sábado, 26 de septiembre de 2009

Hambre

Estefanía de Mónaco tiene 44 años y dos pechos nuevos. La más circense de los Grimaldi se ha operado para lucir fermosura de domingas en biquini chiquitito. La primicia ocupa casi media página en una revista del corazón. Unas cincuenta páginas más adelante aparece una estadística escalofriante en un simple recuadrito de nada: "Mil millones de personas pasan hambre en el mundo" Pero leyendo el texto canijo te percatas de que son algunas más: 1.020 millones. ¿Cuántas de estas personas viven en Mónaco o en El Vaticano?... Ya, ya lo sé, soy un demagogo. Pero el Papa se empeña en combatir el preservativo para que la cifra aumente como los pechos de Estefanía.

Los cuatro millones de parados en Spain son unos privilegiados si los comparamos con los 1.020 millones de hambrientos en todo el globo terráqueo. Hace poco ha llegado a nuestra costa de las sorpresas una patera tripulada por niños de diez años. Parece de película pero es verdad de la cruda. "No queremos un futuro como hambrientos, tan sólo como parados o topmanteros", parecen decirnos los angelitos negros con sus caritas negras de hambre.

El Vaticano y Mónaco se libran del problemón de la emigración porque no son puertos de mar frente a las costas africanas, y además son estados pequeñitos en donde sólo caben millonarios y religiosos, todos ellos gentes de fe, bichejos de alta sociedad y alto clero. Y la linda Estefanía, toda una princesita circense y revolucionaria, a lo mejor nos sorprende un día pintándose la piel de negro en solidaridad con los negritos hambrientos. El Papa, que es más tradicional, se conforma con rezar en latín muy piadosamente y promocionar el rosario y el anticondonismo, sin duda dos grandes remedios contra el hambre y el sida.

Deberíamos abstenernos de pensamientos impuros al ver a Estefanía con tetas nuevas. Tampoco es bueno el apetito sexual.

6 comentarios:

Obdulio de Oklahoma dijo...

Anita, he querido dejarte un mensaje de "feliz fin de semana" pero en los dos blogs tuyos en los que entro me ha salido esa frase fatal de "error en la página"
¡Besos!

Obdulio de Oklahoma dijo...

Murron, te digo lo mismo que a Anita, también me sale en tu blog lo de "listo pero con errores en la página"
Hoy hay una conjura de fuerzas del mal para no dejarme escribir.
¡Besos!

Jesús dijo...

Pobre Estefania,ser la hermana fea es un palo.
Lo del Papa y el condon no es verdad si escucharas lo COPE lo sabrias. Lo que quiso decir es que los africanos deberían de cambiar de costumbres (sexuales) allí se folla tanto que no hay condones suficientes para dar abasto.

Obdulio de Oklahoma dijo...

¡Sólo me faltaba escuchar la Cope, Don Jesús!... Las veces que me he armando de valentía y la he sintonizado en la furgoneta, he tenido que abandonar al instante, era superior a mis fuerzas. Pues es tan irracional lo usted dice que dijo como lo que otros dicen que dijo. ¿Un líder de la castidad pidiendo al pueblo que renueve sus hábitos sexuales?, ¿y qué opciones les propone?... ¿follar menos?, ¿castidad controlada?, ¿pederastia sin preservativo?... Podría haber condones suficientes para todos si ese jefe de estado entrometido recaudase menos y se implicase más en ayudar al tercer mundo. No hay dinero para preservativos pero cualquier región africana sumida en la pobreza tiene que costearle sus viajes al "sucesor de Cristo", ¡hay que joderse!
¡Hostias, me he enfadado, Don Jesús!, ¡mea culpa!, rezaré tres avemarías...

ANITA dijo...

Me parece que va a se tu conexión si te pasa con mas blogs.
En fin que me entero ahora de que la estafanía se nos puso tetas. A buenas horas jjajaj. Yo la había dejado un poco si la hacía falta y la cobro menos, igual me llega para una letra del piso.
El papa hay el papa,y el anticondonismo. Así arreglamos el mundo cuando no ven la pobreza en estado puro si llegaran pateras o gente necesitada por allí. Pero como dices allí no viven pobres y menos llegarán. Estos dos personajillos no nos van a sorprender no. Ella preocupada de sus tetas y el otro rezando con la mesa puesta todos los días.
Eso eso a mi como no me pone la princesita esa pues mis pensamientos son de mandarla a donde amargan los pepinos.
Besosssssss

Obdulio de Oklahoma dijo...

Estefanía ha sido la "indomable" del clan Grimaldi, creo que es mejor persona que Don Benedictus.
El anticondonismo es el equivalente a mandar gente a la hoguera aunque suene esto "un pelín exagerado", pero en cada época se agarran a lo que pueden con tal de humillar a los "pecadores"