sábado, 29 de enero de 2011

Desde África al resto del mundo.

Nuestros abuelitos de hace 125.000 años ya cruzaron el mar. Es la teoría de un grupo de arqueólogos europeos que han encontrado un mogollón de herramientas de piedra talladas en el Golfo Pérsico. Parece ser que primero llegaron a Arabia, luego a Mesopotamia y después a Europa y a Asia.
Especulan los expertos con que nuestros ancestros conocían el medio marítimo y los litorales, pero que no tuvieron que cruzar más de cinco kilómetros de mar, el mar Rojo, y que en la otra orilla había gacelas, canras montesas y demás animales de caza.
Así que no fue por el corredor del Niño, atravesando lo que hoy es Egipto y entrando en lo que hoy es Israel, como se ha pensado hasta ahora.
Tampoco salieron de África hace 60.000 o 70.000 años, sino hace unos 125.000. Quizá empezaron los "preparativos" hace unos 130.000 años, a la llegada de unas temperaturas más cálidas, después de una glaciación. Y con las lluvias, Arabia era parecida a la África de las sabanas.
También es posible que estos pioneros fuesen los neandertales, dado el tipo de herramientas encontradas, según la teoría de Eduald Carbonell, codirector de Atapuerca.
La verdad es que me apasiona más esta historia que los futuros viajes a Marte. ¿Por qué?... De los viajes espaciales me lo van a explicar todo, conoceremos el tipo de naves que van a utilizar, cual será la dieta de los astronautas, cómo dormirán, etc.
De nuestros antepasados no sabemos casi nada, y ese misterio es lo más fascinante. Ellos no son imaginados, ¡existieron!, son nuestros ancestros y por eso estamos aquí. Pero ignoramos qué ilusiones y problemas tenían, qué les asustaba o qué les hacía felices. ¿Conversaban?, ¿se preguntaban qué hacían en este mundo?... Ignoramos, incluso, cómo cruzaron esos cnco kilómetros de mar. Ignoramos si eran humanos modernos o seres más atrasados.
El futuro no es lo fascinante, no lo vamos a conocer jamás. En nuestras cortas vidas sólo vamos a conocer el presente con un poco más de tecnología y algunos cambios políticos y sociales. Lo mínimo. El futuro no es para nosotros.
Fascinan los hallazgos científicos que nos ayudan a conocer un poquito a nuestros antepasados para entender, aunque sea mínimamente, porque somos como somos.

4 comentarios:

El Periódico de El Prat dijo...

El hombre primitivo era como el actual, pero mas feliz.Iba de caza, hacia cruceros...solo se dedicaba al ocio.

Obdulio de Oklahoma dijo...

De acuerdo, pero ¿feliz?, eso no lo sabemos, señor periodista, yo creo que la infelicidad acompaña al hombre desde siempre.

calimeroesmalo dijo...

Hace unos días apareció un piano en una playa y no sabían como llegó allí....
¿ Lo tocaban los hombres de Neanderthal? ¿ Iban a Misa? ¿ Como pasaban las horas si no tenían ni tele ni internet?
¿ Existía el suicidio? ¿ Eran monogamos? ( ja, al venir del mono)...
¿ Fantaseaban con la mujer del otro?
La verdad que el tema interesante es....
abrazucos!!!!!!!

Obdulio de Oklahoma dijo...

Ya se ha resuelto lo del piano, Don Cali; según he oído esta mañana en la radio, lo llevarón hasta allí en barco una pandilla de jovencitos.

El tema de nuestros ancestros es molto intereresante, bai. ¿Follaban como animales o ya practiban el cunilingus y la felación?... ¡Oh, cuan grandes enigmas históricos!

¡Abrazucos muchos!