domingo, 16 de mayo de 2010

La riqueza para otros

Hay gente a la que le sobra el dinero, es cierto. No se los encontrará usted en la cola del paro ni en la lista de pensionistas afligidos y jodidos por los recortes presupuestarios zapateriles, pero haberlos haylos. Por ejemplo: el jeque Hamad Bin Khalifa Al Thani. Este señor, panzudo y mostachudo, es el soberano del emirato de Quatar, en el Golfo Pérsico, un terruño del tamaño de Murcia con un millón y medio de habitantes, la mayoría currantes extranjeros.
Pues cuando el buen hombre sale de compras por ahí, no repara en gastos. Se ha comprado los almacenes Harrods de Londres por 1.500 millones de libras esterlinas. (1.800 milloncetes de euros) El año pasado se compró el festival de cine de Tribeca, en Nueva York, y se lo llevó para Quatar con su director, Robert de Niro, sus películas y sus estrellas.
Tiene paquetes de acciones en la Bolsa de Londres, en Volkswagen, en los bancos Barclays y Crédit Suisse, en las cadenas de supermercados Sainsbury... y hasta va a construir un hotel de lujo en Cuba. Tiene muchísimas más posesiones pero se va a hacer aburrido este post si continúo con la lista. Total, el dinero no da la felicidad, ¿verdad? Con lo bien que lo pasa uno no faltándole a diario el bocadillo de sobrasada y el porrón de vino tinto, más un techo, una cama y una bicicleta, (los coches dan problemas) y un trabajillo de mierda para ir tirando. Todo lo demás es superfluo.
Yo no quiero ser rico, es una pérdida de tiempo. Además, jamás me acostumbraría a dar propinas y echaría mucho de menos los autobuses urbanos y el griterío de los moros en los cibers.
Y hablando de otra cosa...


¡¡¡VISCA EL BARÇA!!!
¡¡¡VISCA CATALUNYA!!!

7 comentarios:

ANITA dijo...

No me da tiempo de leer que me voy ya, pero no he podido evitar decir

TENEMOS LA LIGAAAAAAAAAAAAAAA
TOMA TOMA Y TOMAAAAAAAAAAAA
Besos azul granas

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Corra, Anita, que la clientela selecta abulense está haciendo cola para que les sirva!
¡Marchando una de paella, pollo y cervezota para la mesa 18!
¡Besos culés campeonísimos!

federica dijo...

Pos mira Obodulio. No podias tu benderle al geque ese un grupo de polisticos españoles. La mitaz del palamiento y todas las autonmiás que les de dinero del monopoly total la deuda española vale poco mas.
Federica

calimeroesmalo dijo...

¡ Fijese si estará mal repartida la riqueza que aquí servidor es pobre!
Y por mucho que miro no sacan las oposiciones pa Borbón....
¡ A seguir esperando, no queda otra!

Sobre lo del Barsa no opino , hay tenía que estar el Athletic jajajajajajajaja
¡ Un gran abrazo Obdulio! ¡ Eres genial!

Piconera dijo...

Buenas noches Obdulio

Pues yo si quiero ser rica¡¡ me encantaria vacilarle a la cajera de mi banco que pone cara de aburrida cuando ingreso cien euritos,hacer el ingreso de los millones en cantidades pequeñas, la iba a tener dos dias rellenando papelitos y cuando acabe sacar toda la pasta y llevarla a otra entidad, me encantaria hacerle esa putadita a la cacatua esa.

Por lo demas, no tengo vocacion de rica........el caso es que ni de pobre tampoco.

Pues viva el Barça¡¡, total a mi me va el bilbo y mi Cai.....el Jerez ha bajado (ya no nos van a vacilar mas los jerezanos a los gaditas jejeje)

Besos Obdulio

Obdulio de Oklahoma dijo...

El mío es el Atletico de Madrid, Don Calimero, y en tiempos el Athletic, pero el buen termina siendo de donde pace, y he pacido muchos años en los Madriles. Pero me alegro una enormidad con las victorias del Barça por mi antimadridismo infinito.
Yo no es que sea pobre, es que tengo un sueldo de mierda que a veces me dan envidia los pobres.
¡Abrazos!

Obdulio de Oklahoma dijo...

Usted lo ha dicho, Doña Piconera, los jerezanos no están ahora para vacilar a nadie, ni los tinerfeños, ni los vallisoletanos. Estos últimos tienen más desgracia porque les ha ayudado en la caída el nefasto Clemente, un sujeto especializado en cagarla y en fanfarronear.
A mi también me gustaría ser rico, no de los de inmensa fortuna, tan sólo de tener unos dineretes guardados para vivir más desahogadamente. El post va de coña, por supuesto. A la pobreza la tengo alergia pero la sufro en silencio, como se sufren las hemorroides.
¡Besos!