viernes, 25 de marzo de 2011

Pesetas

"1.721 millones de euros "conservamos" en pesetas los españoles"

El entrecomillado en "conservamos" es mio porque yo no conservo ninguna. No me quedé ni una peseta de recuerdo. He estado tan jodido siempre que me lo he gastado todo, hasta los céntimos esos que te devuelve la cajera del Mercadona. "¿Tiene dos céntimos, señor?"; "No" Y entonces te los da ella. Y te ves acumulando céntimos en un frasco hasta que llega el momento de cambiarlos en el banco. No sé cuántos euros en centimillos tendré esta vez, pero no va a pasar mucho tiempo hasta que me vea en la tesitura de cambiarlos. Vienen tiempos miserables para mi, como en los viejos tiempos, como casi siempre, como cuando la peseta ya no valía una puta mierda, esas pesetas que guardan en sus huchas los nostálgicos de las pesetas.

5 comentarios:

El Periódico de El Prat dijo...

Pues yo si tengo una, me la encontre el otro día...en menuda mierda de monedilla quedo la rubia, una lenteja de plastico gris.

Obdulio de Oklahoma dijo...

Sí, desmejoró mucho con la edad, ¡pobre pesetilla!

Alfonso dijo...

Abrazos Don Obdulio.

Yo tengo, que sepa: Un billete de dos pesetas de la República (entonces la peseta daba bastante de si), dos billetes de 1 peseta de los años cuarenta: uno con la efigie de Don Quijote y el otro con la de la Dama del Elche (estos tres billetes me los encontré en una edición del Quijote de 1.931 que era de mi abuelo y aun conservo). Una moneda de veinte duros de plata, grande como una rueda de carro, que se hicieron en 1.966 y que fueron prontamente retirada porque la plata que tenía costaba más que el valor nominal. Y un puñado de duros, rubias, dosreales, perras gordas y otras monedas extranjeras que están en un cestito de mimbre desde antes de que el euro hiciera su aparición y ahí se han quedado.

No tengo nietos, pero por si acaso a mi hija se le ocurre alguna vez ponerse en ese trance, las guardaré para contarles batallitas al estilo del abuelo Cebolleta a quien, cada vez más, me estoy pareciendo.

Saludos afectuosos, Don Obdulio.

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Don Alfonso, usted no es el "abuelo Cebolleta", usted el "abuelo fantasma"!... desaparece y no le vemos en un tiempo muy largo. ¡Ay, qué joderse, nos gusta leerle y nos tiene privados de ese capricho!
Yo también recuerdo de niño haber comprado "chuches" con un billete de una peseta. Recuerdo igualmente que, habiendo "barracas" en mi pueblo, (llamamos "barracas" a las atracciones de feria) me lo pasé fenomenal con 12 pesetas, monté en unas cuantas atracciones. ¡Tiempos aquellos...!
¡Un fuerte abrazo, Don Alfonso!

calimeroesmalo dijo...

En mi casa tenemos toda una colección de billetes antiguos y de otros Países y tal que mi madre me hizo prometer que no vendiese y tal hasta si no le pasase algo o asin.
Como la van a operar , lo venderé a ver cuanto saco por los billetes y monedas y si sobrevive a la operación de que le quiten el juenete del dedo del pie ( Son de Osakidetza , así que no hay muchas garantías, ya me he hecho a la idea, remodelando la casa y cambiando las cerraduras), diré que entraron unos ladrones y que se dejaron unos videojuegos o asin....
¡ Abrazotes!