domingo, 31 de enero de 2010

La lengua del monstruo

Dos fotos muy distintas pero unidas por un terrible hilo conductor. Ambas aparecen el El País de ayer domingo. La primera ilustra un gran reportaje. La segunda está en la columna de Carlos Boyero.
La primera nos muestra a una niña de 22 meses antes de morir asesinada por ETA. El reportaje se titula: "La primera víctima de ETA". Sucedió en 1.960. La niña se llamaba Begoña, un nombre muy bilbaíno.
En la segunda asoma la imagen de un tal Ibon Iparragirre, otro hijo de puta de la banda mafiosa ETA, en el momento de ser detenido. El columnista dice: "...flipo cuando en el telediario veo a un etarra al que acaban de trincar en un caserio que con los ojos inyectados, expresión anfetamínica y actitud de homínido saca la lengua y la agita espasmódicamente mirando de frente a las cámaras"
Estos monstruos matan adultos y niños en nombre de su mongoloide credo. Recuerdo al otro tarado, Iñaki Bilbao, aquel que se lió a coces y puntapies en un juzgado contra la mampara que le separaba de los humanos civilizados, al mismo tiempo que gritaba "¡fascistas!" a todos los que no eran terroristas.
Los niños sacan la lengua cuando alguien no les cae bien o simplemente para divertirse en sus juegos. Los adultos mostramos la "húmeda" en un gesto de broma, de complicidad amorosa, de humor... Los terroristas acompañan este gesto con rabia en la mirada. Es el infantilismo del sicópata provocado por la ira que le embarga al ser sorprendido en su guarida.

8 comentarios:

Obdulio de Oklahoma dijo...

"Blogspot" me ha incluído mi primer post de Febrero en el domingo 31 de Enero.
Otra cosa, no hace falta que lo diga ya más veces, siempre dejo respuestas a los comentarios de mis amigos en el post anterior.
Gracias por todo. ¡Abrazos!

Obdulio de Oklahoma dijo...

El "blog paralelo" funciona, Anita, vengo de allí. ¡Gracias!... ¡Muchos muas!

ANITA dijo...

JAJA ya he visto que ha funcionado,me alegra.

Esa niña de la que habla tendría 5 años mas que yo ahora, este tema me llega muy cerca, y se me suele poner la lengua demasiado bifida cuando leo cosas como estas. Odio el terrorismo, y sobre todo porque ese odio hacia los vascos en general ,infundado de ignorantes que creen que todos son iguales , me ha perseguido en mi mas tierna infancia y hasta bien mayorcita, que no era capaz de decir donde he nacido.
La violencia no llega a ninguna parte y cuando esas caras de detenidos sorprendidos miran a la cámara,con esos gestos se ponen mal de tripas.
Besos enormes SOY DE BILBAO

Obdulio de Oklahoma dijo...

Odiar el terrorismo es el equivalente a amar la Paz y el Humanitarismo.
¡Besos con muy buen rollo pacifista!

Alfonso dijo...

Cuando ETA se cargó a un indeseable torturador franquista, colaborador de la Gestapo, llamado Melitón Manzanas, allá por el año 1968, mis vísceras lo entendieron, y quise ver el justo brazo ejecutor sobre un auténtico hijo de su madre que torturaba a sus víctimas con una brutalidad bestial. Pero ETA ya no es, ni por asomo, lo que entonces representaba como movimiento de resistencia vasco. Hoy, desde hace ya muchos años, es una pandilla de mafiosos degenerados que han hecho del terror y la extorsión una profesión con la que ganarse la vida. De ahí esos comportamientos tan poco dignos e infantiloides. Al terrorismo, ni agua. Mano dura y cárcel de por vida.

Abrazos

Obdulio de Oklahoma dijo...

Absolutamente de acuerdo. Todas las personas con sentido común están de acuerdo con usted. Yo también fui unos de aquellos"románticos" que veían bien las acciones de ETA en la primerísima época. Claro que, todo era distinto: El regimen era una dictadura que se distinguía por su extrema dureza, iniciada por los "africanistas" y sus sicarios falangistas en la guerra y continuada en una terrible posguerra de hambre en las cárceles y amaneceres de fusilamientos; Los grises representaban lo peor; Melitón Manzanas era lo peorcito; La ETA aún la integraban un grupo de idealistas que luchaban contra la represión... Yo era mucho más joven y entendía que esa era la única manera de enfrentarse al "ogro"...
Pero todo cambió. Han pasado muchos años. "Aquello" o es "Esto" ni se parece. Es tan grotesco un etarra sacando la lengua como Fraga Iribarne - uno de los perros de aquel regimen - paseando en su taca-taca por La Castellana de Madrid en compañía de obispos ultramontanos y señores del ladrillo con bandera política de oposición. Es la parte deforme y grotesca de la Democracia. Los unos siguen matando y los otros no respetan ni a su puta madre con tal de seguir enriqueciéndose.
¡Abrazos!

calimeroesmalo dijo...

He tenido compañeros de clase que han acabado en la cárcel por apoyar a ETA, he ido al instituto con gente detenida por pertenencia a banda armada ( y que espero que sigan en la cárcel por muuucho tiempo) , así que es un tema que me toca más de cerca que mucho que podría contar ( callo muchas más cosas).
Nunca he soportado la política ( me parecen unos falsos y si me das a alguien a quien subes al poder que no se corrompa y joda todo lo que promete cambiaré de parecer..de momento sigo en las mismas), odio a los que piensan que todos los vascos semos etarras y ke apoyamos lo k hacen.....
en fín, existen historias q pondrian pelos como escarpias...
esos cabrones, al igual k el rafita y esos hijos de puta, a cumplir su condena, pero una condena proporcional al delito cometido joder. no es lo mismo cadena perpetua para un tipo que pone carteles de HB ( o como se llame ahora) que a un violador, o complice de un atropello, violacion,y quemar a una persona la condenen 5 años..... Eso tp es normal¡¡¡

Obdulio de Oklahoma dijo...

Los que piensan que todos los vascos son etarras son simplemente gilipollas, no le de usted más vueltas, Don Calimero. Eso es como pensar que todos los mexicanos son asesinos de mujeres o que todos los musulmanes obedecen ciégamente a Bin Laden.
¡Abrazos y feliz recuperación!