domingo, 14 de agosto de 2011

In the street

Ayer sábado Manchester estaba saturado de policías, y el helicóptero policial no dejaba de volar en círculos sobre el centro de la city. Los tenderos más temerosos habían cubierto con planchas grandes de madera los cristales de sus tiendas. Pero no pasó nada. Ni siquiera llovió, cosa rara.


Estando sentado al lado del cesped de Picadilly Gardens, asistí a un espectáculo entretenido. Un tío empezó a increparle al predicador de turno, uno de esos que aprovechan las horas de máxima afluencia de gente para lanzar sus mensajes bíblicos y apocalípticos. Este sujeto gritaba tanto como el predicador, diciéndole con gestos y palabras que se fuese a Market Street. También se lo dijo a unos policías, pero estos no le hicieron caso; posiblemente le respondieron que el iluminado tenía tanto derecho a estar allí como los demás.
Y al cabo del rato me llevé la gran sorpresa, el enemigo del predicador vino a sentarse a mi lado y me dio conversación. Resulta que este hombre es portugués. Nos entendimos utilizando palabras del portugués, del español y del inglés. Me dijo que fue en Manchester en donde redactaron Marx y Engels el Manifiesto Comunista y que esta ciudad se había distinguido por sus reivindicaciones y luchas sociales.
Cuando ya se iba le pregunté qué le había pasado con el religioso, y me dio el ataque de risa al decirme que tenía la cabeza como un bombo de oirle, que menudo coñazo!
Con la llegada del Papa a España puede suceder tres cuartos de lo mismo, pero serán muchísimas más las personas que muestren su desagrado por el coñazo del Vaticano. Y la policía, siempre al servicio de los poderosos, se encargará de poner orden.
La calle es de los que mandan, ya lo dijo Fraga Iribarne, y si no que se lo pregunten al sátrapa de Siria.


2 comentarios:

El Periódico de El Prat dijo...

Como sabes ahora la iglesia tiene un canal propio, el 13...está imposible. Pero entre Papa y Papa dan buenas películas del oeste y de romanos...también de santos, horrible.
Por cierto se puede ver por internet, jejeje

Obdulio de Oklahoma dijo...

Agradezco el aviso, pero yo tengo el tiempo contadito para internet. En la bibioteca son inflexibles, si te pasas de una hora hay que pagar 1'50
Abrazos!