jueves, 24 de diciembre de 2009

Solidarios de pacotilla

Uno de los dos hijos del príncipe Charles de Inglaterra - creo que el mayor, no tengo aquí el periódico en donde lo leí - pasó una noche durmiendo al raso con los sin techo. A mí me parece una pasada, un borderío, aunque la Casa Real Inglesa lo presente como un acto de solidaridad con los más desfavorecidos.
Siempre se han hecho cosas de estas por Navidades. Llevarles café, bollos, dinero, tabaco, ropa, me parece genial, pero "ponerse en la piel de ellos" suena a frivolidad, creo que es una mamarrachada. Ese real mozo no ha dormido en la puta calle acojonado por la posible presencia de ratas, navajeros, nazis, locos y otros peligros nocturnos. Por allí pulularon, a buen seguro, un montón de guardaespaldas, y si me apuran hasta un pelotón del Ejercito. ¿Y luego qué?... El real mozo vuelve a su Casa Real y los parias duermen allí la noche siguiente y la otra y la otra y la otra... Creo que es una tomadura de pelo.
Es más humanitario a la inversa: "Siente un pobre a su mesa", (Título que iba a llevar la película de Berlanga, pero la censura de Franco lo dejó en "Plácido") un verdadero marginal, mugriento y hambriento, compartiendo la cena de Noche Buena con los flamantes monarcas de la Gran Bretaña y resto de Familia Real. O un montón de marginales, para que la líen gorda, como en Viridiana de Buñuel.
Lo del principito inglés es algo parecido a lo del principito español haciendo unos pocos kilómetros del Camino de Santiago, los últimos precisamente. ¡Otra chorrada! Ahora que viene el Año Santo veremos a un montón de políticos de diferentes cataduras haciendo el gilipollas desde el Monte Do Gozo hasta la Plaza del Obaradoiro, todos con su bordón en ristre, la vieira colgando y una resplandeciente sonrisa electoral. Hasta es posible que acuda Fraga Iribarne con un taca-taca.
A ver si tienen cojones los principitos y los políticos de pasar una noche en un poblado de venta de drogas... pero sin escoltas. O en los bares que frecuentas los ultrasur.

11 comentarios:

Obdulio de Oklahoma dijo...

La verdad es que la mamá del último post de Anita se disfraza de reno. Es el papá el que se pone la indumentaria de Papa Noel. Falta por saber quién de los dos usa el látigo.
¡Feliz Semana Santa y Próspero Año de títulos para el Barça!

Johnny dijo...

Hola, me gustaría saber que opináis sobre como voy a hacer los post a partir de ahora, los quiero complementar con un vídeo, explicando ciertas cosas que si las escribo quizás sean un poco largas y pesadas de leer.

Quiero hacerlo a modo de introducción para que luego al leer todo el post, quede mas claro y menos tedioso de leer y procuraré poner cuantas mas pruebas gráficas mejor, ya que esas entran primero que las escritas y no hay duda.

P.S. estoy ansioso de saber vuestras opiniones.

Un saludete.

Johnny dijo...

Da asco que unos mantenidos como la realeza inglesa, aunque mas adelante hablaremos de la española, de ejemplo de humildad.

Si quieres ser humilde,dona todo lo que ganas por la cara sin hacer nada, y quédate con lo que trabajas, ah¡¡ que todo lo que tienen se lo deben a haber sido hijos de alguien, y los puestos de trabajo que desepeñan estan relacionados con tener una abuela o madre reina!!!

Da asco, igual pasa con los chupasangres en españa. ridículo.

Jesús dijo...

Estos ingleses son de otra tradición, la de El Principe y el Mendigo. Pero seguro que se lo hubiera pasado mejor su hermano Harry a base de darle a vino peleón.

ANITA dijo...

Obdulio puede que tenga razón y los disfraces sean como dice, pobres infantes que padres tienen jajjaa.
Besos erotizados de Mama Noel.

ANITA dijo...

Y ya con esto son solidarios ya LOS HUEVOSSSSSSSS.
Pienso si dormiría en saco de dormir real y con mierda y trapos.
Claro con escolta ¿y la escolta?
También se disfrazó?
¿Las casa real inglesa no sabe como quedar peor que el culo?
Joder lo que me faltaba la Marujita Diaz en la tele vestida de Noel cantando que ascooooo de navidad.
QUE no me vengan con solidaridades hipócritas que me pongo mala.
El que quiera ir a Santiago lo haga como todos ENTERO.
Vivan las ampollas en los pies.
Johnny por mi genial todo lo que hagas te saldrá bien.
Besos besos castos y puros y llenos de buenos deseos.

Obdulio de Oklahoma dijo...

Es usted un genio, Don Jesús, hubo un momento en el que pensé enfocar el post por ahí, con el principito bolinga y el cartón de vino, pero en esos instantes estaba más por la crítica que por la humorada.

Jhonny, siento no poder ayudarte, yo no tengo ni idea de esto de Internet y tampoco hago mucho por aprender, me he quedado en lo más básico, pero seguro que los demás blogueros te echan un cable.
Así es, Jhonny, los principes juegan a ser mendigos y los mendigos juegan a ser Papa Noel, Cristiano Ronaldo o Kaká, depende de la gorra o la camiseta que pillen.

Échale una mano a Jhonny, Anita, que tú sabes de técnicas cibernéticas o como se diga. ¡Cojones, eso de "vivan las ampollas en los pies"!... ¡deja, deja...! Hice el Camino cuatro años y sólo las sufrí el primer año. Enseguida aprendí.

¡Mil gracias a todos por dejaros caer por aquí!

calimeroesmalo dijo...

¡ Es que otra cosa no tendran estas monarquías, pero nobleza y humildad!
¡ Si yo le contase que se me paró un motorista a ayudarme a cambiar una pegatina que se me había fundido y era el REY DON BORBON DE JUAN CARLOS ese!
Yo le dije que puedo hacer para agradecrselo Burguer king?
y el me dijo que tuviese tranquilo, como Rey su responsabilidad es para los españoles y total, ya me cobraría la gasolina de la moto y las reparaciones del FORTUNA.
¡ Por cierto que hablando mientras trabajaba me contó que eso de la solidaridad no es cosa de Ingleses!
Aquí cogen un mendigo, lo alimentan, lo lavan, lo visten de osito de peluche, juega con los infantes y después se va de caza con don Juan Carlos tras beberse unas copichuelas!
¡ si es que es de Campechano este hombreee!

Obdulio de Oklahoma dijo...

A ver si se ponen de acuerdo porque cada no cuenta la historia de una manera. A mi lo que me dijo mi amigo Juan Carlos es que era él el que se quedó tirado en la cuneta, y usted el que le recogió con su moto.
Alguno de los dos ha perdido la memoria.
Ah, también me contó que es usted el cazador de osos, que él sólo se dedica a recoger florecillas silvestres.
¡Abrazos festivos de fin de año!

Alfonso dijo...

La patochada de que un pudiente decida pasar una noche como si fuera un indigente, no deja de ser una broma macabra, además de un insulto a quiénes realmente lo padecen.

Estas prácticas están muy arraigadas en el acervo religioso judeo-cristiano. De ese modo, "solidarizándose" con el que nada tiene aunque sea una vez en la vida han conseguido cumplir, según predica la clerigalla, con el precepto evangélico y asegurarse un palmo de parcela divina más. Pero el Evangelio dice algo más que eso: Si quieres ser mi discípulo vende cuanto tienes, dáselo a los pobre y siguemé. Nada que ver con las mojigangas esas.

Obdulio de Oklahoma dijo...

A los pobres hay que ayudarles a que se mantengan pobres para poder seguir ejerciendo la "caridad cristiana". La calderilla, esas monedillas de 1, 2 y 5 céntimos se inventó apara ayudar a los pobres a sobrevivir. ¡Ay, qué vida esta, Don Alfonso!, me gustaría ser príncipe o estrella de Hollywood para presumir de amigo de los pobres.
¡Abrazos!