jueves, 14 de enero de 2010

Infiernos

Más de cincuenta mil muertos y unos tres millones de heridos en el país más pobre de América. Fotografías estremecedoras. Escenas dantescas. Vivencias horribles.

Los hijos de puta de siempre seguirán amenazándonos con el infierno de sus fantasías sectarias irracionales. Necesitan creer en un infierno aquellos que no lo sufren en esta vida, los que hacen un infierno de las vidas de los demás.
Este mundo es un lugar abonado para que broten infiernos por doquier. Los demonios son muchos y no descansan, desde el demonio de las catástrofes naturales hasta los miles de demonios que, alzados en púlpitos y tribunas, putean a millones de pobres. La vida sigue igual.

El obispo Munilla ha dicho que nuestra "falta de espiritualidad" es peor que la desgracia que están sufriendo en Haiti. Puestos a decir barbaridades, me cago en la puta madre de este brujo de su tribu.

Tremendo viento el de ayer. Las bicicletas no son para el viento. Ventarrones invernales nos alejan a los sufridores ciclistas de nuestro deportivo medio de locomoción. ¡Putaditas meteorológicas!

El Atlético de Madrid ha salido de su pequeño infierno deportivo. ¡Cinco golazos le ha metido al Recre!... Ya estamos en cuartos de final. ¡Viva el Glorioso Atlético de Madrid!

6 comentarios:

ANITA dijo...

El Munilla ese es un gilipollas ¿como demonios puede decir algo así?
Que se cree que va a convertir a alguien. Que absurda es la puñetera iglesia. Bastante están sufriendo esas palabras no alivian cabreannnnnnnnnnnn.Patada en los huevos.
Viento fogoso amigo, primero la lluvia, segundo la nieve y ahora viento, pues la bici en casita.
Nos están sorprendiendo algunos equipos yeaaaaaa todo el que no sea blanco me alegra jajajjaaj.
Besotes anti Madrididistas.

Alfonso dijo...

Estimado Don Obdulio, y estimada Anita, un saludo afectuoso.

Mientras abría su blog, antes de leer nada, estaba acordándome de la tremenda tragedia de Haití y cagándome en todos los putos muertos del energúmeno hijo de la gran puta de un tal Pat Robertson, famoso telepredicador, que asegura que los haitianos son los responsables del terremoto y otros desastres por haber firmado un pacto con el diablo.

Hablo con toda la sinceridad del mundo y asumo las consecuencias: yo escucho en directo algún argumento así de cualquier cabrón de esta especie, subo al estrado y le pateo los huevos.

Y lo peor de todo, son los subnormales profundos que lo escuchan dando cabezazos de afirmación y gritando aleluya de vez en cuando. Pandilla de enfermos mentales, escoria neuronal, que han dejado de ser humanos para convertirse en zombis celestiales.

Nuestra falta de espiritualidad es peor que lo que están sufriendo en Haití... ¡¡¡Tu puta madre montá en bicicleta, obispo de mierda!!! Pero cómo se pueden decir semejantes aberraciones provenientes de quiénes se entiende que tendrían que ser la caridad, la tolerancia y la bondad humanas personificadas.

Este mediodía, en el restaurante donde paré a comer, vi en portada de los periódicos las fotos de las calles llenas de cadáveres. Sinceramente, me costó tragar lo que me pusieron. No pude evitar una sentida emoción. Y los hijos de puta representantes de Dios echándoles la culpa a los parias de siempre. Sus muertos, tos.

calimeroesmalo dijo...

Yo paso de bromear. Solo deseo que el puto Vaticano caiga por culpa o de un terremoto o del viento ( no quiero muertos, solo eso).
A ver que cojones ladran entonces esos perros sarnosos de mierda.
No guardo ningun buen comentario para ellos, que permitan que esos dos tipejos, Munilla y Pat Robertson abran la boca y agacjhen la cabeza y lo djeen pasar, me parece vergonzoso, no, asqueroso y odioso.
¡ PUTA IGLESIA DE MIERDA!
No digo más, maldecimos a los mismos pero sufren los de siempre.
Un abrazo Anita, Obdulio y Alfonso y a Jesús si se pasa.

Obdulio de Oklahoma dijo...

Lo peor es que está tratando de arreglarlo, el impresentable Munilla, y lo jode más. Dice que lo han sacado de contexto, cuando sus palabras son perfectamente claras, y además avisa: "es fuerte lo que voy a decir". Los hechiceros de las tribus no respetan ni a los muertos.

¡Abrazos!

ANITA dijo...

Alfonso me uno a tus palabras yo también le dedique unas palabritas en mi blog y me he quedado corta.

Ya lo puede arreglar ya, que bien claro lo dice , he escuchado varias veces el audio de la radio por ver si entendí mal y no, lo dice el gilipollas. Que asco

Obdulio de Oklahoma dijo...

Las "rectificaciones" de clérigos y peperos siempre son para mearse de risa o para echarse a llorar.
La jerarquía eclesiástica cada vez está más lejos del mundo real, pero también de sus propias bases. Cada vez son menos los católicos de a pie que creen en la cúpula vaticanista y sus obispos y cardenales repartidos por el mundo.
¡Saludos cordiales, pecadores!