domingo, 5 de septiembre de 2010

¡Oh, qué idea!

Dios es la idea, la Gran Idea surgida del hombre, una idea totalmente humana porque el hombre tiene ideas dada su condición de pensante.
También la mujer tiene ideas pero la Iglesia prefiere citar sólo al hombre cuando se refiere a la Humanidad. La igualdad entre hombre y mujer es más bien cosa de Bibiana Aído.
La Iglesia se ha dejado llevar siempre por una misoginia visceral, como si la mujer fuese enemiga natural del hombre, de la Humanidad entera. Para la Iglesia la mujer es culpable de casi todo.
La idea de Eva y la manzana, del pecado original, la insistencia en comparar a la perversa serpiente con la impura mujer, ha sido y es cosa de sesudos doctores eclesiáticos.
Dios mandó a su hijo Jesús ha redimir a los hombres de ese pecado original que cometió la mujer. Y Jesús nació de mujer terrestre pero fue fecundado por obra y gracia del Espíritu Santo. El Espíritu Santo fue quien puso la semillita divina en el cuerpo de aquella virgencita humilde. Jesucristo, por tanto, nació con parte humana y parte de extraterrestre o de divino, con herencia genética del Espíritu Santo y de la terrícola elegida. ¿Y por qué todo este lio?... J.J. Benítez dice que se trató de una fecundación in vitro, cosa que me resulta más creible que todo lo que nos cuenta la Iglesia de Roma.
Y Jesús vino a redimir a la Humanidad del pecado original. Siempre se dice "a la Humanidad" Los delfines y los pulpos, que son muy inteligentes, no cuentan. Tampoco cuentan los chimpances, nuestros queridísimos hermanos los chimpances. Ni los neandertales, que ya se buscaban la vida, inventaban utensilios y honraban a sus muertos antes de que existiésemos los homo sapiens como tales. ¿Y los dinosaurios?, ¿no son hijos de ningún dios?, ¿tampoco merecen la atención especial de ningún creador?...
Y en el caso de que haya extraterrestres, (aparte de Dios y todo su tropa celestial) ¿tampoco les toca nada en esto de la salvación de almas?
Pues nada, que Dios es cosa de la Humanidad y todo lo demás son divagaciones de los incrédulos. El universo infinito, ese universo cuyos confines nunca llegaremos a conocer, nos sobra a la Humanidad pensante. Nosotros los hombres (vale, y las mujeres si no pecan mucho) somos los únicos hijos de Dios.

Personalmente creo que Dios es la idea más absurda que se le ha ocurrido al ser humano. Absurda por no poder explicarlo y absurda porque lo han creado lleno de imperfecciones. Pero no pierdo las esperanzas de creer. A lo mejor alguien me convence y consigo salvar mi alma atormentada. Pediré audiencia con Don Benedictus XVI para hacernos unas pajillas.

4 comentarios:

ANITA dijo...

Dudo que Don Benedictus colabore en eso de las pajillas, esta gente lo hace todo a escondidas, llévese cámara por si acepta que me da morbo jajaj.
Soy mujer soy pecadora joer tengo todas las papeletas para la perdición coño.
Pues ea san conejo sano me bendiga y san breva casta me lo permita.
Besotes pecadores de una pobre mujer.

Obdulio de Oklahoma dijo...

Pues no se pierda, que ya no existe lo de Lobatón. Fíjese que a Bin Laden no le encuentra ni su puta madre.
Devuélvole besos pecadores para más pecar.

calimeroesmalo dijo...

Creame Obdulio, que de los posts tuyos que llevaba sin leer este ( de momento) el que más me ha atrapado.
SUBLIME, GENIAL, TROPIZANTE.
Yo creo que DIOS para esta gente es como CABALLITO BLANCO para un crio de preescolar.
La palabra que lo explica todo sin necesidad de tener que llegar allí, no se si me explico...
- ¿ Y como puede ser que el rayo golpease patatín...?
- DIOS...
- ¿ Pero como podía estar en tal sitio y a la vez bla, bla , bla?
- ES QUE DIOS PUEDE DUPLICARSE EN EL TIEMPO Y EL ESPACIO Y PUEDE HACERLO TODO XKE ES DIOS.
- ¿ No es un poco chorra eso que has dicho?
- SI SABES LO QUE EXPLICAS DE DIOS,NO Y ENCIMA NO VAS AL INFIERNO, NO COMO TÚ, INFIEL DE MIERDA BWAH-HA-HA-HA ( risa de creyente loco)

Obdulio de Oklahoma dijo...

Lo desesperante para ellos es que el número de "infieles de mierda" crece y se les escapa el negocio de las manos, como a los taurinos, ¿o no?...
¡Abracetes en la paz universal!