sábado, 30 de julio de 2011

Jinetes a la espera

- A qué se dedica usted, si no es indiscreción?

- Soy jinete del Apocalipsis.

- Anda, pues eso tiene que ser muy interesante, no?

- No lo crea, nos pasamos entrenando una eternidad. Hay que manejar la brida del caballo con una mano, sostener la trompeta con la otra y cabalgar por el aire con apostura de jinete perfecto y además aterrador.

- Y para cuándo tenemos el Apocalipsis?

- Y que sé yo!... Hemos recibido tantos avisos falsos que yo, hasta que no me vea en acción, no me lo creo.

- Y ahora qué, de paseo de incognito por la Tierra?

- Pues sí, contemplándoles a ustedes, sacando conclusiones sobre el tipo de personas a las que hay que acojonar.

- Posiblemente tengan que esperar mucho más tiempo.

- No sé, no sé... Veamos que pasa con lo de la profecía maya y la tormenta solar. A lo mejor esta es la buena.

- Eso dice Valdivieso.



Animalmente ( XIV )

"Yo soy el rey de la selva, pero en casa manda mi mujer" (Un león)

"Nosotras tenemos muy mala fama por culpa de la Biblia y la chorrada esa de la manzana prohibida" (Una serpiente)

Los loros tienen facilidad para los idiomas, pero se muestran reacios a mantener una conversación seria.

"Yo conté con el apoyo absoluto de mi amo en mi carrera política, como si fuésemos Camps y Rajoy, pero no me vi obligado a dimitir" (Incitatus, caballo de Calígula)

"Me dan pena esas chicas que se quedan en los huesos por no comer. Están más locas que mi amo" (Rocinante)

2 comentarios:

El Periódico de El Prat dijo...

Joer elevado a la categoria de profeta...Moises, Mahoma y yo.

Obdulio de Oklahoma dijo...

... y los mayas, no se olvide, je,je!
Que lo pase muy bien lo que queda del domingo.
Abrazos!