jueves, 15 de abril de 2010

Obcecados

Margarita de Dinamarca ha dicho que no piensa abdicar ni dejar de fumar. Personalmente me resbala esta decisión, su monarquía y ella están lo suficientemente lejos de mi como para que no me moleste con sus alardes de majestad o el humo de su tabaco. No me la voy a encontrar en la barra de un bar y no me va a echar el humo a la cara.
Pero lo que me ha motivado a convertir esta declaración en un post es otra cosa. Me resulta curiosísimo y hasta dramático que ambas decisiones vayan juntas en la misma declaración: "No pienso abdicar ni dejar de fumar" Lo habrá dicho en un sentido frívolo, de acuerdo, pero la carga de verdad es total, no va a renunciar a sus apetencias, y adquieren el mismo nivel de importancia ambos "vicios" o ambas "vocaciones de servicio al pueblo"
Te queda la duda de si para ella es más importante fumar o ser un fantoche coronado del pasado. Y no deja ninguna duda respecto a que es un ser obcecado sin ninguna gana de plantearse otras alternativas.
A estas alturas ya han debido llegar hasta su trono real informaciones sobre el carácter nocivo del tabaco y que las monarquías cada vez tienen peor prensa. Si fuese una persona prudente y sensata, y no una charlatana conservadora como la reina Sofía, se habría callado por respeto a la salud de los jóvenes y a los sufridos ciudadanos que la mantienen con sus impuestos. Pero no, es obcecada e irreflexiva, e insisto: aunque lo haya dicho en un tono presumiblemente frívolo.
Don Juan Carlos de Borbón tampoco piensa abdicar ni renunciar a los toros y a meter baza cuando no le llaman. Es otro obcecado, como lo son el reyezuelo represor de Marruecos o la familia real británica en pleno.
Están obcecados en ser como son aunque no sean modelos ejemplares. Son viejas glorias, tradiciones, antigüedades, carrozas...

12 comentarios:

calimeroesmalo dijo...

La verdad que curioso si que es que Margarita haga esas declaraciones.
¿ Que tiene que ver lo uno con lo otro?
Y como dice usted, a ojos de los jovenes ( que son los que jajajaja más se interesan por la monarquía jajajaja me sale la risa tonta no se porque) debería tener más respeto.
Al menos Don Juan Carlos tiene otros vicios menos nocivos para la salud como son los toros, ir a ver soldados y grabar pelis independientes con su amiga Barbara ( tb borbona o con más título en apellido).
¡ Un abracete Obdulio!

federicafernadezz dijo...

Ay algo en Dinamarca que huele a tabaco. A ora presfiero pagar los puros a un rey que cambiar de marca de pitillos cada cuatro años.
Pq que haber, no sale mas varato un president@ de respusblica que una corona me dan calofrios de pensar en Zp o Rajoi de presidentes.
Que serán todo lo modesnos que se quiesras pero tan casposos como cualkiera otro.
Eso si te veo asmirador de la reyna de Inglanterra ya que no la nombras.
Kien lo iva a descir
Federica (reyna)

Piconera dijo...

Buenas noches de nuevo,
Esta pava deberia hacer terapia para dejar el vicio de ser monarquica y abdicar el cigarrito en pro de algun que otro indigente fumador.
Me gusta mas la frase asi:A estas alturas ya han debido llegar hasta su trono real informaciones sobre el carácter nocivo de la monarquia y que el tabaco cada vez tiene peor prensa.
Soy fumadora, lo siento, lo siento, se que tengo que dejarlo pero ¡¡ me cuesta mucho¡¡

ANITA dijo...

Amos a ver no tiene nada que ver una cosa con la otra pero deja claro que es Reina y hace lo que le sale del arco el triunfo aunque le cuelguen las telarañas. Claritoooooooooo
Y tiene mensaje la cosa, que se preparen los de alrededor tienen reina para rato y hace lo que le da la ganaaaaaaaaa, porque en el fondo es lo que hacen todos.
Además los reyes como de toda la vida, hasta que la muerte los separe el trono.
Besos de la marquesa del marquesado pollero.
(pufff lo de los pollos me trae problemas mentales)

Obdulio de Oklahoma dijo...

Usted lo ha dicho, Anita, "reyes de toda la vida"
¿Cuenta usted pollos para dormirse?
¡Besos granjeros!

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Genial la vuelta que le ha dado a la frase, Piconera!
¡Pues nada, que ni usted deja el tabaco ni el Papa se pone un preservativo, cada uno a su rollo!
¡Besos!

Obdulio de Oklahoma dijo...

Pos a mi me daría calofríos, Federicafernadezz, el rey de presidente de gobierno. ¡Uf, que dangerous!
¡Besos!

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Hello, Don Calimero!
Las reinas hablan poco pero cuando se sueltan la lengua es para salir huyendo.
¿Cómo va esa rehabilitación?, ¿las enfermeras son viejas gruñonas o bellezas veinteañeras?, ¿le han vuelto a atacar los gitanos?
¡Abrazos terapéuticos!

SALUSTIANA dijo...

Pues a mi el mensaje subyacente de las declaraciones de esa señora me parecen obvias: no va a dejar de hacer lo que le sale de los cojones y lo que más placer le provoca, o sea, fumar y vivir a cuerpo de reina, y nunca mejor dicho. Y el resto de los que nombras pues lo mismo de lo mismo. Gente que vive de puta madre, no se a santo de qué, y por la cara, y encima, como saben que están por encima de todo dicen lo primero que les pasa por la cabeza, o por la punta de los cojones. Y encima tenemos que seguir manteniendoles¡¡ acojonante. En fin, besos de mis chanchos porcinos¡¡¡

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Hola, reina de los chanchos porcinos!
Es un honor para mi que se haga ver por aquí, tararí, tararí...
No, siete usted razón, las declaraciones son obvias, pero me chocó el desenfado o impertinencia de la dama... de alta cuna.
¡Besazos!

salustiana la porquera dijo...

si, lo de la impertinencia amigo mío debe ser inherente al cargo¡¡¡ hay gente que no tiene perdón¡¡ Besos buen hombre

Obdulio de Oklahoma dijo...

¿Y quién le ha dicho a usted que yo soy un buen hombre?...
Ni yo mismo sé cómo soy ni quién soy ni qué coño pretendo en esta vida... ¡Ah, ¿esto es vida?!