miércoles, 22 de septiembre de 2010

¡Tu puta madre!... ¡La tuya!

Teresa Lewis habrá sido ejecutada esta noche o por la madrugada en Greensville (Virginia, USA) El medio: una inyección letal. Teresa roza la discapacidad mental. El Tribunal Supremo puede parar este acto de inhumanidad, pero no es costumbre.

El presidente de Irán, Don Mahmud Ahmadineyad, ha defendido la lapidación de Sakineh Astiari con el siguiente argumento: "Una mujer va a ser ejecutada en los Estados Unidos y nadie protesta"

Estados Unidos dice: "¡Tu puta madre!" e Irán responde: "¡La tuya!" Y dos mujeres - y las que vengan - se van antes de tiempo a la nada, aunque los imbéciles que las matan piensen que se van a otro sitio.

13 comentarios:

Jesús dijo...

No deja de ser un argumento. Vemos las barbaridades en ojo ajeno, pero no vemos las propias.

Obdulio de Oklahoma dijo...

Efectivamente, aunque las barbaridades ajenas son muy gordas. En Occidente se ha refinado el asesinato legal, inyección letal, en Oriente se apedrea a una mujer "con piedras ni muy grandes ni muy pequeñas para que hagan mucho daño pero no se muera pronto" y pueden asistir los niños al espectáculo. En Occidente hay castigos que consisten en hacer trabajos para la comunidad; en Oriente se dan latigazos, se cortan dedos...
¡Abrazos, Don Jesús!

ANITA dijo...

Que comparación mas salvaje.
Hijoputesca de las gordas.
Dos mujeres asesinadas porque la pena de muerte es un asesinato.
Aunque Obdulio me vas a perdonar la americana no sabemos ciertamente si tendrá o no retraso mental, para casarse y tener querido y mandar matar a dos personas no.
Besos conciliadores

Obdulio de Oklahoma dijo...

No, no tiene "oficialmente" retraso mental, llega a rozar el coeficiente exigido para ser declarada persona con retraso mental, de ahí que "no puedan" conmutarle la pena.
De cualquier forma no deja de ser un asesinato porque equipara a quien lo comete a los auténticos asesinos.
Besos pacifistas y pacificadores

ANITA dijo...

Yo opino lo mismo sigue siendo un asesinato esa forma de ajusticiar.
Es quedar a la misma altura que los asesinos, porque la otra pobre su culpa no es ni por asomo motivo para que la asesinen, en ese puto país es mejor nacer rata pero macho.
Besos pacifistas

Alfonso dijo...

El moderno occidente y medioevolizado oriente se dan la mano en cuanto a la ejecucion de la misma barbarie se refiere. Unos por lo fino y los otros por lo basto, pero los dos consiguen el mismo objetivo: MATAR.

La humanidad adquirira de pleno derecho tal calificativo cuando erradique esa mania de parecerse a los dioses: disponer sobre la vida y la muerte con total gratuidad.

Una pena.

Abrazos.

calimeroesmalo dijo...

Y lo mas ironico es que en los USa para ejecutar a esa mujer por inyeccion letal usen:
¡ agujas esterilizadas!
¿ Pa que?
Y lo de Iran, pos piedras, que encima lo humanizan, eligiendo piedras de un tamaño exacto ( si en el fondo habra que agardecer que sean unos benditos).
Aqui en Espain nos podiamos aprovecha de la idea y usar toreros pa matar a presos o tertulias parlamentarias ( de esas que duran tantas horas que me pregunto si alguien es tan masoca de verla en la tele) o poner en video toodas las apariciones de la Esteban o Medico de Familia , no se, torturas desagradables..
( no me van los acentos).
¡ Un abarcete Obdulio!

Obdulio de Oklahoma dijo...

Estimado Don Alfonso:
El día 17 puse un comentario al pie de su post "El bar de putas", comentario que hacía el número 27 en ese hilo. El comentario se publicó perfectamente porque tengo la costumbre de echar un vistazo por si se ha deslizado algún gazapo, pero al día siguiente ya no estaba, desapareció.

Obdulio de Oklahoma dijo...

¿Lo "humanizan" porque utilizan piedras medianas?... Yo pienso que es todo lo contrario, Don Calimero, las eligen así para que hagan más daño, porque las pequeñas hacen menos daño y las grandes pueden matar a la primera. Son las bondades de la religión.
¡Cómo que no le van los acentos!... ¿No tiene usted acento de Bilbao?
¡Abrazotes!

murron dijo...

Pues si, tienes mucha razón. Es inaceptable cualquier fundamento que intenten dar para justificar ambas actuaciones. Mismo perro con distinto collar. Nadie tiene derecho a decidir cuando acabar con la vida de otras personas. Eso si, los que lo hacen suelen luego rezarle a su dios, manda cojones¡¡

Obdulio de Oklahoma dijo...

Vale, este sí veo que lo ha leído, doña murron.
Y eso que tienen un mandamiento que dice "no matarás", ¡anda que si no lo llegan a tener!
¡Besos!

Alfonso dijo...

Pues no tengo ni idea que habrá pasado, Don Obdulio. Ya se vienen detectando, en general, misteriosas desapariciones de comentarios. Serán problemas de Bloger, no sé.

Yo, jamás le he borrado nada a nadie. Se que obvia decirlo, pero bueno, lo confirmo.

Obdulio de Oklahoma dijo...

Pues me jodió muchísimo porque el impresentable ese también se metió conmigo y yo le di caña en mi comentario. Veo el post publicado y al día siguiente veo que no está.
¡Abrazos!