miércoles, 29 de junio de 2011

I see dead people

(Veo muertos)

Cuando suena el móvil del difunto, este ya está fuera de cobertura.

Una de las cosas buenas que tiene la muerte es que ya no necesitamos a los médicos.

Cuando te mueres te quedas en los huesos, como Paz Padilla pero sin contar chistes.

Para muerto viviente no vale cualquiera, hay que tener una cierta gracia asustando. Los que no sirven es preferible que se mueran del todo.

Se pasó la vida diciendo "voy a salir un rato a estirar las piernas", hasta que estiró la pata.

Lo más parecido a un muerto viviente que avanza renqueante es Fraga Iribarne en una manifestación de obispos peperos.

No entiendo porque Bécquer escribió eso de "Qué solos se quedan los muertos", si los cementerios están a tope.

Me imagino que el director de la película les dice a los actores que van a interpretar a muertos vivientes: "Teneis que caminar como si tuvieseis unas ganas enormes de cagar e intentaseis llegar al cuarto de baño"

Si se te aparece un muerto viviente especialmente aterrador, vistiendo camiseta del Real Madrid, es que es un ultrasur de ultratumba.



Oh, pero qué dicen estas criaturas?!

"Espejito, quién es más guapo, el Hombre Invisible o yo?" (Conde Drácula)

"ñam, ñam, los fiambres están de muerte, guau!" (Kunta Koko, antropófago necrófago)

"Yo fuí un muerte viviente durante un mes gracias al hijo de puta de mi yerno" (Franciscus Franco, invictus caudillo)

"A mi me da mucho morbo mirar a un espejo e imaginarme que soy Benedictus XVI" (Conde Drácula)

"Propongo dos alternativas al preservativo: el bromuro y la castración. Ji, ji, ji, qué aterrador soy!" (Benedictus XVI)


2 comentarios:

El Periódico de El Prat dijo...

Si vienen los zombis llama a Mila Jovovich

Obdulio de Oklahoma dijo...

Jo!, quién es?...