jueves, 22 de abril de 2010

Estalla el debate sobre legislar el uso de la boina vasca en clase

Josetxu Aguirrelahostiaetexea no fue ayer a clase. La opinión pública esta dividida.
Josetxu, de 12 años y natural de Bilbao, faltó por tercer día consecutivo a su colegio Virgen del Remolino en Pozuelo de Cañojonia, conocida localidad de la sierra madrileña. La dirección del centro no le permite asistir a las clases con la boina vasca o "txapela", prenda tradicional del País Vasco. Josetxu, que es del mismo Bilbao, concretamente del barrio de Txurripitxurri, afirma que desde su más tierna infancia ha usado txapela y que no va a dejar de hacerlo ahora porque lo diga el facha del director del colegio.
Un gran sector social sostiene que la postura del niño ha sido influenciada por el ultranacionalismo vasco, algo que está fuera de lugar en la Comunidad de Madrid y que, por lo tanto, debe mantenerse tolerancia cero hacia tal actitud sectaria. Otros van más lejos y afirman que es una clarísima declaración independentista y proetarra, pues los etarras suelen presentarse a los medios de comunicación cubiertos con txapelas y pasamontañas. Otros dicen que es simplemente una cuestión de estética, dado que los niños con txapela parecen champiñones andantes.
Cinco niños catalanes se han solidarizado con Josetxu y han acudido esta mañana a la puerta del colegio luciendo típicas barretinas. Mañana se espera la presencia de dos niños andaluces tocados con sombrero cordobés y una niña valenciana con peineta de fallera.
Aguardaremos a ver cómo se desarrollan los acontecimientos. La clase política tiene la palabra. De momento los falangistas han pedido cadena perpetua para todos los niños que se pongan algo raro en la cabeza.

Esta noticia está patrocinada por...

"Kiosco Anita´s"

pollo con patatas fritas

10 comentarios:

calimeroesmalo dijo...

Yo como vasco no me queda más opción que dar la razón a Josetxu.
La boina no es solo una prenda sin más, sino que tiene miles de usos positivos para la vida real:
-Evita que te mojes en un típico sirimiri.
- Con el rabillo de arriba pillas y sintonizas TDT.
- Aprendes a hablar euskera, a bailar aurreskus y hacer irrintzis. También te permite entrar en los bares a hacer " txikiteo" y hasta logra que te guste el guggenheim.
Además que la boina no es tan escandalosa como uno de esos burkas que obligan a llevar a las niñas esas ( que deberían ir a prisión por meter eso en un colegio jajaja).
¡ así que a apoyar las boinas y todos con Josetxu!
CALIMEROESMALO
( gerente en funciones de txapelas y boinas vascas S.A)
¡ Un abrazu!

Piconera dijo...

Pues nada yo reivindico la peineta y mantilla con clavel rojo incluido para las niñas, que la identidad es la identidad y si nos ponemos a exigir exigimos todos, como no lo consigamos, llevaremos partes medicos de las depresiones que causan en nuestras niñas esas negativas, que es muy traumatico para ellas.

jajaja ¿Y dices que mis post son ironicos?, tampoco se queda corto este
Besos obdulio

Jesús dijo...

Aquí hay que imponer el uniforme de toda la vida, la bata de rallas

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Lo del rabillo parabólico lo ignoraba!... Buenos días, Don Cali, la boina para ver canales televisivos es ya la rehostia. Y además pienso que se podrá uno colar en una herrikotaberna a txikitear a gusto, ¿no?
¡Abrazos primaverales! (hoy con niebla en Murciapolis)

Obdulio de Oklahoma dijo...

Este no es irónico, es esperpéntico, Doña Piconera, un tanto valleinclanesco con perdón de Don Ramón María.
¡Besos!

Obdulio de Oklahoma dijo...

Hoy nos ha salido usted lleista, Don Jesús. El pijama a rayas habría que ponérselo ya a unos cuantos chorizos de guante blanco, pero seguro que se están "blindando" a base de los mejores abogados habidos y por haber.
¡Abhrazos!

Alfonso dijo...

Ya puestos, reivindico que al colegio también se vaya con aquel complemento que nos caracterizaba a los niños de mi época: un par de velas de mocos. Una clase no era tal si buena parte del alumnado no lucían semejante atributo. Por no contar el vaso de "plexisglás" que también llevábamos, para beber a media tarde la leche en polvo, brevaje infame, que el Tío Sam dejó caer en nuestro solar patrio como única contribución del cacareado Plan Marshall.

Saludos.

Obdulio de Oklahoma dijo...

Los mocos, el babi con manchones de tinta, el plumier, el miedo a los maestros...
¡Cordiales saludos matinales, Don Alfonso!

SALUSTIANA dijo...

Pues me solidarizo con Josetxu. A partir de ahora me voy a poner unas banderitas republicanas adornando mis pezones y voy a abrir el escote de mi blusa para que se luzcan bien sus tres colores¡¡
Y además, he decidido no volver a usar bragas cuando vaya a misa y espatarrarme bien cuando se me acerque el cura. Mientras todas las mujeres optan por llevar mantilla yo he decidido quitarme la braguilla¡¡ he dicho¡¡
Saludos de mis puercos republicanos¡¡¡

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Pezones con banderitas republicanas!, ¡jo, Doña Salus...!
Lo de espatarrarse ante los curas ya lo sabía, es un "clasical Salus"
Lo de "puercos republicanos" mejor no lo diga, se presta a otra interpretación.
¡Besos!