sábado, 19 de marzo de 2011

Soy internacional y universal

Todos somos un poquito de todo, menos los asquerosos racistas y xenófobos, que sólo son de su pueblo, lo que ellos definen con la palabra abstracta "patria"


Soy un poco japonés porque me gusta mucho sacar fotos.

Soy un poco chino porque voy al trabajo y vuelvo en bicicleta.

Soy un poco negro porque me caen muy bien los negros. Por norma general son más dignos de admirar que los blancos.

Soy un poco italiano porque me encanta el cine cómico italiano, la pasta y los productos nacionales como Sofia Loren, Silvana Mangano, Fellini, Hugo Tognazi o Alberto Sordi.

Soy un poco vasco porque nací allí y conservo el acento, familiares a los que apenas veo y recuerdos buenos y malos.

Soy un poco cántabro porque pasé una parte de la infancia y toda la adolescencia en un pueblo de Cantabria.

Soy un poco gallego porque tengo raices gallegas por parte de mi abuela materna y porque me gusta mucho el pulpo a feira, el queso de tetilla y el vino albariño.

Soy un poco catalán porque viví allí cerca de un año y porque me gusta el Barça por su juego y por la buena gente que conforma este equipo y porque están humillando al Real Madrid.

Soy un poco madrileño porque en Madrid es donde más tiempo he pasado en mi vida, y este ha sido el lugar de mis grandes ilusiones y estrepitosos fracasos.

Soy un poco murciano porque llevo varios años viviendo y trabajando en este pueblo de caciques y paletos.

Soy un poco andaluz porque me enamoraron los paisajes, el sol y la buena gente andaluza en mis andaduras juveniles teatrales.

Soy un poco venezolano porque mis padres fueron emigrantes en Venezuela y tengo un hermano nacido allí.

Soy un poco asturiano porque me apasionan esas tierras y sus gentes, al igual que Andalucía; en Asturias trabaje de joven y de Asturias volví a prendarme este verano cuando hice el Camino Primitivo. ¡Me presta Asturies, oh!

Soy un poco inglés porque en Inglaterra viven dos seres a los que quiero mucho, y llevo un tiempo intentando chapurrear la lengua de Shakespeare.

Soy un poco riojano porque mis primeros apellidos proceden de esa tierra y me gusta caminar por Logroño Nájera, Grañón, Santo Domingo de la Calzada...

Soy un poco libio porque me identifico con los "perros y ratas drogados" y resto de la población civil que está siendo rabiosamente masacrada por el hijo de la gran puta de Gadafi, su hijísimo hijo de puta y sus serviles sicarios falangistas y manos limpias.

Soy un poco emigrante porque lo han sido mis padres, mis abuelos y yo mismo en cierto modo.

Soy un poco marciano porque a veces pienso que soy de allí más que de aquí.

Soy universal como las Miss Universo, Dios y el Demonio.

5 comentarios:

Obdulio de Oklahoma dijo...

Soy un poco quevediano porque aparezco en la foto del blog pegado a una nariz como una polla o a una polla como una nariz.

El Periódico de El Prat dijo...

Según Buda la felicidad esta en el no ser. Algo mas dificil de conseguir que el ser, sin dejar la piel.

Obdulio de Oklahoma dijo...

Enigmático razonamiento para mis pobres entendederas, pero si lo dice Buda...
¡Feliz noche del sábado, señor periodista!

calimeroesmalo dijo...

Yo soy de una zona independiente de Erandio, vasco y me considero a veces tb un pokillo gilipollas..¡ Benedictus, soy americano! jajajaja
¡ Abrazotes!
pd- muy weno el post!!

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Viva el sector escindido de Erandio!
¡Abajo el Vaticano!