sábado, 13 de febrero de 2010

Un buen director

Te vas, empiezas a irte poco a poco.
Tengo una idea del alzheimer porque lo sufrió mi madre. Tengo miedo al alzheimer porque es hereditario. Puede tocarme o no.
Hace dos años hiciste una película sobre esta maldita enfermedad. No la he visto aunque he visto otras películas tuyas, y en una me diste un papelito.
¡Qué maldita casualidad, hiciste una película sobre el alzheimer y es ahora el alzheimer el que se ceba contigo, el puto alzheimer...!
"Algún día te daré un buen personaje", me dijiste. Me fui antes que tú, cansado ya de luchar. No esperé a ese gran personaje, no quise convertirme en un cómico loco como el de "El Viaje a Ninguna Parte"
Ahora eres tú el que se va, pero de una manera muy distinta, martirizado por esta enfermedad tan cruel que se lleva a tanta gente.
Fuiste un gran director, Mercero, lo reconoce todo el mundo, y un tío cojonudo en las distancias cortas. Grabar o rodar contigo era una gozada. Disfrutábamos todos con el trabajo; tú nos transmitías todo tu buen rollo.
Tres veces visité tu entrañable farmacia , tres personajes diferentes porque la serie duró mucho y los espectadores no nos recordaban en otros roles a los actores episódicos. Y mi último personaje contigo fue un largometraje. Me invitaste a una boda de anarquistas en plena guerra civil española, y a punto estuvo de matarnos a todos la aviación franquista.
La última imagen tuya me viene de una mañana soleada en plena Gran Vía madrileña. Venías en sentido contrario a mi por la acera, ligeramente distanciado por ser una acera muy ancha, y grité para llamar tu atención: "¡Hola, Mercero!" Tu reacción me dejó bastante sorprendido. No me contestaste al saludo pero frenaste en seco y te quedaste mirándome sonriente. No supe que decir. Vi algo extraño en tu gesto. Así que te devolví la sonrisa y continué mi camino. En ese momento no se me ocurrió pensar en el alzheimer. No lo creo porque de esto ya han pasado varios años. ¿Tal actitud podría ser un síntoma temprano de la enfermedad?
Seguí mi camino sin volver la mirada, pero me invadió un pensamiento negativo: "Jamás tendré ese personaje prometido"

8 comentarios:

Obdulio de Oklahoma dijo...

Mañana domingo...

"Especial San Valentín y Carnavales"

¡¡No te lo pierdas!!

¡Más cachondeo que en una peli de Santiago Segura!
¡Más personajes que en un culebrón venezolano!
¡Más largo que un comentario de Alfonso!
(Y con menos fotos que un post de Calimero)

Obdulio de Oklahoma dijo...

Piconera, quería dejar comentarios en tu blog, pero me está resultando muy difícil; relleno el formulario y como si nada. Dime si hay una manera más fácil.
Gracias.

Jesús dijo...

Una verdadera putada, como casi todo en al vejez

calimeroesmalo dijo...

¿ Saliste en FARMACIA DE GAURDIA?
¡ No em lo perdia! ¡ Incluso procuré grabar el otro día la peli esa que dieron!
( aunque estuve viendo otra cosa mientras se grababa).
La verdad que no sabía que Mercero tiene Alzehimer, un gran profesional, me encantaba FARMACIA DE GUARDIA ( una serie que lograba que toda la familia se sentase junta a verla) y PLANTA 4º..
¡ vaya por Dios!
La verdad que lo lamento mucho, hoy en día todo el mundo está jodido por alguna u otra cosa.
¡ Un abrazo efusivo Obdulio!

ANITA dijo...

No puedo añadir mas porque hablar de esta enfermedad me entristece demasiado, mi padre la sufre y no me creo que un hombre tan activo y tan hablador se encierre en si mismo porque no le salen las palabras porque ya recuerda poco y no puede estar solo y dentro de nada no sabrá ni quien somos. Mejor lo dejo que esto lo llevo muy mal.
Besos Obdulio

Alfonso dijo...

Maldito Alzehimer. Ir perdiendo la memoria hasta el punto de olvidarse de sí mismo es como morir en vida.

Hoy, mira por donde, mi post van a ser sólo estas pocas palabras. No por contradecir la ocurrencia de Don Obdulio, sino que como Anita opina, esta puta enfermedad no merece más comentarios.

Lo siento por Mercero. Y por tantos otros...

Abrazos Don Obdulio.

Piconera dijo...

Obdulio, para dejar comentario en mi blog solo hay que tener cuenta de MSN y haber iniciado sesion.

Con respecto al post, odio al maldito Alzheimer que esta convirtiendo a mi madre en casi mi hija,lo llevo muy mal y no por tener que cuidar a mi madre, si no por que derrota mucho saber que vendran fases peores.

Obdulio de Oklahoma dijo...

Pues no tengo esa cuenta, Piconera, ni sé cómo coño conseguirlo. Yo soy el ser humano más inútil para esto de Internet. Acierto a escribir porque ya sabía escribir antes de que se inventase esto.

Esta puta enfermedad, como tantas otras, Don Alfonso, necesita fondos para su investigación. Pero no parecen augurarse éxitos a corto plazo. De hecho ya se habla de ella como "la enfermedad de este siglo"

Es una enfermedad muy jodida, Anita, deteriora el cuerpo y la mente. En este momento hay muchísima gente padeciéndola y entre ellos un montón de famosos.

Pues sí, era una serie muy bonita, Don Calimero. Les gustaba a todo tipo de personas. Todo lo que ha hecho Mercero ha sido ingenioso y comercial.

La vida de por sí es una putada, Don Jesús, y si le añadimos terremotos, enfermedades y guerras, ya ni te cuento, el lote completo.

¡Abrazos para todos/as!