Alá o perico de los palotes los perdone a todos ustedes jeje.
Hay que prohibir la venta de botellas de licor en los aeropuertos, ya puestos ¿que mas da otra?
Espera igual comiendo una capsula de venenoso gas con un pedo hacemos lo mismo.
Que pongan el escaner nuevo coño, es lindo ver las tetas, los michelines si te has depilado o el tamaño del pene de los terroristas.
Besos de una santa mujer yo misma.

Jesús dijo...

Por suerte los trenes no tienen glamour, estan llenos de pobres. Otra cosa es viajar a Washington, New York o Paris-Londres. En el fondo estos terroristas son unos snobs.

Toca cambio, próximamente desaparecerá mi blog en Blogger. Atentos a las pantallas.

Obdulio de Oklahoma dijo...

Estaré absolutamente atento a las pantallas, Don Jesús. ¿Y por qué está mudanza?... Bueno, ya nos contará.
Pues llenos de pobres, o medio pobres, estaban los trenes de Atocha, y ya ve usted que hecatombe.
¡Abrazos!

Así es, Anita, desperdician el güisqui y el jamón, incluso el pata negra. No todos, por supuesto, que también los hay síbaritas. Pero los mártires son cumplidores de los preceptos. La cosa es que no llevarle la contraria a Alá para que no te quite las hurís en el Paraíso. ¿Se imagina usted un Paraíso sin hurís? A propósito, ¿y las tías no tienen derecho a boys en el Paraíso?... Me temo que no, la mujer no cuenta, hasta este punto son retorcidas las religiones.
Pues no, no creo que se vea nunca el pene de un terrorista en el escaner, a no ser que lleven algún arma sofisticada oculta en el ano. Esa es otra, lo que hay dentro del ano no lo ve el escaner, y los presos de las cárceles francesas, según se narra en el libro "Papillón", se introducían en el ano un fino estuche del grosor de un bolígrafo con billetes enrollados, y eso, obviamente, no aparecía en ningún cacheo. Podrían introducirse algún tipo de sustancia o arma. Ya lo estarán pensando.
¡Besos pacifistas de Año Nuevo, Súper Anita!

¡Jo, qué estrategía, Señor Calimero!
Pues a mi me daría miedo viajar en un avión con Melendi. Le cuento una cosa: A mi me encanta la ventanilla en los aviones, disfruto contemplando el paisaje como si fuese un niño. Pues si un día llego tarde a la puerta de embarque y ya ha subido todo el mundo, no me quedo sin asiento de ventanilla. La mayoría de los viajeros son muy caguetas y rehuyen la ventanilla. Hasta ahora no me ha ocurrido que me quede sin ventanilla.
Pues yo del pollo todo, como del cerdo. ¡Es que somos unos jodidos infieles, no tenemos arreglo!
¡Abrazos, Gran Calimero!