domingo, 13 de septiembre de 2009

Mañana no trabajo

Ya estoy muerto. ¡Caramba, qué raro me parece todo!, ¡qué sensación más extraña!
Veo ahí mi cuerpo y veo las caras de lelos que ponen mis compañeros de trabajo. A algunos se les ha quedado una expresión realmente estúpida. ¿Y por qué cojones estoy muerto?... ¡Ah, sí, ya caigo!, he sentido un latigazo en el corazón, ¡zas!, un infarto, no puede ser otra cosa. Joder, jamás me había dado un infarto y para ser el primero me he lucido.
Pues esto es como en las películas, floto en el aire. Veo a la basca congregada en torno a mi fiambre y hablando muy alterados, no dejan de mirarme. Los tios se hacen los fuertes, ponen caras de "no somos nadie" y "quién lo iba a decir, con lo fuerte y sano que estaba para su edad" Bueno, eso de fuerte y sano...
La chicas se han impresionado al principio y ahora están compungidas. Margarita ha roto a llorar. Ni caso, esta llora por cualquier cosa. También lloró cuando se murió el gato de la portera de su inmueble, y lloró por Michael Jackson, como si fuesen amigos.
Gregorio es el enterado, él es quien ha dictaminado mi muerte, no podía ser otro. Me ha mirado el pulso y ha sentenciado gravemente: "esta muerto" Eulalio se ha santiguado porque este es de los de iglesia. "¿No se puede hacer nada?", ha dicho casi implorante Margarita antes de echarse a llorar. "Sí, enterrarlo", ha pensado el hijo de puta de Higinio, porque resulta que ahora puedo leer los pensamientos, e Higinio es un borde que se cree muy gracioso.
Pues que putada más gorda, ahora que no vivo es cuando puedo leer los pensamientos. Lo que me hubiese gustado tener este don en vida para presumir en sociedad e ir a los programas de televisión. Ahora no me vale para nada, imagino que todos los muertos leen los pensamientos.
Mira el asqueroso de Fernando lo que está pensando: "Ya se podría haber muerto otro día porque ahora nos va a joder el puente"
¡Hala, ahora se desmaya Pili!, todos acuden solicitos a ella. Me está robando protagonismo la muy melindres. Si es que esta tía no come por la puta manía de adelgazar, y ese es el motivo del desmayo. Ya se recupera. Mírales, ¡vaya cuadro!, todos se han puesto a abanicarla con carpetas y folletos. ¡Tíos, que estoy aquí muerto, joder!... Bah, ni me oyen ni me ven. Tengo que enterarme de cómo se les puede asustar por la noche. Preguntaré a los muertos expertos.
"Habrá que llamar a la familia", dice ahora Gregorio. ¡Jo, qué deducción más inteligente! Pues como llamen a mi ex mujer, esta es capaz de clavarme una estaca en el corazón para asegurarse de que estoy muerto. ¡Bien, bien, que llamen a mis hijos, que se les joda el puente!, y que rabien y pataleen porque no les dejo un puto euro, que me he muerto en la más absoluta miseria, y además dejo deudas. Ahora esto me hace gracia. ¡Ja, ja, ja!... Pues no me oigo las risas. Anda, ese que viene por ahí debe ser el juez. Qué rápido. Voy a ver como levanta mi cadáver.
Y mañana no tengo que venir al trabajo, ¡de puta madre!

9 comentarios:

Obdulio de Oklahoma dijo...

Señor Gramático Pardo, al pie del post de abajo le he dejado un comentario.
¡Abrazos!

calimeroesmalo dijo...

Jajajaja. ¡ Que tétrico tó!
La ex sería un poco sádica , ¿Pues no lo tenía más sencillo la mujer con poner un espejillo bajo la nariz?
¡ Ya ni morirse a gusto puede uno jajaja!
Desde luego para estar muerto relatas que da gusto jodio...jajajajajaja
Un abracete Obdulio!!!!!!!!

Jesús dijo...

Te has superado, asistir a tu propio funeral o casi. Pero con estas cosas no se juegan que estamos en una edad delicada, fuf, fuf, fuf fuera mal fario.

El gramático pardo dijo...

Don Obdulio: ni me había enterado de lo que habían puesto en los post anteriores. Sabe lo que le digo: paso de lo que digan esos hijos de puta.
Y visite mi blog. No se preocupe. En cuanto hagan el cabrón de nuevo, ya verá como no aparecen más. No ve que yo sé gramática parda y nuevas tecnologías...¿Ustede me entiende verdad? Pues eso.
Otro abrazo

Obdulio de Oklahoma dijo...

Con estas cosas siempre se ha jugado, Don Jesus, España tiene una rica tradición de humor negro, los más geniales humoristas del país lo han practicado. ¿Qué hubiese sido La Codorniz sin humor negro?... Ahí tenemos a Gila, Chumi Chumez, Mihura, Summers y tantos otros, el humor negro es lo que les ponía las pilas.
Además de la putada de morirnos no sería justo que nos privásemos reirnos de la muerte.
¡Abrazos!

A gusto no se muere nadie, Señor Calimero, porque a esta vida se la termina cogiendo cariño por mal que lo pases.
Otro abrazo para usted.

Alfonso dijo...

Efectivamente, Don Obdulio, este país es rico en la práctica del llamado humor negro. Quizás ahora menos que antes. Lo dan los tiempos y las circunstancias. La Codorniz fue todo un reto de inteligencia puesto al servicio del humor, que supo sortear muchas veces con fina ironía el lapiz rojo de los zotes censores de la época.

Comento brevemente una pequeña anécdota de ese fino sentido del humor negro que nos caracteriza. Un amigo, bastante más mayor que yo, asistía al entierro de otro amigo suyo en compañía de otros ancianos copartícipes de la misma amistad. Cuando ya estaban enterrando al finado se acercó a la oreja de uno de acompañantes y le dijo: ¡Disparan cerca!...

Genial.

Con eso vino a decir, que todos, por edad, estaban ya en la misma línea de tiro y las balas empezaban a silbar a su alrededor.

Obdulio de Oklahoma dijo...

Lo de su amigo es humor negro del fino, del bueno. Me recuerda algo más simple pero también revelador que le escuché a mi hermano después de enterrar a nuestros padres: "Estuvimos en el entierro de los abuelos, después en el de los padres, ahora ya nos toca a nosotros"
¡Un abrazo, Don Alfonso!

calimeroesmalo dijo...

¡ Joder Alfonso jajajajaja Y tan negro el humor chico!
jajajajajajajajaja
¡ La leche! jajajaja
¡ No lo había leido y me he pasado a leerlo pero es que luego va Obdulio y lo remata!
¡ Anda que...!
¡ Un abracete¡

ANITA dijo...

Joder que si es humor negro y desternillante. Y encima querer asustarlos jajajja.
Yo no me atrevería a tanto jeje no por asustar si no imaginar mi muerte, bueno me lo soñé una vez, joder todo el mundo llorando y yo desde el techo gritando.
¿Que hacéis ?estoy aquí pegada al techo bajarme hostias.
Y yo tan mona en la caja ufffffff que pesadilla. Miedo desde luego no tienes.
Graciosisimo llevo riendo un rato grande. Hoy me pongo buena del todo jaja. Un abrazote