martes, 15 de diciembre de 2009

Humanos

Violencia. Niños violentos, adolescentes violentos, fútbol violento...
¡Pasen y vean!, ¡dos espectáculos en uno!... En el terreno de juego hay gente jugando al fútbol. De cuando en cuando asoma la agresividad. En las gradas y en las calles anexas al estadio se desata la violencia. Machitos desenfrenados contra machitos desenfrenados. Salvajes contra salvajes. Las hordas de Atila contra los africanistas de Franco. Niños que odian porque siguen el ejemplo de adultos odiadores. Simbología fascista. Banderas de dictaduras. Odio en los gestos y en las miradas. Odio en los puños. Odio contra todo. Bengalas y navajas. Alcohol, mucho alcohol... ¡Muchísimo alcohol para sentirse muy hombres.
Pertenecen a la raza humana, igual que usted y yo.

6 comentarios:

Jesús dijo...

Todo un poema

Obdulio de Oklahoma dijo...

Con modestia verdadera le digo que no tiene la calidad de una poesía, pero suena bonito.
¡Abrazos!

calimeroesmalo dijo...

¡ Tanto hablar de los entrenamientos Obdulio y se ha olvidado decir como quedó al final el partido cagonla!
¡ Ainsssss onde tendremios la cabeza!
jajajajajajajjaaj
La verdad es que esta afición der furbol sí que está cada día más y más enrabietada pero no es solo cosa de jovencillos ein que yo tambien veo a señores que sobradamente han cumplidos los treinta (estooo) los cincuenta y son de un violento que tiraría patras al mismo Rouco " portro de Vallecas"!!!!
¡ Un abracete Obdulio!

Obdulio de Oklahoma dijo...

Sí, señor, el fútbol está lleno de monos cabreados. Jugar sólo no vale, hay que ganar, y como todos no pueden ganar, pues se cabrean muchísimo, y les sale lo peor del ser humano. Hasta aquí vale para los normalitos. Luego están las fieras desatadas, jovenzuelos lumpen sin los mínimos siquiera de educación y cultura, pequeños retrógrados fascinados por esvásticas, pendones, marchas triunfales y demás parafernalia patética. ¡Criaturitas!
¡Un abrazo, Don Calimero!

ANITA dijo...

Violencia engendra violencia y menudo ejemplo se da.
El fútbol ohhhhh yo pensé que era un deporte pero a veces parece la guerra.
Si uno quiere caña ya sabe a insultar al contrario y esto es la vida del día a día señores.
Yo chillo mas que tu y soy muy machote y te inflo a hostias.
QUE BONITO QUE BONITOOOOOOOOOO
Besos pacíficos de una chica mala

Obdulio de Oklahoma dijo...

A los estadios acuden todos los "ganorabakos" habidos y por haber con la única intención de amar follón.
¡Besos de fair play!