martes, 19 de julio de 2011

Paraguas de usar y tirar

Paraguas rotos tirados en las aceras. Allí donde se le rompe, allí lo dejan, no se molestan en buscar una papelera porque a lo peor está lejos.
Estos días hay lluvia con rachas de viento y se rompen muchos paraguas, y no es esta ciudad pródiga en papeleras callejeras. Cada vecino tiene sus contenedores en casa, pero en la calle se ven paraguas, zapatos, botellas, desperdicios de comida... También es habitual depositarlo en el carrito del hombre que limpia la calle, el cual lo acepta como algo lógico.
Lo mismo sucede en las superficies comerciales, la gente se deja los objetos que no quiere, periódicos, bolsas o restos de alimentos en los bancos en los que han estado sentados o en el suelo.
Y mientras continúen el viento y la lluvia, tendremos los paraguas rotos como number one de los dehechos urbanos más llamativos. Recuerdo de mis años infantiles cuando un paraguas duraba años, y si se te rompía te lo arreglaba un señor cuyo oficio era el de "paraguero" (Hoy ya no se ven ni "paragueros" para colocar el paraguas) A mi colegio iba un niño cuyo padre era el paraguero del pueblo.
Hoy, como todo es a un euro o un pound, todo se rompe. Y el viento es especialista en escachifollar paraguas.

2 comentarios:

El Periódico de El Prat dijo...

Es que estos chinos son unos timadores, hacen paraguas con platelina.

Obdulio de Oklahoma dijo...

Son muy suyos y muy barateros los señores chinos, y así va el mercado.
Siga disfrutando del sol. Yo aquí no lo veo ni en la tele.
Abrazos!