miércoles, 17 de marzo de 2010

Chorizos de España

España tiene una rica tradición en chorizos. Hoy sale de la cárcel uno de los chorizos más famosos: Luis Roldán. El señor chorizo Roldán aprovechó su cargo de director de la Guardia Civil para llenarse los bolsillos. Luego se escondió en Laos, un país remoto, pero le pillaron y se lo trajeron para acá.
El franquismo fue una fábrica de chorizos porque al dictador le venía bien tener contentos a los chorizos y a los obispos. Pero los chorizos del franquismo no fueron tan mediáticos como los de estos tiempos democráticos.
Juan Guerra ha sido otro célebre chorizo. En su despachito de Sevilla se dedicó al tráfico de influencias. El hecho de ser hermanísimo del ínclito Alfonso Guerra, le vino de perlas para sus mejunges.
Con el negocio del ladrillo proliferaron en España, sobre todo en su costa mediterránea, un número muy elevado de chorizos. En las comunidades gobernadas por los fachas (Valencia, Madrid y Murcia sobre todo) el choriceo se convirtió en la actividad más normal del mundo. Los "amiguitos del alma" han choriceado a su gusto durante años. Existe un precedente glorioso: Marbella. Jesús Gil fue un fabricante de chorizos a destajo. Los señores Roca y Julián Muñoz, "El Cachuli", constituyen ejemplos notorios de chorizos nacionales.
Pues lo dicho, hoy sale Luis Roldán a la calle, y sigue sin saberse el paradero de un montón de millones que robó. Ahora puede que haga más dinerito contando su aventura en las televisiones. ¡Jo, qué mundo de chorizos! (y de imbéciles que los adoran y los votan)

10 comentarios:

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Hoala, Piconera!
Respecto a tu post:
Parece ser que la jerarquía vaticana a tomado conciencia del problema, ¡por fin!... Se habla mucho del tema estos días en la prensa. El Papa ha dicho que en todos los casos que se demuestren, los culpables serán apartados del sacerdocio y entregados a las autoridades para que sean juzgados como cualquier hijo de vecino. Vamos a ver si ahora no queda la cosa en una promesa bonita y efectivamente lo cumplen.
¡Besos!

Obdulio de Oklahoma dijo...

Esa cosa tan rara del encabecimiento: "hoala", es "hola" escrito a todo correr.

Alfonso dijo...

Este es un país que adora el chorizo, Don Obdulio. Y hay una gran variedad de ellos. Cada región tiene su peculariedad a la hora de "elaborar" el porcino producto. Todo depende de la clase de cerdos que críen.

La afición del chorizo, su vocación, es choricear. Y lo hacen en relación a sus posibilidades. Hay comunidades, como usted bien dice, que ser chorizo y choricear es lo más normal del mundo. Así lo mamaron de la tradición choricera anterior y así lo siguen haciendo. Con toda naturalidad. Otros, se subieron al carro de los chorizos más tarde, de modo que aquellos que tenían que haber acabado con tanto choriceo también se aplicaron a la cata de tan sabroso producto. O sea, que entre todos consiguieron hacer bueno el refrán de "entre chorizos anda el juego".

Roldán, que guardó diez millones de chorizos no se sabe dónde tendrá ahora tiempo de írselos comiendo uno por uno. La derecha tiene mucho que agradecer a este simpático y choricero personaje. Igual lo contrata el PP de asesor choricero, como al padre de la niña onuvense asesinada, asesor de justicia. ¿Y por qué no...?

Piconera dijo...

¡¡Aloha, Obdulio¡¡
Te has olvidado de las chorizas, quizas alguna feminista te acuse de no nombrar a ninguna femina,por que ¡¡ mira que hay chorizas tambien en España¡¡, tenemos chorizas a la sombra,chorizas amorconadas andaluzas,chorizas con sabor a ensaimada...y detras de cada buen chorizo hay una choriza inteligente que espera que los "Roldanes Choriceros" salgan a la calle ¡¡un monton de chorizas, si señor¡¡

------------------------
Con respecto a mi post,
Ojala sea verdad que se les pueda juzgar como lo que son DELINCUENTES, pero mas miedo me dan los fanaticos, ciegos defensores de todo aquello que representa la iglesia, que la iglesia en si, esos querran tapar la luna con un dedo y pretenderan que "tengamos fe".
Un abrazo Obdulio

Obdulio de Oklahoma dijo...

Tiene usted razón, Doña Piconera, siguiendo las normas lingüísticas de la ministra Bibiana Aído tenía que haber escrito en cada momento "chorizos y chorizas" y no excluir a ellas de la condición choriceril.
En lo que respecta a la Iglesia y la pederastia, se trata simplemente de que les ha desbordado el problema. Han intentado taparlo hasta que la manta ya no daba para tapar tantos casos. Ahora hace falta que lo hagan bien, que localicen a todos los que son y los juzguen.
¡Besos!

Chorizo de Guriezo, chorizo de Cantimpalo... ¡excelentes chorizos,voto a Bríos!... Tiene usted toda la razón, Don Alfonso, y no nos olvidemos de los riquísimos pimientos choriceros. A mí particularmente me gustan mucho.
El populismo del PP "fichando" a "personajes coraje" para sus componendas electoralistas es sencillamente patético.
¡Abrazos!

Jesús dijo...

Desgraciadamente toda esta chorizería esta generlalizada, no hay que ir a las altas instancias para encontrarla. Hasta en el negociado mas humilde hay sinecura y chanchullo.
España es un pais inmoral que le vamos a hacer.

calimeroesmalo dijo...

DE cuentas es sabido en mi pueblo que el cerdo proviene del cerdo.. ¿ O era al reves? ¿ Y como extraemos chorizos? ¡ Desangrando marranos ! ( leve ironía que encarna al populacho, los hay con clases, por ejemplo un Borbón sería uno de bellota ).
El caso es que ver después en la calle a estos tipejos es algo muy común, banqueros, empresarios, directivos bancarios y políticos tienen todas las fichas de salida de la carcel del tablero pero a Pepe , el tipo que por quedarse en el paro , por no poder pagar 2 meses la hipoteca y tener adeudos le quedan aún 23 años pa salir.
¡ Chorizo de clase baja amigo!
¡ un abrzo! ( alguien me ha chorizado la a)!!!!

Obdulio de Oklahoma dijo...

Pues eso, Don Calimero, existe el "chorizo común", que podría ser sinónimo de "delincuente común", y el "chorizo de calidad", equivalente a "ladrón de guante blanco".
Esta mañana me he despertado con la noticia de que Roldán ha sido recibido por una nube de micrófonos y fotógrafos. El gran chorizo le eclipsa en protagonismo al friqui suburbial que armó un escándalo en televisión. Siempre habrá categorías.

Hay chorizos, choricillos y choricetes, tiene usted toda la razón, Don Jesús, el choriceo está generalizado. España es más inmoral que El Vaticano.

¡Abrazos!

ANITA dijo...

Ya decía yo porqué mi colesterol subía sin remedio, tanto chorizo suelto empacha. Sale uno de los últimos chorizos a la calle, pagó su deuda y ahora comprará salchichón con lo que guarda debajo del balcón.
Besos de chope pavo receta del médico.

Obdulio de Oklahoma dijo...

Lo que guarda está bien guardado. El día menos pensado desaparece otra vez de España, y esta vez ya no le pilla nadie.
¡Besos con fragancia a chorizo de Cantimpalo, del bueno!