miércoles, 10 de marzo de 2010

Amor, odio y sexo

- ¿Qué tal odia usted?
- Bien, ¿y usted?
- Me defiendo.
- Hombre, yo creo que odiar es como amar, hay que hacerlo apasionadamente, ¿qué dice usted, caballero?
- Pues no sé que decirle, mi mujer y yo nos amamos lo justito. Apasionadamente... me parece más bien cosa de locos.
- Es que el amor tiene su punto de locura. Yo odio apasionadamente a mi cuñada María Luisa, pero hubo un tiempo en que la amé con arrebato. Se lo juro por la gloria del Real Madrid.
- No, si le creo, me basta con su palabra de hombre. Las cuñadas son muy difíciles de llevar, claro que sí.
- ¿Tiene usted cuñada?
- No, tengo un boxer y un jilguero, pero mis amigos me cuentan historias muy interesantes de cuñadas conflictivas. Haylas hasta asesinas.
- Sí, sí, y son asesinas muy frías, mayormente envenenadoras. A mi me quiso envenenar mi cuñada Alejandra del Carmen, pero la sorprendí cuando estaba echándome el cianuro en el café. ¡Fíjese que poca originalidad!
- ¿Por qué quiso asesinarle su cuñada Alejandra del Carmen... si no es indiscreción?
- Asómbrese usted, porque la puse los cuernos con mi cuñada María Luisa, esta a la que ahora odio tanto. Es que entre ellas se tienen mucha envidia.
- ¿Cuántas cuñadas tiene usted?
- No, no se piense usted que son muchas, se pueden contar con los dedos de la mano.
- Pues yo, hace muchos años, tuve una prima muy guapa, pero se metio a monja. Es una reverenda madre calimeriana, de la congregación de San Calimero de Antioquía.
- Yo tengo un tío obispo.
- Tiene usted de todo. ¿Odia mucho su tío el obispo?
- Bastante, fundamentalmente a los abortistas. Pero ama a Dios.
- ¿Apasionadamente?
- Por supuesto, más que al Real Madrid.
- Eso está muy bien, ¿y a sus semejantes?
- Bueno, de los semejantes habría que hablar mucho. Mi tío tiene muy pocos semejantes, sólo algunos madridistas y los obispos como él. Opina que el resto de la gente es una pandilla de pecadores.
- ¿Quién pecaba mejor, Alejandra María o María Luisa?
- Ah, no, yo me lo paso fetén con mi cuñado Gustavo. Mi Gustavito es un cielo.
- ¿Es usted bisexual entonces?
- No, entonces era putero de mujeres nada más, pero hoy en día me he aficionado al sexo masculino porque algo tengo yo de soddomita. Las sodomizaciones están muy bien, amigo mio. ¿Desea usted que le sodomice o me sodomiza usted a mi?
- Me abstengo si no le molesta. Hoy tengo una cita heterosexual.
- Pues que usted la disfrute.
- Y usted que lo vea, ¿quiere venir a mirar? De voyeur también se disfruta mucho.
- Pues muchas gracias, echaré una miradita.
- ¡No, hombre, puede usted verlo todo, le va a gustar!
- Agradecido, usted sí que está empezando a gustarme.
- ¡Uf, me voy a poner colorado!
- Seguro que está usted muy guapo colorado.
- ¡Ay, Señor, Señor!

8 comentarios:

Piconera dijo...

jajajaja, pedazo de vodevil mezcla "Hoguera de las vanidades" y "Arsenico por compasion".

Por cierto siempre me he preguntado lo de sodomita por aquello de Sodoma ¿y por que no gomorrita?si se lo pasaban igual de bien que en Sodoma.
Un abrazo

calimeroesmalo dijo...

Aaaah La la !
El odio es el motor que mueve el mundo amigo Obdulio. Recuerdo haber odiado a tantísima gente que llegó un día que empecé a sangrar por la nariz y los ojos y sufrí un derrame cerebral. ( Por suerte los medicos me dijeron que a falta de uso no se había perdido gran cosa).
¡ Incluso una vez hice un estudio sobre el Odio poniendo como Tesis que se escribía igual de atrás que palante pero me dijeron que era una mierda y que nunca llegaría a nada y acabé odiando con todas mis fuerzas al profesor! ( otra hospitalización más y el jodio no falló una).
De todas formas usted junta la pasión con el odio y eso es en parte cierto. Yo he odiado a todas las personas que he amado ( pero eso es xke soy maligno y cruel).
Esa congregación de Calemirianos son unos fieles muyyyyy devotos. Solo se admiten mujeres, despampanantes y sumisas. ( por desgracia me han echado y ahora entra tol mundo menos yo, cruel ironia ¡ Cuanto les odio! aghh¡¡¡ empiezo a sangrar de nuevo!)
Muy bueno el dialogo erotico festivo entre esos viciosillos ( me recuerda a cuando me junto con los amigos a hablar de changurrillas).
Afectuoso abrazos en esta fría mañana en la que mi conexión a internet va muy mal ¡ LA ODIO!

Obdulio de Oklahoma dijo...

Pues tiene usted razón, Doña Piconera, eran tan pecadores los sodomitas como los gomorritas. Quizá se ha mantenido lo de sodomita por una cuestión de belleza morfológica, suena mejor sodomita que gomorrita, es más suave la palabrilla, más dulce. Puestos a elegir creo que la gente preferiría ser sodomizada que gomorrizada.
¡Besos!

¡Caramba, Don Calimero, no le hacía tan odiador!... Vamos que, sería usted capaz de odiar al mísmisimo Fraga Iribarne si se le pone a tiro.
Pues ya lo siento, apéname mucho que no pueda usted seguir aprovechándose sexualmente de las monjas calimerianas, estando tan buenas como están. Pruebe usted con otras congregaciones.
"Changurrilla", hermosa palabra, no la había oído jamás pero suena de maravilla.
Usted con la conexión a Internet chunga, y yo que he podido colgar el post de hoy de milagro porque hay problemas con la luz en esta bendita empresa. Un equipo de electricistas trata de dar con el origen del desaguisado, de momento sin éxito.
¡Abrazos efusivos!

Jesús dijo...

Usted siempre tan brillante y humoristico. Le odio por la graçia que tiene condenao, jejeje

ANITA dijo...

JAJJAJ que conversación mas masss ... no sabría expresarme ahora mismo.
Jo con las cuñadas amigo, yo pensé que solo te metían curare en el café las suegras jajajjajajj.
Yo tengo muchas cuñadas.. espere que las cuento, 9 cuñadas por parte de marido y la SEÑORA DE MI HERMANO.
y lo pongo en grande porque es una señora como la copa un pino, le pilla to, guapa madraza esposa acojonante cuañadaza tiaza vamos la tengo en un pedestal.
Las otras 6 una panda deeeeeeee ejemmmm gur888·ª<00<jkuy<7=?%tgrrrgñañññpufffffagggggg7777666%%%%plas.
Guenooooooooo se salvan tres jajajjajajajajajajja.
No me ponen de momento, los cuñaos tampoco jajjajajaj.
Besosssssssssss cuñaoooooooo

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Bien, Doña Anita, entre todas sus cuñadas, cuñados, hermanos, hermanas, sobrinas y sobrinas... ya tiene usted clientela para abarrotar el kiosko este verano!
¡Besos casi familiares!

Joder, Don Jesús, yo trato de ser un poco hijo de puta y zafio y usted me conceptúa de "brillante y humorístico" No hay manera de acertar en esta vida.
¡Abrazos!

ANITA dijo...

Precisamente amigo Obdulio esa panda salvo algunos pocos ni se pasan a tomar una caña, se van al bar de enfrente la carretera y dejan el coche al lado el Kiosco para que lo vea. Y no contentos el hijo de alguno de ellos me ha dejado sin pagar la consumición y aún espero me dirija la palabra.
La familia no es oro siempre amigo.
Besos familiares

Obdulio de Oklahoma dijo...

Quien actúa así tiene una definición: "miserable"
Si yo sé que un familar o conocido tiene un negocio, voy allí a consumir para que triunfe el negocio. Otra cosa es que, en un momento dado, el dueño tenga el detalle de invitar a una ronda. Pero las invitaciones nunca deben ser idea del visitante, no debe sugerirlas porque es un comportamiento ruin.
¡Besos hosteleros!