jueves, 31 de marzo de 2011

¡Más guerra!, ¡más desesperanza!

¿Caerá Gadafi?, ¿no caerá Gadafi?... Lo que hace días era algo cantado, ahora suscita enormes dudas. Rebeldes que avanzan, rebeldes que retroceden; Gadafi que se repliega, Gadafi que retoma posiciones; Trípoli destruída, Trípoli que se hace fuerte; Bengasi feudo de los rebeldes, Bengasi a punto de ser reconquistada por el tirano; Armar a los rebeldes, no armar a los rebeldes, ¿quienes son los rebeldes?, ¿quién manda a los rebeldes?, ¿hay elementos de Al Qaeda infiltrados entre los rebeldes?... Este es el panorama abstracto de una guerra semitelevisada en la que el tirano se ha quedado sin aviones pero parece que le sobran los tanques; los rebeldes viajan en coches Toyota, usan zapatillas deportivas, hacen pausas para rezar y disparan con armas desfasadas. Un ministro del regimen opresor ha desertado; Gadafi mezcla las bravuconadas con las súplicas a Obama, como Ruiz Mateos llorándole a Botín. El tiempo corre y mueren más civiles; faltan suministros, falta leche para los bebés, falta una decisión política determinante que saque al tirano de su bunker y lo ponga ante un tribunal.

3 comentarios:

Obdulio de Oklahoma dijo...

El cambio de color en el texto significa punto y aparte.

El Periódico de El Prat dijo...

Creo que tendremos guerra para rato.


PD: Un truco para hacer el punto y aparte es escribir desde la pestaña HTLM, en vez la normal. Y destras del punto pones el comando

DIV entre los corchetes <...>

No puedo ponerlo exactamente aquí porque no lo admite la maquina, pero sería algo así como

(DIV) pero en vez de parentesis los corchetes, mayor que y menor que.

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡No se esfuerce, Don Jesús, soy un inútil informático, no entiendo nada de lo que me dice!... Quizá más adelante, cuando no tenga los nervios a flor de piel como ahora, vuelva sobre sus consejos y trate de asimilarlos. No vea usted el cacao mental que tengo y las nochecitas despertándome a cada rato porque no veo una salida posible a lo mio. Menos mal que leer y escribir me hace evadirme un poco.

¡Abrazos y gracias por todo!