domingo, 25 de octubre de 2009

Alcalde blindado

Les ponen 200 euros de multa a dos mujeres por silbar al alcalde de Mazarrón (Murcia) No le silbaron en plan de piropearle por ser un tío bueno, un alcalde cachas, etc., no, lo hicieron porque estaban en contra del traslado de la plaza de abastos, osea, por disconformidad con la gestión del primer edil.
Las buenas de Cristina y Ana, que así se llaman ellas, hicieron lo que tanta gente ha hecho a lo largo de los siglos, protestar con voces destempladas, gritar, abroncar, silbar... A los cómicos y futbolistas siempre se les ha abucheado (a los cómicos se les abucheaba antiguamente, ahora el público lerdo se traga cualquier mierda de obra que le pongan) y al arbitro de fútbol no digamos. A nadie le han puesto una multa por expresar a viva voz su opinión acerca de la madre del arbitro a la que conceptúa de puta. Y qué decir de todos los fachas seniles que abuchean "tradicionalmente" a Zapatero durante el desfile de los militares con la cabra, y no hablemos de los nacionalistas radicales vestidos de hinchas balompédicos que pitan al Rey en el final de la Copa del Rey, aunque el bueno del Rey se deje barba para que no le reconozcan.
Joder, todo el mundo se libra de las multas menos estas dos mujeres de Mazarrón. Les ha tocado la china a las pobrecillas.
La próxima vez que le tiren tomates, como a los cómicos de antes, o que le lancen un zapato a ver si le aciertan en los morros. Así la multa estará justificada. Aunque a lo peor igual las meten en la cárcel, como al del zapatazo a Bush, y eso que falló el tiro.
El nombre del alcalde facha es Francisco Blaya. El nombre de los fieles munipas que "atraparon" e identificaron a las mujeres "rebeldes" no se ha divulgado. ¿Les habrán puesto alguna medalla?
Mazarrón es uno de los pueblos de España que más frutas y hortalizas producen. Su alcalde es un melón y sus munipas unos lechuguinos.

12 comentarios:

ANITA dijo...

Esto es lo absurdo echo multa.
Vamos que ya lo que me faltaba ¿este señor alcalde es gilipollas?
Igual una patada en todos los cataplines hubiera justificado la multa, capan a un tonto laba y la pagan gustosas.
Pa fliparlo, la de multas que tendrían que ponerme a mi.
Me alegro no vivir en ese pueblo.
SOLIDARIDAD CON ESTAS MUJERES YAAAAAA
Como me cabrea esto, lo que digo en algunos sitios siguen en el medievo. Besiños

Mr. Bojiggler dijo...

Y la libertad de expresion? El alcalde ese se ha montado una minidictadura o que? Vaya injusticia.

Un saludo.

Jesús dijo...

Esto es indignante, supongo que habrán recurrido y el partido de la oposición habrá montado un pollo.
Estoy en dique seco bloguero...pero calla que me viene una idea.

Obdulio de Oklahoma dijo...

Me gustaría haberle visto a usted, Anita, enfrentándose al alcalde maldito. ¡Seguro que le habría dado un buen repaso y ahora estaría vendiendo la historia en todas las televisiones!... Jo, estos señores o se corrompen o se creen terratenientes con derecho a todo, o ambas cosas.
¡Besos!

España está plagada de minidictadores, Mr. Bojiggler, sólo hay que echar un vistazo a los periódicos. De alcaldillos y alcaldadas está esta tierra saturada.
Muchísimas gracias por visitar está humilde taberna de despropósitos y algunas verdades.
¡Abrazos!

Enseguida estoy ahí a ver que idea se le ha ocurrido, Don Jesús. No dudo que será una brillante idea más de las suyas.
¡Mentalícese, el lunes está al llegar!, ¡a currelar!

Obdulio de Oklahoma dijo...

Amigo Bojiggler:
No he acertado a poner un comentario en tu blog. Hazme una idicación sencilla, que yo soy el ser más inútil que navega por Internet.
¡Gracias anticipadas!

calimeroesmalo dijo...

Bueno, miremoslo por el lado bueno, podemos hacer una manifestación por la indignación que sentimos hacía lo que les ha pasado a estas dos muchachas. A 8 que seamos, hoy en día se cotizaría lo mínimo en 3.400.600 asistentes y eso que estamos hablando de un pueblecito de Murcia ( y siempre y cuando después no vengan a jodernos con los sateletitos de las narices jajajaja).
Lo que les ha pasado a estas dos mujeres es más que indignante, no hay derecho amos.
Seguro que si llegan a arrojarle piedras al alcalde ( como hacemos en mi pueblo de manera más civilizada) pos no habría pasado nada.
Ainssss que cosas mas fuertes pasan por el extrarradio¡¡¡¡
Un besazo enorme Obdulio, estoooo quiero decir un abrazo enorme que luego me haces un chiste jajajajajaja
( aunque si con el beso te sientes más afectuoso tuyo es, era en el papo malpensado que uno es un caballero, a veces)

suulka dijo...

joder !!! una multa por critarle ?
esto es el colmo de los colmos , pero k le pasa al alcalde??? espero k recurran , porque es injusto , k digo yo k lo mismo lo k merecia seria una patada en los mismisimos y un abucheo de tomates en plan tomatina , manda huevos !!!

Obdulio de Oklahoma dijo...

Don Calimero, no será que será peor, si un besazo enorme o un abrazo enorme. En el caso del besazo enorme me puede usted succionar o absorber, ¡jo, me puede fagocitar!... Y en el caso del abrazo enorme me puede tronchar la espina dorsal o columna vertebral. En ambos casos mi estado físico se vería muy deteriorado, y si los señores galenos lograsen salvarme la vida andaría por ahí renqueante y patético como el ilustrísimo Fraga Iribarme. ¿No hay otras opciones?
En mi pueblo, en pleno franquismo, pusieron una multa a un grupo de jóvenes que, de forma sarcástica y al unísimo, exclamaron al paso del alcalde: ¡¡Buenos días, señor alcalde!!, con voces de recochineo absoluto.

Así es, amiga suulka, una multa a cada una de las dos mujeres, de 200 eurillos, por silbarle y abuchearle.
Estoy contigo, hay que ponerle en medio de la tomatina de Buñol.
¡Besos!

Alfonso dijo...

Incluso hubo algún ministro de Franco que se tomó con mayor "deportividad" este asunto de los abucheos.

Recuerdo la anécdota de quien siendo entonces ministro de Obras Públicas, Martín Artajo, se dispuso a inaugurar uno de esos pantanos que se dedicaba a hacer Franco cuando se aburría. Concretamente en el Río Tajo, aunque no recuedo la localidad. La cuestión fue que una vez inaugurado el pantano y deambulaba por el mismo, la gente empezó a corear el apellido del ministro,como se hacía entonces,en señal de supuesto júbilo. Pero en vez de decir: ¡¡¡Artajo!!!, ¡¡¡Artajo!!!, decían: ¡¡¡Al Tajo!!!, ¡¡¡Al Tajo!!!, en un alarde de socarronería popular. No sólo le hizo gracia la inventiva popular, sino que no envió a los grises ni fusilaron a unos cuantos.

Es que los cargos públicos actuales ya no son lo que eran...

Obdulio de Oklahoma dijo...

Yo pienso que a un elevadísimo número de políticos de hoy en día les falta sentido de humor porque carecen de la inteligencia necesaria para tenerlo, y cuando sueltan gracias o chascarrillos suelen ser más bien ramplones, burdos, forzados la mayoría de las veces.
¡Un abrazo, Don Alfonso!

Mr. Bojiggler dijo...

Perdon por la tardanza, no sabia que me habias preguntado. Te he contestado en la pagina del zombie.
Si le parece mal el tuteo, puedo hablarle de usted si lo prefiere. Aunque yo prefiero el tuteo...

Un saludo.

Obdulio de Oklahoma dijo...

Puede usted llamarme como prefiera, Mr. Bojiggler. Para mí el "usted" es un mero ornamento del lenguaje, un ingrediente más en el juego de la blogosfera. Aquí el "usted" deja de ser un tratamiento de cortesía para convertirse en un comodín para el desenfado y el humor. (Esté usted completamente seguro de que la persona que se oculta tras la máscara de "Obdulio" utiliza habitualmente el tuteo)
¡Abrazos!