sábado, 13 de marzo de 2010

¡Perdóname, Magdalena!

"Magdalena de Suecia aplaza su boda por sufrir una crisis con su novio" ¡Oh, pero que bien, aún tengo posibilidades!... Magdalena es el amor de mi vida y no pienso ceder en el empeño de recuperarla. Sé que cometí una torpeza, me arrepiento. Necesito restablecer nuestra felicidad.

"Letizia brilló en su primer viaje oficial en solitario" ¿Se han dado ustedes cuenta de lo radiante que aparece en las fotos?... Lo voy a confesar: Mi Leti estaba contentísima porque por fin pudimos acostarnos juntos sin que se enterase el Borbón. Tal sesión amatoria placentera se trasluce en su expresión dichosa. Eso sí, tengo la suficiente hombría para no engañarla, la revelé que el amor de mi vida es Magdalena de Suecia. Ella lo entiende y al mismo tiempo asume su condición de princesa. Se debe a la familia real española y al pueblo que la adora.

"Jennifer López atraviesa un mal momento profesional" Pero sigue teniendo un culo impresionante, uno de los culos más atractivos del mundo y puede que de otros mundos. Estoy escribiendo un libro que va a ser un bestseller internacional: "Mis relaciones con Jennifer López y su culo majestuoso" Lo cuento todo, ¡absolutamente todo!, incluído lo que ocurrió aquella noche en la que hicimos un "menage a trois" Jennifer López, la princesa Letizia y yo. Fue cuando tuve mi primera crisis de pareja con Magdalena de Suecia. En el fondo lo que le duele a Magdalena es que no tiene un culo como el de Jennifer López. Pero yo fui muy torpe y egoista, lo reconozco. Me dejé llevar por un instinto básico y traicioné la confianza que había puesto en mí mi amadísima Magdalena. ¡¡Magdalena, te sigo queriendo, dame otra oportunidad!!

Después de escribir las líneas anteriores he recibido una llamada de Cayetana (Duquesa de Alba para el mundo) insistiendo en la misma cuestión de siempre. Se lo voy a contar a ustedes tres o cuatro: Cayetana sólo quiere utilizarme a su capricho, se empeña en que viva con ella para hacerla el cunilingus a todas horas en la cocina del palacio. Le da un morbo especial hacerlo en la cocina. Se lo hice en un par de ocasiones porque estaba yo bebido, pero ni una más Santo Tomás. Me duele porque lo considero inmoral, a esta mujer la he tenido yo en mis brazos cuando era una niña y eso hace que me sienta un tanto pederasta. Y ya sólo faltaba que Magdalena se enterase. ¡Jesús Valdivieso, qué cruz!

6 comentarios:

calimeroesmalo dijo...

Pos no se si seré el más indicado para comentarle que he visto a Madalena " La Sucia" ( como la llaman las criadas pues es un poco dejada la muchachuela) haciendo ejercicios amatorios muy extravagantes con la figura de cera de Jaime de Marichalar.
Curiosamente , a mi tb me lo contó la Duquesa de Albal en uno de sus viajes al Mausoleo familiar.
La verdad que a Doña Delizia se la ve radiante como a una de esas reporteras de la tele, ¡ Si hasta casi parece una princesa de verdura!
Y desde que le ha forzado usted los Branquettes esos de las encias ( no quiero ni saber como , pillín ;) ) sonrie hasta más.
Dejemos de mientras al principe hacer galletas que es lo que mejor se le dá.
¡ Abracetes!

calimeroesmalo dijo...

X cierto que tb me comentan que desde que usted la mingonea ¡ Hasta hace la compra y va la pescadería!
¡ Hasta se sube a los autobuses!
¡ Y sabe a cuanto vale el Bacalao!
¡ Y de pescado tb entiende!
jajajajajajajjajajaa
¡ Ahora que alguien lo pille!
¡ Abrazos!

Jesús dijo...

Esta usted hecho un latinlove de cuidado, que se ande con ojo er Sarkosy, que la Carla anda un poco desatendida.

ANITA dijo...

Por todos los santos que mujeriego.
Tenga cuidado no se atragante con tanta mujer explendida. Que poderío caballero. ¿El culo de la Jennyfer es tan grande como dicen?
No por na es curiosidad marujil.
No tire tan alto hombre lividinoso que hay mucha señora de buen ver sin ser princesa duquesa o artista con ganas de un cunilingus y seguro que en sitios mas castizos que una cocina.
Besos de una Reina

Alfonso dijo...

No sabía que tenía usted tantos problemas sentimentales con la nobleza, Don Obdulio.

Lo que sucede es que se lía usted con lo más "frío" de Europa. Las princesas de países tan helados suelen tener estos defectos: el culo, las manos y los pies siempre los tienen fríos... y así no hay quien se anime.

Con la Leti, siendo latina, aunque de aspecto casi nórdico, no digo yo que la cosa no resultase. Un poco flacucha para mi gusto, pero bueno, tampoco nos vamos encontrando una princesa en cada esquina, aunque sea una princesa "postiza", como ella.

Lo de Jennifer López es otro cantar. Princesa no será, pero la Marga y la Leti juntas no valen lo que ella. Donde va a parar. Solo el culo de la Jenni, como usted bien opina, vale más que dos princesas enteras juntas. Pero bueno, va de gusto y sigue usted penando por Margarita. Pues no se preocupe, porque ya está aquí la primavera y tendrá todas las margaritas que le de la gana.

Lo de comentar el cunilingus con la Duquesa de Alba no sé si me atrevo. Y lo digo porque para ello me lo tengo que imaginar. Y la verdad, por muy Grande de España que sea, y por muchos títulos nobiliarios que tenga, como que no me imagino una cosa así. Mejor lo dejo, porque acabo de comerme unos churros con chocolate y ya se me ha venido un repite a la garganta. Otra vez será.

Un abrazo, Don Obdulio.

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Muy buenos días despejados de sol murciano, Don Alfonso!
Tiene usted razón, Doña Letizia está muy flacucha, me gustan más "carnosas", pero, aunque también está delgadita, me encanta su hermana Thelma.
Lo del cunilingus con Cayetana es que me pilló muy bebido. La bebida nos hace cometer estos desvaríos.
No, no es Margarita, es Magdalena. Mis iconos sexuales son Magdalena de Suecia, Rania de Jordania, Nicole Kidman, Penélope Cruz, Elsa Pataki y unas cuantas muchas más.
¡Abrazos!

¡Hello, Doña Anita!
El culo de Doña Jenny no es grande ni pequeño, ¡es incomparable, prodigioso, único!..., ¡es la octava maravilla del mundo!
Estoy de acuerdo en su reflexión final.
¡Besos de plebeyo salido!

Pues no sé qué decirle, Don Jesús. ¿Cree usted de verdad que Doña Carla está desatendida? Veré si puedo hacer algo.
¡Abrazos!

¡Pero, Don Calimero, cómo se atreve a llamar a Magdalena "La Sucia"!... ¡con lo limpia y hacendosa que es ella!... ¡Por Dios, por Dios! Magadalena es un dechado de higiene y corrección, se lo digo yo que la he tenido en mis brazos.
¡Abrazos!