domingo, 4 de octubre de 2009

Los peatones se la juegan

"En siete de cada diez atropellos de peatones la culpa es del peatón"

"De cada cien muertos en accidentes de tráfico, quince son peatones"

"El 21 % de los fallecidos en 2.008 habían bebido"

"El 16'5 % dio positivo en los análisis de drogas"

Hace pocos días una señora se lanzó a cruzar la calzada cuando yo estaba casi a su altura con mi furgoneta. La señora tiraba de su carrito de la compra, vacío a juzgar por lo ligera que iba. Apareció como una exhalación y me obligó a pegar un frenazo espectacular. No me miró, continuó su carrera como si nada. Abrí la ventanilla y la aplaudí sarcásticamente. Tampoco me miró.

¿Sorda?, ¿idiota?, ¿principio de alzheimer?, ¿hija de puta?, ¿suicida?... A lo peor a esta mujer nadie le ha explicado que está hecha de carne y hueso y por lo tanto es muy frágil, y que los vehículos de motor son monstruos hambrientos que se comen crudos a los peatones.

Gracias a que dio conmigo y no con uno de esos ases del volante que intentan emular a Fernando Alonso por las rues de la ciudad, la impertérrita señora no ha pasado a engrosar la fría (de cadáveres fríos) estadística.

10 comentarios:

Obdulio de Oklahoma dijo...

Anita y Calimero, os he dejado comentarios en el post "Noticias gratuitas"

murron dijo...

Amigo Obdulio, a lo mejor esta señora era un poco como yo. Verás, a veces voy tan embebida en mis pensamientos que no soy consciente de mi cuerpo y mucho menos de mis pies, o lo que es lo mismo, más de una vez me he sorprendido cruzando una calle sin ser consciente de ello. Es que a veces uno se pone a pensar y los pensamientos tienen vida propia y ya no te das cuenta de que realmente estás en Murciapolis cruzando un paso de peatones cualquiera. Lo que es la vida, joder¡¡ tu en las nubes y de pronto te apachurran y te mandan directa a ellas, jajaja Besos buen hombre

Alfonso dijo...

Señoras como esa, Don Obdulio, me encuentro yo también unas cuantas al cabo del año. Por mi trabajo, hago bastantes kilómetros por ciudades y me las he visto ya de todos los colores. Las que más miedo me dan son las que van con el cochecito de niño que al intentar atravesar una calle, sacan primero el cochecito con el niño puesto entre los coches aparcados y después miran. Más de una vez he tenido que sortear en el último momento situaciones semejantes.

"Murron", no sabía que eras mujer y te trato del género opuesto en la entrada anterior. Si en vez de "murron" fuera "murran" a lo mejor no me habría equivocado. Perdón, de todas maneras. Y cuidado con los coches, porque a lo mejor, como también digo en la entrada anterior, no estás muerta, y si te alcanza alguno lo más seguro es que no te atraviesen, como harían con cualquier fantasma al uso.

Feliz domingo a todos/as (bueno, lo que queda de él)

ANITA dijo...

Ohhhh esto me recuerda a cantidad de peatones que ven tres rayas pintadas y piensan que no hay que mirar, que con pasar tienen suficiente que los coches paran cuando quieres y que si les pillan en paso cebra cobran de la aseguradora.
Te entiendo, hace uno meses casi aplasto a un señor. Le dije después de dar con la rueda en el bordillo y reventarla con el consiguiente susto y cabreo.
Caballero, los coches son máquinas que las maneja el hombre pero a 3 metros del paso, por mas que quiera no para en seco y le puedo atropellar, por cierto por no hacerlo he reventado la rueda.
El señor pareció no comprender y me soltó, y si me pilla paga, y tiene obligación de parar.
Yo replique, si señor tengo que parar y usted que mirar, pero le repito que a tres metros y a 40 por hora no hay milagro que para el coche sin romperle un hueso.
El señor me dijo la típica frase.
MUjer tenías que ser. Claro ya le dije que era un gilipollas integral y un machista y que mejor pagarle y romperle las piernas por imbécil. AGGG se armó la marimorena. Se quedó todo en un cabreo, llamar a la grúa porque se jodió la llanta también, y al menos me alegre de tener el seguro a todo riesgo.
No se si sabrás que si la culpa la tiene el peatón te tiene que pagar los destrozos salga o no con muletas.
Yo digo una cosa, hay que hacer un manual del peatón, porque algunos se piensan que no hay normas. Yo a veces soy peatón y se que ante un ceda el paso, hay que mirar de lado a lado y cruzar cuando se cerciora uno que el coche te ha visto o va frenando. NO Tirarse a cruzar coño.
Un abrazo

ANITA dijo...

Se me olvidaba decir, da igual haya paso o no , se cruzan por donde les viene en gana y muchos no van bebidos es que son inconscientes y atontaos. Por las prisas no andar un poco mas e ir al paso, o simplemente el despiste se juegan la vida.
Y claro lo primero, como iriaaa el coche pobre como lo dejó. Me enerva.
No sabemos ni andar por la calle leñe. Hay gente que le debe molar jugarse la vida o igual es que estudian oposiciones al campo santo, si no me lo expliquen.
Otrooooo abrazooooo

Obdulio de Oklahoma dijo...

Pues sí, murron, llamemosles despistes, atolondramientos, empanadas mentales... la cosa es que te llevan a una muerte o una invalidez absurdas.

Hola, Don Alfonso. Yo ultimamente llevo una racha de tíos y tías que abren la puerta sin mirar. Han aparcado en ese momento y no se esperan un segundo a que pasemos los demás vehículos. Como furgonetero habitual me pasa de todo, pero la especialidad de las últimas semanas ha sido la de los "atuzados abridores de puertas"
Le aseguro, Don Alfonso, que murron, además de mujer es guapísima, y ya no puedo contar más.

Lo has definido mejor que nadie, Anita, no cruzan, "se tiran" a cruzar. Yo también sufro a menudo la "invasión" de señoras con carrito y niño. En las autoescuelas te dicen que después de una pelota aparece un niño; deberían cambiar el ejemplo: "después de un carrito con niño aparece una madre agilipollada"
¡Tú anecdota es genial, Anita!... Nos reímos ahora pero debiste de tener los nervios a tope y unas ganas tremendas de golpear al individuo. Bueno, mejor que no haya llegado la sangre a las alcantarillas.

¡¡Abrazooooooooooossss...!!

ANITA dijo...

Obdulio tengo un genio ya mas templado pero si me lo sacan me pierdo, y encima sin llevar razón ya no me callo. Si ahora se ríe uno, si le pillo fíjate que gracia, hasta demostrar quien tubo la culpa, midan la frenada etc, de momento me quedo sin carné y me llevan detenida, prueba de alcoholemia etc. Y lo del carrito y luego la madre jeje, tan real como lo dices, asoman el niño las bobas primero, mi marido que es como yo le dijo a una, si señora que primero mato al niño y luego paro para que usted se salve, y bajo la pateo por gilipollassssssss y mala madreeeee.
Y se quedó tan fresco.
Hablan de respeto al peatón, pues yo digo peatón respeta tu los coches que a veces no da tiempo a parar. Y tenga uno razón o no, el disgusto te lo llevas igual, nadie queremos atropellar a nadie. Hay veces que odio el coche por esto.
Por cierto si me quedé con ganas de dale una patada al tío mamón, porque paré me baje y se lo dije a la cara sin pensar que me sacaba dos cabezas. Pero bueno los dos coches de detrás me dieron la razón y el tío se acabo marchando, le pusimos todos a escurrir jejej.
Pero no tenía que ser así no, si todos respetamos las normas, tanto conductores como peatones.
Un abrazo

Obdulio de Oklahoma dijo...

El pobre niño está expuesto al peligro del trafico automovilístico y al del tabaco. Hay madres fumadoras que envuelven a la criatura en una nube de humo. Y como la madre vaya hablando por el móvil, ya se puede olvidar el infeliz de que le limpien los mocos en un rato muy largo que a veces llega a la media hora. En fin, puro costumbrismo.
¡Besos!

calimeroesmalo dijo...

Ya me puedes disculpar Obdulio por haber estado desconectado tantos días.
Sobre el tema en cuestión..¡ La de veces que he estado a punto de atropellar a pandillas de idiotas que cruzan por donde no deben, no miran siquiera y además al ver que tienen el coche encima todavía te critican!
¡ La de veces que dan ganas de acelerar y llevarse a alguno de esos idiotas por delante ( más de una vez lo he hecho para dar un susto, lo confieso, pero pal caso, no reaccionan)!.
Los pasos de peatones se han convertido en arte abstracto muy bonito sobre la calzada en la que la gente ni se para a mirar.
¡ Un abrazo Obdulio!

Obdulio de Oklahoma dijo...

Algunos no son ni arte abstracto, son nada, porque no los repintan. Los peatones se plantan en el bordillo de la acera acojonados, esperando que termine la "carrera" de coches. Los más audaces se lanzan en plan suicida "a ver qué pasa".
¡Abrazos, Don Calimero!