miércoles, 14 de octubre de 2009

Exclusiva mundial

No sé si ustedes han leído esta noticia: "Los niños nacidos en el siglo XXI vivirán 100 años"
Todo se lo debemos a las mejoras en el diagnóstico precoz de las enfermedades y a los tratamientos. La putada es que sólo les sucederá a los niños de los paises ricos.
Pues bien, todo ha sucedido ya. Voy a revelarles algo sensacional. Muchos de ustedes no dormirán esta noche a consecuencia de la asombrosa revelación que voy a hacerles. Esto es una exclusiva mundial, ojo al dato:
Yo soy nieto de uno de esos niños que han vivido 100 años. Mi abuelo, en concreto, vivió 125 años. Murió en el siglo XXII. A sus 84 años hizo un viaje al siglo XIX (ya existían los viajes en el tiempo, aunque de una manera restringida para evitar las paradojas y los atascos de tráfico en el tunel del tiempo) y decidió quedarse a vivir en esa época. A principios del siglo XX se casó con mi abuela Fernanda (él se llamaba Cunegundo) y decidieron hacer el viaje de luna de miel al futuro, al siglo XXI, para que mi abuela conociese aquello. Y a mi abuela le gustó tanto que se quedaron. Pero el que iba a ser mi padre no se movió del siglo XX. Ya había cumplido la mayoría de edad y optó por no viajar porque era muy conservador, decía que los viajes en el tiempo, así como la eutanasia o el aborto ofenden a Dios Nuestro Señor que está en los Cielos.
Mi padre se casó con una hermosa jovencita pamplonesa a la que conoció haciendo el Camino del Rocio en bicicleta. El presupuesto no les daba para un caballo ni para un traje de faralaes, y en bici se va muy bien sin traje de faralaes. La doncella, que luego daría luz a un hermoso varón (yo, ya lo habrán supuesto) se llamaba María Obdulia, y este es el motivo por el que me bautizaron como Obdulio.
Cuando me llegó la jubilación, harto ya de disfrutar sexualmente con todas las chicas de la oficina, me casé con X (ella no quiere que mencione aquí su nombre) La semana pasada tuve mi primer hijo: Cunegundo. ¿Ya lo van pillando? Cunegundo es ese niño nacido en el siglo XXI que a sus 84 años viajará al siglo XIX y... El resto ya lo saben.
Mejor que no se crean una palabra porque así no vendrán a molestarme los científicos ni los periodistas. Soy un nieto del futuro, un descendiente de uno de aquellos niños del siglo XXI de los que dijeron los hombres sabios en Octubre de 2.009: "Los niños nacidos en el siglo XXI vivirán 100 años" ¡Oh, me emciono tanto pensando que mi futuro es el pasado y viceversa!

6 comentarios:

Jesús dijo...

No se, me parece todo un poco incestuoso.

Obdulio de Oklahoma dijo...

Somos todos hijos de un incesto primigenio tras el cual se han hecho montañas de incestos, onanismos y relaciones de todo tipo. Las casas reales practican la endogamia con mayor devoción que nadie y la Santa Iglesia Católica tiene por queridos hermanos y hermanas de cama a todo cristo.
¡Buenos días soleados mañaneros, Don Jesús!

calimeroesmalo dijo...

Obdulio, tu si k tienes arbol genealogico y no los reyes de España jajajajajaja
¡ Menuda historia maxo!
¡ pero te podías currar un poko y contarnos algo del mañana!
¡ De todas formas eso de los 100 años no es ninguna novedad, minudencias!
¡ Mira a la Montiel que lo lleva practicando desde el prehistoceno, la tia!
La verdad que para algunos padres esta noticia supone un shock.
Antes la edad legal para echar a un hijo de casa era a los 18 años de edad pero mejorando la calidad de vida, lo menos hasta los 65 no puedes hacer na jajajajajaja
¡ Un abrazo Obdulio y cuidateee!
un abrazo bien gordo campeón¡¡¡

Obdulio de Oklahoma dijo...

No hay mañana que valga, todo es un permanente hoy. Creo que si viésemos por un agujerito el futuro, no nos iba a gustar un pelo.
Contrasentidos de este mundo hecatómbico: los niños de los paises con colacao y cereales vivirán más de 100 años; los niños de los paises paupérrimos mueren como moscas. Hace poco he leído que hay medios para paliar el hambre pero que falta voluntad política. También he leído que mueren más niños de diarrea que de otra cosa.
Buenos días amargos, Don Calimero.

ANITA dijo...

OHHH su historia es apasionante. Eso no puede contar cualquiera jeje.
He leído la noticia en otro blog pero vale si pagar por los avances y el retraso de la enfermedad o curas milagrosas te hacen vivir 100 años, me expliquen como los abuelos de mi señor marido que pasaron mas hambre que el perro un ciego y se curaban las heridas y catarros con emplastes de hiervas sobrepasaron esa edad.
Igual era la mala leche que heredó su nieto, jajajjaaja.
Un abrazo

Obdulio de Oklahoma dijo...

Carrillo, Fraga y Fidel Castro son del siglo XVII y ahí los tiene usted, se ha cumplido uno de sus principales sueños: "¡Han enterrado a Franco!"