martes, 14 de junio de 2011

Solterones/as

"Mejor soltero empedernido que casado aburrido" Es una buena máxima pero de escaso cumplimiento. Hoy en día hay hasta arrejuntados aburridos. Antes los solteros tenían muy mala fama y les llamaban "solterones", y peor fama tenían las "solteronas" Era gente sin suerte a la hora de encontrar pareja. Hoy no sucede lo mismo, por norma general los solteros son personas que asumen alegremente su soltería y practican más el sexo que los casados, que la inmensa mayoría de los casados, una inmensa mayoría de los no promiscuos, osea, de reprimidos. Un refranillo antiguo ya lo dice: "Solterón y cuarenton, qué suerte tienes, ladrón!" Pero sigue habiendo muchos jovenzuelos papanatas a los que les hace mucha ilusión una boda "por la Iglesia" El mundo no progresa, las nuevas generaciones no escarmientan con los errores de sus padres y abuelos. Es ley de vida. Y la "Santa Madre Iglesia" tan contenta.

7 comentarios:

Atonau dijo...

El matrimonio no es un error del cual las nuevas generaciones deban "aprender" a huir.... es una alternativa de vida, con muchas cosas buenas...
Yo, al llegar a la vejes tendré esposa e hijos... tu al llegar a la vejez, soltero, tendrás.... algún amigo... que tal vez se sienta más cómodo arrendando juntos...

El Periódico de El Prat dijo...

El matrimonio tendría que prohibirse por ley...no deja ser un asunto de violencia de genero.

Obdulio de Oklahoma dijo...

Señor Atonau, se da la circunstancia de que aún estoy casado porque el divorcio salía muy caro cuando entonces, ignoro si ahora será más accesible, pero no es algo que me preocupe. Añado que estoy "separado legalmente"
De acuerdo con usted en que el matrimonio es "una alternativa de vida" o de "mala vida", depende de la suerte de la pareja.
Saludos cordiales!

Obdulio de Oklahoma dijo...

También de acuerdo con usted, señor periodista. La violencia de género es más factible dentro del matrimonio que fuera de él, aunque no sea el caso del señor Atonau, tampoco hay que generalizar.
Abrazos!

Obdulio de Oklahoma dijo...

Oh, se me olvidaba, señor Atonau: Yo, a la vejez, tendré ex esposa, hijos y nietos.
Saludos!

Javi Rumí dijo...

No sé si me casaré o tendré hijos, pero ojalá en mi vejez cuente con algún amigo arrendatario.

Obdulio de Oklahoma dijo...

Noble aspiración, amigo Rumí!